Los platenses coparon 7 y 50 y marcharon a Plaza Italia contra el aumento de las tarifas
0221
0221

Los platenses coparon 7 y 50 y marcharon a Plaza Italia contra el aumento de los servicios y el transporte

Al menos un centenar de vecinos colmó la céntrica intersección platense para reclamar contra el aumento de las tarifas del transporte y los servicios públicos. La situación económica es cada vez más delicada y una gran cantidad de manifestantes se congregó para reclamar contra las políticas impulsadas por el Gobierno que conduce el presidente Mauricio Macri.

Bajo la consigna "estamos hartos", una gran cantidad de vecinos se congregó en la neurálgica esquina platense y, tal y como ocurrió el último viernes, protagonizaron un nuevo ruizado y cortaron la avenida 7, para luego marchar en dirección a Plaza Italia. Cansados de los aumentos en las tarifas de luz, agua y gas, a los que este sábado también se sumarán incrementos en el transporte; los platenses salieron a la calle y se movilizaron para mostrar su descontento con las políticas económicas que lleva adelante el Gobierno nacional.

La concentración comenzó cerca de las 20 y de a poco una gran cantidad de vecinos llegó hasta el lugar para sumarse a la protesta. Se trata del tercer ruidazo que tiene lugar en la ciudad, dado que la de este viernes fue la tercera manifestación consecutiva que se realiza en el mismo lugar.

El pasado viernes 4 de enero los vecinos de Villa Castels, Etcheverry, Melchor Romero, San Carlos y Lisandro Olmos, también salieron a protestar por los aumentos que anunció el Gobierno nacional para este 2019. Es que ya está previsto que en el transcurso de los próximos meses se implementen incrementos en todos los servicios públicos.

Las protestas no han pasado desapercibidas en la política. Es que los principales líderes de cada espacio, en el oficialismo y la oposición, toman nota del descontento social en medio de la delicada situación económica que se vive de cara al año electoral que acaba de comenzar.

El primer ruidazo se realizó el viernes 28 de diciembre, cuando un nutrido grupo de vecinos se acercó a 7 y 50 con sus cacerolas y protestó por el aumento en el transporte público anunciado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. En esta oportunidad otros tantos se sumaron a los reclamos y salieron a la calle a golpear distintos elementos para hacerse oír.

Al menos un centenar de vecinos colmó la céntrica intersección platense para reclamar contra el aumento de las tarifas del transporte y los servicios públicos. La situación económica es cada vez más delicada y una gran cantidad de manifestantes se congregó para reclamar contra las políticas impulsadas por el Gobierno que conduce el presidente Mauricio Macri.

11 de enero de 2019

Bajo la consigna "estamos hartos", una gran cantidad de vecinos se congregó en la neurálgica esquina platense y, tal y como ocurrió el último viernes, protagonizaron un nuevo ruizado y cortaron la avenida 7, para luego marchar en dirección a Plaza Italia. Cansados de los aumentos en las tarifas de luz, agua y gas, a los que este sábado también se sumarán incrementos en el transporte; los platenses salieron a la calle y se movilizaron para mostrar su descontento con las políticas económicas que lleva adelante el Gobierno nacional.

La concentración comenzó cerca de las 20 y de a poco una gran cantidad de vecinos llegó hasta el lugar para sumarse a la protesta. Se trata del tercer ruidazo que tiene lugar en la ciudad, dado que la de este viernes fue la tercera manifestación consecutiva que se realiza en el mismo lugar.

El pasado viernes 4 de enero los vecinos de Villa Castels, Etcheverry, Melchor Romero, San Carlos y Lisandro Olmos, también salieron a protestar por los aumentos que anunció el Gobierno nacional para este 2019. Es que ya está previsto que en el transcurso de los próximos meses se implementen incrementos en todos los servicios públicos.

Las protestas no han pasado desapercibidas en la política. Es que los principales líderes de cada espacio, en el oficialismo y la oposición, toman nota del descontento social en medio de la delicada situación económica que se vive de cara al año electoral que acaba de comenzar.

El primer ruidazo se realizó el viernes 28 de diciembre, cuando un nutrido grupo de vecinos se acercó a 7 y 50 con sus cacerolas y protestó por el aumento en el transporte público anunciado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. En esta oportunidad otros tantos se sumaron a los reclamos y salieron a la calle a golpear distintos elementos para hacerse oír.

COMENTARIOS