0221
0221

Preocupan los despidos en las multinacionales tabacaleras

La Tabacalera Sarandí expresó su “preocupación” y “sorpresa” por la decisión de Massalin Particulares y Alliance One de despedir trabajadores y cerrar plantas productivas.

“Mientras facturan y tienen beneficios multimillonarios, dentro y fuera del país, se dedican a despedir continuamente trabajadores y cerrar plantas productivas”, cuestionó Francisco Mármol, gerente de Relaciones Empresariales de Sarandí.

A lo hecho por Massalin Particulares en Goya se sumó ahora el caso de Alliance One en el Carril, Salta, con 248 despidos y su traslado comercial y empresarial a la planta productiva de Massalin en Rosario de Lerma.

En los últimos 2 meses ambas multinacionales despidieron a más de 500 trabajadores, simplemente por decisiones corporativas emanadas desde sus casas matrices en Europa y Estados Unidos, en base a una plantilla de resultados”, apuntó el referente de la empresa.

En ese sentido, lamentó las decisiones tomadas porque son “multinacionales con presupuestos multimillonarios y beneficios de miles de millones de dólares”.

Para Marmol, “todas las estrategias de despidos masivos, desinversión, ajustes con el sector más débil, los trabajadores, las grandes multinacionales del tabaco –que tienen una cuota de mercado que supera el 80%– cuentan con el lobby, la connivencia, la ayuda y el apoyo incondicional de funcionarios tanto del Gobierno nacional, provincial, local e instituciones que no velan precisamente por el bien común”.

Mármol fue contundente al remarcar que “la finalidad de estas multinacionales del tabaco, como Massalin Particulares y Alliance One, principalmente, es eliminar toda competencia local o pyme nacional”.

Por otra parte, sostuvo que “la influencia de estas multinacionales hasta el día de hoy en instituciones como AFIP, cámaras legislativas nacionales y provinciales, la Unión Industrial y demás instituciones políticas, sociales y judiciales es tal que hasta el día de hoy han manejado los hilos y votos para leyes, ordenanzas e intervenciones a su pleno antojo”.

Desde Tabacalera Sarandí afirman que “nosotros, junto a todas las pymes del país, estamos deseosos de que esto cambie y todos podamos trabajar en igualdad de oportunidades y condiciones”.

“Sí, estamos cansados de escuchar a ministros actuar prácticamente como voceros de las multinacionales como Massalin, justificando, casi con descaro, despidos, desinversiones, ajustes y cierres patronales echando siempre la culpa a los otros. Es muy curioso ver a estos funcionarios intentando justificar decisiones de vaciamientos y despidos masivos de estas multinacionales, siendo hacedores de un discurso escrito en despachos norteamericanos, suizos o británicos”, fustigó.

Por lo manifestado, Mármol señaló que “Tabacalera Sarandí va a continuar generando y apostando al país, con creación de trabajo genuino y con un fin de crecimiento y sustentabilidad” porque “nuestra pretensión es trabajar en armonía, generando valor, crecimiento y cumpliendo con todas las garantías constitucionales, con derechos y obligaciones”.

La Tabacalera Sarandí expresó su “preocupación” y “sorpresa” por la decisión de Massalin Particulares y Alliance One de despedir trabajadores y cerrar plantas productivas.

13 de diciembre de 2019

“Mientras facturan y tienen beneficios multimillonarios, dentro y fuera del país, se dedican a despedir continuamente trabajadores y cerrar plantas productivas”, cuestionó Francisco Mármol, gerente de Relaciones Empresariales de Sarandí.

A lo hecho por Massalin Particulares en Goya se sumó ahora el caso de Alliance One en el Carril, Salta, con 248 despidos y su traslado comercial y empresarial a la planta productiva de Massalin en Rosario de Lerma.

En los últimos 2 meses ambas multinacionales despidieron a más de 500 trabajadores, simplemente por decisiones corporativas emanadas desde sus casas matrices en Europa y Estados Unidos, en base a una plantilla de resultados”, apuntó el referente de la empresa.

En ese sentido, lamentó las decisiones tomadas porque son “multinacionales con presupuestos multimillonarios y beneficios de miles de millones de dólares”.

Para Marmol, “todas las estrategias de despidos masivos, desinversión, ajustes con el sector más débil, los trabajadores, las grandes multinacionales del tabaco –que tienen una cuota de mercado que supera el 80%– cuentan con el lobby, la connivencia, la ayuda y el apoyo incondicional de funcionarios tanto del Gobierno nacional, provincial, local e instituciones que no velan precisamente por el bien común”.

Mármol fue contundente al remarcar que “la finalidad de estas multinacionales del tabaco, como Massalin Particulares y Alliance One, principalmente, es eliminar toda competencia local o pyme nacional”.

Por otra parte, sostuvo que “la influencia de estas multinacionales hasta el día de hoy en instituciones como AFIP, cámaras legislativas nacionales y provinciales, la Unión Industrial y demás instituciones políticas, sociales y judiciales es tal que hasta el día de hoy han manejado los hilos y votos para leyes, ordenanzas e intervenciones a su pleno antojo”.

Desde Tabacalera Sarandí afirman que “nosotros, junto a todas las pymes del país, estamos deseosos de que esto cambie y todos podamos trabajar en igualdad de oportunidades y condiciones”.

“Sí, estamos cansados de escuchar a ministros actuar prácticamente como voceros de las multinacionales como Massalin, justificando, casi con descaro, despidos, desinversiones, ajustes y cierres patronales echando siempre la culpa a los otros. Es muy curioso ver a estos funcionarios intentando justificar decisiones de vaciamientos y despidos masivos de estas multinacionales, siendo hacedores de un discurso escrito en despachos norteamericanos, suizos o británicos”, fustigó.

Por lo manifestado, Mármol señaló que “Tabacalera Sarandí va a continuar generando y apostando al país, con creación de trabajo genuino y con un fin de crecimiento y sustentabilidad” porque “nuestra pretensión es trabajar en armonía, generando valor, crecimiento y cumpliendo con todas las garantías constitucionales, con derechos y obligaciones”.

COMENTARIOS

La Tabacalera Sarandí expresó su “preocupación” y “sorpresa” por la decisión de Massalin Particulares y Alliance One de despedir trabajadores y cerrar plantas productivas.