La Copa América vuelve a La Plata: el recuerdo de la Selección argentina de Messi, Mascherano y Tévez | 0221
0221
0221

La Copa América vuelve a La Plata: el recuerdo de la Selección argentina de Messi, Mascherano y Tévez

Al igual que en el 2011, el máximo certamen a nivel continental se disputará en nuestra ciudad. La Albiceleste protagonizará al menos uno de los encuentros en Estadio Único y justamente contra el mismo rival que en aquella edición. 

Hay cosas que es mejor olvidarlas, sin embargo nunca viene mal mirar los errores del pasado para no cometerlos en el futuro. En esta oportunidad trataremos de hacer esto último, con el objetivo de que lo que suceda el 30 de junio del 2020 sea muy distinto a lo que pasó el 1 de julio del 2011. 

Aquel día el renovado Estadio Ciudad de La Plata fue el escenario para la fiesta inaugural de la Copa América organizada por la Argentina. Tras un espectáculo de luces y diversos números artísticos, se dio el puntapié inicial a un campeonato muy esperado por los argentinos luego de los que había sido la fatídica eliminación del Mundial 2010 ante Alemania. 

Sergio Romero en el arco, Javier Zanetti, Nicolás Burdisso, Gabriel Milito, Marcos Rojo; Esteban Cambiasso, Javier Mascherano; Ever Banega, Lionel Messi; Carlos Tévez y Ezequiel Lavezzi. Esos fueron los once que dispuso Sergio Batista para enfrentar al combinado de Bolivia. A priori todo hacía indicar que sería un partido accesible para los dirigidos por el Checho, pero esto no fue así. 

Durante todo el primer tiempo argentina dominó las acciones y tomó las riendas del encuentro. Pudo haber abierto el marcador en varias oportunidades en los pies de Tévez, Lavezzi y hasta del propio Messi, quien parecía sufrir el mal estado del campo de juego, algo que fue un tema recurrente en cada uno de los seis compromisos que albergó el gigante de 25 y 32. 

La Selección se fue al descanso con el sabor amargo de un cero a cero que lo había tenido como protagonista, pero sin poder concretar en el arco defendido por Carlos Arias. En el arranque de la segunda etapa, la sorpresa e incertidumbre se apoderó del Único. Tras un córner desde la izquierda, Edivaldo Rojas metió un taco en el primer palo y parado en la línea de sentencia Banega no pudo retenerlo. Romero quiso evitar que ingresara pero tampoco pudo. Así Bolivia se ponía arriba en el marcador y todavía no se había jugado 3 minutos del complemento. 

Buscando con más ganas que buenas ideas y claridad en los últimos metros, Argentina pudo haberlo empatado pero la falta de efectividad le jugaba una mala pasada. A falta de 20 para el final, Batista mandó a la cancha a Sergio Agüero y cinco minutos después logró lo que ningún jugador de la Albiceleste había podido. Centro desde la izquierda de Di María, la bajó con el pecho en el segundo palo Burdisso y sin que la pelota tocara el suelo, el Kun sacó una volea cruzada inatajable. 1 a 1 y la esperanza intacta de darlo vuelta. 

Sin embargo los esfuerzos de un deslucido Messi, un intermitente Carlos Tévez y una mitad de cancha con mucho manejo de balón pero poco aporte en ofensiva, no alcanzaron para derrotar a un seleccionado boliviano que tuvo como gran figura al centro delantero Marcelo Moreno Martins. Debut, empate y decepción en La Plata. 

La historia de la Selección argentina en aquella Copa América es más que conocida. El sueño de cortar con la sequía de títulos continentales, que aún se arrastra desde 1993, terminó en los cuartos de final, cuando por penales se impuso Uruguay y los argentinos debieron ver el resto del certamen desde afuera. 

Por otro lado, el recordado partido frente a Bolivia no fue el único que se disputó en el Estadio Ciudad de La Plata. En fase de grupos se vieron las caras Brasil y Venezuela (empate 0 a 0), Uruguay y México (1 a 0); ya en cuartos de final Paraguay derrotó por penales a la Verdeamarela; en semifinales Uruguay venció 2 a 0 a Perú; y en duelo por el tercer puesto la Selección peruana goleó 4 a 1 a la Vinotinto. En aquella edición fueron seis los encuentros que se disputaron en total, a diferencia de los 5 que se jugarán en la próxima Copa América.

En ese 2011 la actuación del seleccionado argentino fue decepcionante. Messi no deslumbró a nadie, mientras que Tévez pasó de ser el jugador proclamado por el pueblo a el villano de la película, errando el penal el serie con los Charrúas. Tratando de que todo aquello haya sido solo un mal recuerdo, en el 2020 el Estadio Único volverá a recibir a la Selección argentina, con un campo de juego en excelente estado, mejores condiciones y la esperanza que sobre el verde césped brillen las grandes figuras de un plantel que se encuentra en plena renovación. 

La Copa América vuelve a La Plata: el recuerdo de la Selección argentina de Messi, Mascherano y Tévez
Vuelve la Albiceleste

La Copa América vuelve a La Plata: el recuerdo de la Selección argentina de Messi, Mascherano y Tévez

Al igual que en el 2011, el máximo certamen a nivel continental se disputará en nuestra ciudad. La Albiceleste protagonizará al menos uno de los encuentros en Estadio Único y justamente contra el mismo rival que en aquella edición. 

08 de diciembre de 2019

Hay cosas que es mejor olvidarlas, sin embargo nunca viene mal mirar los errores del pasado para no cometerlos en el futuro. En esta oportunidad trataremos de hacer esto último, con el objetivo de que lo que suceda el 30 de junio del 2020 sea muy distinto a lo que pasó el 1 de julio del 2011. 

Aquel día el renovado Estadio Ciudad de La Plata fue el escenario para la fiesta inaugural de la Copa América organizada por la Argentina. Tras un espectáculo de luces y diversos números artísticos, se dio el puntapié inicial a un campeonato muy esperado por los argentinos luego de los que había sido la fatídica eliminación del Mundial 2010 ante Alemania. 

Sergio Romero en el arco, Javier Zanetti, Nicolás Burdisso, Gabriel Milito, Marcos Rojo; Esteban Cambiasso, Javier Mascherano; Ever Banega, Lionel Messi; Carlos Tévez y Ezequiel Lavezzi. Esos fueron los once que dispuso Sergio Batista para enfrentar al combinado de Bolivia. A priori todo hacía indicar que sería un partido accesible para los dirigidos por el Checho, pero esto no fue así. 

Durante todo el primer tiempo argentina dominó las acciones y tomó las riendas del encuentro. Pudo haber abierto el marcador en varias oportunidades en los pies de Tévez, Lavezzi y hasta del propio Messi, quien parecía sufrir el mal estado del campo de juego, algo que fue un tema recurrente en cada uno de los seis compromisos que albergó el gigante de 25 y 32. 

La Selección se fue al descanso con el sabor amargo de un cero a cero que lo había tenido como protagonista, pero sin poder concretar en el arco defendido por Carlos Arias. En el arranque de la segunda etapa, la sorpresa e incertidumbre se apoderó del Único. Tras un córner desde la izquierda, Edivaldo Rojas metió un taco en el primer palo y parado en la línea de sentencia Banega no pudo retenerlo. Romero quiso evitar que ingresara pero tampoco pudo. Así Bolivia se ponía arriba en el marcador y todavía no se había jugado 3 minutos del complemento. 

Buscando con más ganas que buenas ideas y claridad en los últimos metros, Argentina pudo haberlo empatado pero la falta de efectividad le jugaba una mala pasada. A falta de 20 para el final, Batista mandó a la cancha a Sergio Agüero y cinco minutos después logró lo que ningún jugador de la Albiceleste había podido. Centro desde la izquierda de Di María, la bajó con el pecho en el segundo palo Burdisso y sin que la pelota tocara el suelo, el Kun sacó una volea cruzada inatajable. 1 a 1 y la esperanza intacta de darlo vuelta. 

Sin embargo los esfuerzos de un deslucido Messi, un intermitente Carlos Tévez y una mitad de cancha con mucho manejo de balón pero poco aporte en ofensiva, no alcanzaron para derrotar a un seleccionado boliviano que tuvo como gran figura al centro delantero Marcelo Moreno Martins. Debut, empate y decepción en La Plata. 

La historia de la Selección argentina en aquella Copa América es más que conocida. El sueño de cortar con la sequía de títulos continentales, que aún se arrastra desde 1993, terminó en los cuartos de final, cuando por penales se impuso Uruguay y los argentinos debieron ver el resto del certamen desde afuera. 

Por otro lado, el recordado partido frente a Bolivia no fue el único que se disputó en el Estadio Ciudad de La Plata. En fase de grupos se vieron las caras Brasil y Venezuela (empate 0 a 0), Uruguay y México (1 a 0); ya en cuartos de final Paraguay derrotó por penales a la Verdeamarela; en semifinales Uruguay venció 2 a 0 a Perú; y en duelo por el tercer puesto la Selección peruana goleó 4 a 1 a la Vinotinto. En aquella edición fueron seis los encuentros que se disputaron en total, a diferencia de los 5 que se jugarán en la próxima Copa América.

En ese 2011 la actuación del seleccionado argentino fue decepcionante. Messi no deslumbró a nadie, mientras que Tévez pasó de ser el jugador proclamado por el pueblo a el villano de la película, errando el penal el serie con los Charrúas. Tratando de que todo aquello haya sido solo un mal recuerdo, en el 2020 el Estadio Único volverá a recibir a la Selección argentina, con un campo de juego en excelente estado, mejores condiciones y la esperanza que sobre el verde césped brillen las grandes figuras de un plantel que se encuentra en plena renovación. 

COMENTARIOS

Al igual que en el 2011, el máximo certamen a nivel continental se disputará en nuestra ciudad. La Albiceleste protagonizará al menos uno de los encuentros en Estadio Único y justamente contra el mismo rival que en aquella edición.