0221
0221

Clínicas bonaerenses en crisis: "Estos meses nos pasó un tsunami económico por encima”

El titular de Acliba, Andrés Marensi, describió por 221Radio el complejo panorama que afrontan por un desfasaje entre los aumentos de los medicamentos, los salarios de los trabajadores y los incrementos “insuficientes” autorizados por IOMA. “Es muy difícil sostener esta situación”, dijo el dirigente con preocupación.  

La situación pone en riesgo a las clínicas de alta complejidad con sede en la ciudad, pero se replica en todo el interior de la provincia de Buenos Aires.  “A nosotros nos hizo explosión el 31 de julio cuando en la paritaria se llegó a un 27,5 por ciento de aumento para los trabajadores. Los empleados debían tener un reconocimiento de su salario y no estamos en desacuerdo con eso, pero no sabemos si podremos afrontarlo”, explicó por 221Radio Andrés Marensi,  titular de la Asociación de Hospitales, Clínicas y Establecimientos de Alta Complejidad de la Provincia de Buenos Aires (Acliba).  

Los prestadores privados denuncian un desfase entre los aumentos de los medicamentos, el incremento de los sueldos y las subas autorizadas por el Instituto de Obra Médico Asistencial. IOMA reconoció solo un ajuste del 15 por ciento y desde distintos sectores lo calificaron como “insuficiente” para afrontar los costos que tiene un establecimiento de alta complejidad.  

Marensi también apuntó a los aumentos en los insumos, desde jeringas hasta guantes descartables, todos comprados en el extranjero. “La mayoría de los productos que utilizamos tienen precio dólar. Los costos han subido tremendamente en estos últimos tres meses”, señaló. Otro aspecto que también impactó negativamente en las clínicas fue el tarifazo en el servicio eléctrico. “Ha sido devastador. Somos electrodependientes”, sentenció.   

En ese marco, aclaró que vienen sorteando esta compleja situación hace al menos tres años: “Nos venimos acomodando pero estamos llegando a un límite, no sé cómo vamos a hacer”. Ante este panorama, las clínicas decidieron no solo la contratación de más personal, sino también frenar la incorporación de nueva aparatología. 

“Hemos solicitado una reunión con el ministro de Economía Hernán Lacunza para buscar una solución, una alternativa. Somos dialoguistas. Los de IOMA sienten que no nos pueden dar una respuesta. Los tiempos nuestros son de hoy, tenemos que pagar los sueldos de ahora con aumentos”, comentó Marensi, que a modo de cierre, dijo: “Queremos que nos garantice la discusión con la gente en las camas”. 

El titular de Acliba, Andrés Marensi, describió por 221Radio el complejo panorama que afrontan por un desfasaje entre los aumentos de los medicamentos, los salarios de los trabajadores y los incrementos “insuficientes” autorizados por IOMA. “Es muy difícil sostener esta situación”, dijo el dirigente con preocupación.  

09 de agosto de 2018

La situación pone en riesgo a las clínicas de alta complejidad con sede en la ciudad, pero se replica en todo el interior de la provincia de Buenos Aires.  “A nosotros nos hizo explosión el 31 de julio cuando en la paritaria se llegó a un 27,5 por ciento de aumento para los trabajadores. Los empleados debían tener un reconocimiento de su salario y no estamos en desacuerdo con eso, pero no sabemos si podremos afrontarlo”, explicó por 221Radio Andrés Marensi,  titular de la Asociación de Hospitales, Clínicas y Establecimientos de Alta Complejidad de la Provincia de Buenos Aires (Acliba).  

Los prestadores privados denuncian un desfase entre los aumentos de los medicamentos, el incremento de los sueldos y las subas autorizadas por el Instituto de Obra Médico Asistencial. IOMA reconoció solo un ajuste del 15 por ciento y desde distintos sectores lo calificaron como “insuficiente” para afrontar los costos que tiene un establecimiento de alta complejidad.  

Marensi también apuntó a los aumentos en los insumos, desde jeringas hasta guantes descartables, todos comprados en el extranjero. “La mayoría de los productos que utilizamos tienen precio dólar. Los costos han subido tremendamente en estos últimos tres meses”, señaló. Otro aspecto que también impactó negativamente en las clínicas fue el tarifazo en el servicio eléctrico. “Ha sido devastador. Somos electrodependientes”, sentenció.   

En ese marco, aclaró que vienen sorteando esta compleja situación hace al menos tres años: “Nos venimos acomodando pero estamos llegando a un límite, no sé cómo vamos a hacer”. Ante este panorama, las clínicas decidieron no solo la contratación de más personal, sino también frenar la incorporación de nueva aparatología. 

“Hemos solicitado una reunión con el ministro de Economía Hernán Lacunza para buscar una solución, una alternativa. Somos dialoguistas. Los de IOMA sienten que no nos pueden dar una respuesta. Los tiempos nuestros son de hoy, tenemos que pagar los sueldos de ahora con aumentos”, comentó Marensi, que a modo de cierre, dijo: “Queremos que nos garantice la discusión con la gente en las camas”. 

COMENTARIOS