Docentes bonaerenses y universitarios reclaman por paritarias salariales
0221
0221

Docentes bonaerenses y universitarios reclaman por paritarias salariales

Los gremios docentes bonaerenses y universitarios exigen tanto a Provincia como a Nación, respectivamente, una recomposición salarial luego de conocer que  la calidad de vida de loar argentinos aumentó en un 47,6% durante 2018.

Luego de que el INDEC anunciara el 2,6% de inflación de diciembre, tanto los gremios docentes universitarios como los bonaerenses encendieron sus luces de alerta y pidieron una recomposición salarial por la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron en 2018. Ambos sectores tendrán unas largas negociaciones por delante para llegar un acuerdo tanto con el Gobierno Nacional como con el Provincial.

Semanas atrás, la gobernadora María Eugenia Vidal informó que el Frente de Unidad Docentes Bonaerenses (FUDB) será convocado en los primeros días de febrero y que la oferta que iba a poner sobre la mesa era una que esté al alcance de sus finanzas. La relación entre el Ejecutivo y los docentes no es la mejor, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de paros que hubo durante el 2018, las declaraciones cruzadas y la trágica explosión en una escuela de Moreno, donde murieron Sandra Calamano  y Rubén Rodríguez.

Por su parte, los docentes universitarios esperan el llamado de parte de la Secretaria de Políticas Universitarias de la Nación para cumplir con el arreglo paritario y ejecutar la cláusula de revisión prevista para el 16 de enero, mientras que la segunda será en febrero. En esa línea, el gremio que nuclea a los docentes de la UNLP, CONADU, comunicó: “Exigimos al Ministerio de Educación que convoque oficialmente a la reunión paritaria para dar una respuesta inmediata a esta grave situación”.

En esa línea, detallaron que los educadores universitarios sufrieron una pérdida del poder adquisitivo de los salarios que ronda el 15%.

Si bien todavía falta para comenzar el calendario académico, tanto el Gobierno Nacional como Provincial comenzaron a mirar de reojo uno de los temas que será clave en las próximas elecciones.

Los gremios docentes bonaerenses y universitarios exigen tanto a Provincia como a Nación, respectivamente, una recomposición salarial luego de conocer que  la calidad de vida de loar argentinos aumentó en un 47,6% durante 2018.

16 de enero de 2019

Luego de que el INDEC anunciara el 2,6% de inflación de diciembre, tanto los gremios docentes universitarios como los bonaerenses encendieron sus luces de alerta y pidieron una recomposición salarial por la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron en 2018. Ambos sectores tendrán unas largas negociaciones por delante para llegar un acuerdo tanto con el Gobierno Nacional como con el Provincial.

Semanas atrás, la gobernadora María Eugenia Vidal informó que el Frente de Unidad Docentes Bonaerenses (FUDB) será convocado en los primeros días de febrero y que la oferta que iba a poner sobre la mesa era una que esté al alcance de sus finanzas. La relación entre el Ejecutivo y los docentes no es la mejor, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de paros que hubo durante el 2018, las declaraciones cruzadas y la trágica explosión en una escuela de Moreno, donde murieron Sandra Calamano  y Rubén Rodríguez.

Por su parte, los docentes universitarios esperan el llamado de parte de la Secretaria de Políticas Universitarias de la Nación para cumplir con el arreglo paritario y ejecutar la cláusula de revisión prevista para el 16 de enero, mientras que la segunda será en febrero. En esa línea, el gremio que nuclea a los docentes de la UNLP, CONADU, comunicó: “Exigimos al Ministerio de Educación que convoque oficialmente a la reunión paritaria para dar una respuesta inmediata a esta grave situación”.

En esa línea, detallaron que los educadores universitarios sufrieron una pérdida del poder adquisitivo de los salarios que ronda el 15%.

Si bien todavía falta para comenzar el calendario académico, tanto el Gobierno Nacional como Provincial comenzaron a mirar de reojo uno de los temas que será clave en las próximas elecciones.

COMENTARIOS