0221
0221

Por la ola de calor volvieron las cotorritas de luz a La Plata: ¿cómo se combaten?

Reaparecieron este domingo con las altas temperaturas y la humedad que agobiaron a la ciudad. Otra vez los bichos invadieron las distintas localidades en busca de luz. 

Los Hornos, Tolosa, City Bell, Altos de San Lorenzo y el centro platense fueron algunas de las zonas que padecieron la vuelta de los bichitos verdes de la luz. Como había pasado a fines de enero, las "Empoasca Kraemeri" regresaron a los hogares de cientos de platenses y coparon las lámparas y pantallas que encontraban a su paso. 

Como ya contó 0221.com.ar, los insectos reaparecen con el calor y la humedad, atractivos naturales para casi todos los artrópodos (insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos). Al respecto, Sergio Rodríguez Gil, investigador del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE), dependiende del CONICET, la CIC y la UNLP, sostuvo que "no traen problemas ni enfermedades de ningún tipo".

"Es la época y hay otras donde aparecen chinches, por ejemplo. Cualquier insecto lo que hace es poner un huevo, ese huevo pasa a ser una larva, después pasa a un estado 'pupa' y finalmente es un 'imago' o adulto. En ese momento tienen la atracción por la parte lumínica, pero no son agresivos ni nada por el estilo", explicó a este portal.

Y agregó: "Incluso si lo llevamos al mar, las 'mareas rojas' no son más que explosiones de algas cuando se dan determinadas condiciones naturales, estos 'boom' son habituales en la naturaleza pero lo que cambia es el organismo que lo hace".

Aunque existen pocos métodos efectivos para evitar que estos insectos se vuelvan una molestia, el especialista comentó que una de las "trampas" que utilizan los investigadores -y que los vecinos pueden probar en sus casas- es colocar telas por delante de las lámparas y así capturar a los insectos, evitando que pululen por todo el lugar.

Reaparecieron este domingo con las altas temperaturas y la humedad que agobiaron a la ciudad. Otra vez los bichos invadieron las distintas localidades en busca de luz. 

11 de febrero de 2019

Los Hornos, Tolosa, City Bell, Altos de San Lorenzo y el centro platense fueron algunas de las zonas que padecieron la vuelta de los bichitos verdes de la luz. Como había pasado a fines de enero, las "Empoasca Kraemeri" regresaron a los hogares de cientos de platenses y coparon las lámparas y pantallas que encontraban a su paso. 

Como ya contó 0221.com.ar, los insectos reaparecen con el calor y la humedad, atractivos naturales para casi todos los artrópodos (insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos). Al respecto, Sergio Rodríguez Gil, investigador del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE), dependiende del CONICET, la CIC y la UNLP, sostuvo que "no traen problemas ni enfermedades de ningún tipo".

"Es la época y hay otras donde aparecen chinches, por ejemplo. Cualquier insecto lo que hace es poner un huevo, ese huevo pasa a ser una larva, después pasa a un estado 'pupa' y finalmente es un 'imago' o adulto. En ese momento tienen la atracción por la parte lumínica, pero no son agresivos ni nada por el estilo", explicó a este portal.

Y agregó: "Incluso si lo llevamos al mar, las 'mareas rojas' no son más que explosiones de algas cuando se dan determinadas condiciones naturales, estos 'boom' son habituales en la naturaleza pero lo que cambia es el organismo que lo hace".

Aunque existen pocos métodos efectivos para evitar que estos insectos se vuelvan una molestia, el especialista comentó que una de las "trampas" que utilizan los investigadores -y que los vecinos pueden probar en sus casas- es colocar telas por delante de las lámparas y así capturar a los insectos, evitando que pululen por todo el lugar.

COMENTARIOS

Reaparecieron este domingo con las altas temperaturas y la humedad que agobiaron a la ciudad. Otra vez los bichos invadieron las distintas localidades en busca de luz.