0221
0221

Una grieta divide a la política platense por el golpe de Estado en Bolivia

Mientras los referentes del Frente de Todos salieron en masa a respaldar a Evo Morales, en Juntos por el Cambio fueron menos los que sentaron postura y las opiniones están divididas entre quienes responsabilizan y cuestionan al mandatario que dimitió y quienes rechazan la intervención militar.

La política platense está pendiente y dividida por lo que ocurre en Bolivia después de la renuncia de Evo Morales a la presidencia. Y se abre una profunda grieta entre concejales, ex candidatos y legisladores provinciales del Frente de Todos y algunos referentes de Juntos por el Cambio. Mientras los primeros acudieron en masa a las redes sociales para repudiar el golpe de Estado, en el oficialismo no fueron muchos los que se expresaron y la mayoría de los que lo hicieron criticaron al líder cocalero, lo calificaron de “tirano” o le cuestionaron el “populismo”. Otros en cambio apelaron a la salida institucional y repudiaron la intervención de las fuerzas armadas.

RESPALDO UNÁNIME

En lo que puede leerse como la primera acción conjunta como interbloque, lo concejales peronista encuadrados en el Frente de Todos de La Plata emitieron un comunicado conjunto y lo hicieron circular por las redes sociales. “Las y los concejales del Frente de Todos expresamos nuestro enérgico repudio al golpe de Estado contra el presidente de la República Plurinacional de Bolivia” dicen en el inicio del documento que fue compartido por los kirchneristas Gastón Castagneto, Victoria Tolosa Paz, Norberto “Chucho” Gómez y Cristian Vander, a quienes se sumó la del Frente Renovador Virginia Rodríguez.

 

Otra de las concejalas del bloque kirchnerista, Ana Herrán de Castagneto, expresó el repudio a través de su agrupación política Kolina y compartiendo expresiones de Cristina Fernández de Kirchner con el hashtag #EvoPresidenteLegitimo. Y el sindicalista Pedro Borgini hizo lo propio compartiendo un comunicado de la CGT.

También se expresó la diputada bonaerense y ex candidata a intendenta Florencia Saintout quien recibiera a Morales en la facultad de Periodismo.  “Un abrazo infinito a todo el pueblo Boliviano, mucha fuerza” puso en un tuit con el que repudió el Golpe de Estado.

En el mismo sentido lo hicieron quienes fueron precandidatos en las internas del FdT. Guillermo Escudero dijo “estamos con @evoespueblo, con su familia y con todo el pueblo de Bolivia”, Luis Arias sumó que “es muy triste lo que está pasando en Bolivia” y Federico Martelli le reclamó al gobierno argentino que repudie el golpe de Estado.

Se sumó a ellos el intendente de Ensenada Mario Secco: “El golpe de Estado en Bolivia es un retroceso enorme para la democracia, Latinoamérica y la libertad de los pueblos. La lucha continúa!”.

VOCES CRUZADAS

En el oficialismo platense conviven voces que rechazan la calificación de Golpe de Estado y cuestionan a Evo Morales como responsable de lo que ocurre, con otros que ponen por delante a la democracia y reclaman la vía institucional planteando que lo que ocurrió es un interrupción de ese orden.

Enroladas en una mirada más confrontativa aparecen la actual concejala Natalia Vallejos y la edil electa Romina Cayón.

La primera lo hizo compartiendo la mirada del analista Manuel Adorni, que sostiene que en Bolivia hubo un tercer golpe de Estado pero ninguno es la renuncia de Morales: “En el 2013 fue el primer (la Justicia indicando que su segundo mandato era el primero). Luego en 2016 cuando su reelección es rechazada por referéndum. El último: haciendo fraude en las elecciones”.

Cayón fue más directo y publicó con el #BoliviaLibre una frase atribuida a Aristóteles: "Los tiranos se rodean de hombres malos porque les gusta ser adulados y ningún hombre de espíritu elevado les adulará".

Carolina Piparo no se quedó atrás. Primero fustigó irónicamente al presidente electo Alberto Fernández por su “respaldo” a Evo Morales. Después La diputada bonaerense y secretaria ad honorem de Asistencia a las Víctimas y Políticas de Género de la Municipalidad acusó al renunciado mandatario boliviano de pretender “eternizarse en el poder, fraude mediante”.

El senador Juan Pablo Allan visitó estudios televisivos para sentar posición y marcó una diferencia con lo que considera es un “golpe institucional de tres pasos” y responsabilizó a Morales de generar las condiciones para la acción de las Fuerzas Armadas que le exigieron la renuncia.

Por un camino opuesto transitó el diputado bonaerense radical Diego Rovella. Primero compartió un mensaje del presidente del interbloque Cambiemos en el Congreso, el también radical Mario Negri, quien expresó “repudio toda intromisión militar en la vida política de #Bolivia, ya que esto es sólo compatible con golpes de Estado”.  Y más tarde expresó con opinión propia que “NUNCA MÁS, es el grito de toda América Latina. NUNCA MÁS un golpe de estado”

Parecido opinó el diputado del monzoismo Guillermo Bardón quien reclamó que “nunca más” haya intervención de las Fuerzas Armadas y abogó para que Bolivia encuentre la salida a través de sus canales institucionales.

El ex diputado nacional y electo senador bonaerense, el platense Daniel Lipovetzky fue el más contundente del sector cambiemos en sentar postura en contra del golpe de Estado y al reclamar que la OEA aplique la Carta Democrática Interamericana.

 

Mientras los referentes del Frente de Todos salieron en masa a respaldar a Evo Morales, en Juntos por el Cambio fueron menos los que sentaron postura y las opiniones están divididas entre quienes responsabilizan y cuestionan al mandatario que dimitió y quienes rechazan la intervención militar.

11 de noviembre de 2019

La política platense está pendiente y dividida por lo que ocurre en Bolivia después de la renuncia de Evo Morales a la presidencia. Y se abre una profunda grieta entre concejales, ex candidatos y legisladores provinciales del Frente de Todos y algunos referentes de Juntos por el Cambio. Mientras los primeros acudieron en masa a las redes sociales para repudiar el golpe de Estado, en el oficialismo no fueron muchos los que se expresaron y la mayoría de los que lo hicieron criticaron al líder cocalero, lo calificaron de “tirano” o le cuestionaron el “populismo”. Otros en cambio apelaron a la salida institucional y repudiaron la intervención de las fuerzas armadas.

RESPALDO UNÁNIME

En lo que puede leerse como la primera acción conjunta como interbloque, lo concejales peronista encuadrados en el Frente de Todos de La Plata emitieron un comunicado conjunto y lo hicieron circular por las redes sociales. “Las y los concejales del Frente de Todos expresamos nuestro enérgico repudio al golpe de Estado contra el presidente de la República Plurinacional de Bolivia” dicen en el inicio del documento que fue compartido por los kirchneristas Gastón Castagneto, Victoria Tolosa Paz, Norberto “Chucho” Gómez y Cristian Vander, a quienes se sumó la del Frente Renovador Virginia Rodríguez.

 

Otra de las concejalas del bloque kirchnerista, Ana Herrán de Castagneto, expresó el repudio a través de su agrupación política Kolina y compartiendo expresiones de Cristina Fernández de Kirchner con el hashtag #EvoPresidenteLegitimo. Y el sindicalista Pedro Borgini hizo lo propio compartiendo un comunicado de la CGT.

También se expresó la diputada bonaerense y ex candidata a intendenta Florencia Saintout quien recibiera a Morales en la facultad de Periodismo.  “Un abrazo infinito a todo el pueblo Boliviano, mucha fuerza” puso en un tuit con el que repudió el Golpe de Estado.

En el mismo sentido lo hicieron quienes fueron precandidatos en las internas del FdT. Guillermo Escudero dijo “estamos con @evoespueblo, con su familia y con todo el pueblo de Bolivia”, Luis Arias sumó que “es muy triste lo que está pasando en Bolivia” y Federico Martelli le reclamó al gobierno argentino que repudie el golpe de Estado.

Se sumó a ellos el intendente de Ensenada Mario Secco: “El golpe de Estado en Bolivia es un retroceso enorme para la democracia, Latinoamérica y la libertad de los pueblos. La lucha continúa!”.

VOCES CRUZADAS

En el oficialismo platense conviven voces que rechazan la calificación de Golpe de Estado y cuestionan a Evo Morales como responsable de lo que ocurre, con otros que ponen por delante a la democracia y reclaman la vía institucional planteando que lo que ocurrió es un interrupción de ese orden.

Enroladas en una mirada más confrontativa aparecen la actual concejala Natalia Vallejos y la edil electa Romina Cayón.

La primera lo hizo compartiendo la mirada del analista Manuel Adorni, que sostiene que en Bolivia hubo un tercer golpe de Estado pero ninguno es la renuncia de Morales: “En el 2013 fue el primer (la Justicia indicando que su segundo mandato era el primero). Luego en 2016 cuando su reelección es rechazada por referéndum. El último: haciendo fraude en las elecciones”.

Cayón fue más directo y publicó con el #BoliviaLibre una frase atribuida a Aristóteles: "Los tiranos se rodean de hombres malos porque les gusta ser adulados y ningún hombre de espíritu elevado les adulará".

Carolina Piparo no se quedó atrás. Primero fustigó irónicamente al presidente electo Alberto Fernández por su “respaldo” a Evo Morales. Después La diputada bonaerense y secretaria ad honorem de Asistencia a las Víctimas y Políticas de Género de la Municipalidad acusó al renunciado mandatario boliviano de pretender “eternizarse en el poder, fraude mediante”.

El senador Juan Pablo Allan visitó estudios televisivos para sentar posición y marcó una diferencia con lo que considera es un “golpe institucional de tres pasos” y responsabilizó a Morales de generar las condiciones para la acción de las Fuerzas Armadas que le exigieron la renuncia.

Por un camino opuesto transitó el diputado bonaerense radical Diego Rovella. Primero compartió un mensaje del presidente del interbloque Cambiemos en el Congreso, el también radical Mario Negri, quien expresó “repudio toda intromisión militar en la vida política de #Bolivia, ya que esto es sólo compatible con golpes de Estado”.  Y más tarde expresó con opinión propia que “NUNCA MÁS, es el grito de toda América Latina. NUNCA MÁS un golpe de estado”

Parecido opinó el diputado del monzoismo Guillermo Bardón quien reclamó que “nunca más” haya intervención de las Fuerzas Armadas y abogó para que Bolivia encuentre la salida a través de sus canales institucionales.

El ex diputado nacional y electo senador bonaerense, el platense Daniel Lipovetzky fue el más contundente del sector cambiemos en sentar postura en contra del golpe de Estado y al reclamar que la OEA aplique la Carta Democrática Interamericana.

 

COMENTARIOS

Mientras los referentes del Frente de Todos salieron en masa a respaldar a Evo Morales, en Juntos por el Cambio fueron menos los que sentaron postura y las opiniones están divididas entre quienes responsabilizan y cuestionan al mandatario que dimitió y quienes rechazan la intervención militar.