Alumnos salieron a defender a sus compañeros sancionados
0221
0221

Alumnos del Liceo salieron a defender a sus compañeros sancionados por la UNLP

Lo hicieron mediante un comunicado donde reclamaron que se vuelva a analizar la sanción a los tres alumnos sancionados por realizar las amenazas de bomba. Además de considerarlo una medida exclusiva, ofrecen buen comportamiento y trabajo comunitario.

Semana movida para el Liceo Víctor Mercante. Es que en la previa del receso invernal, tres de sus estudiantes fueron sancionados y quedaron libres tras realizar amenazas de bomba a la institución. La medida dispuesta por las autoridades de la UNLP generó una fuerte polémica y este viernes, sus compañeros, decidieron realizar manifestaciones en defensa de quienes, consideran, son “desplazados de la Institución”.

“Repudiamos principalmente que no se los deje ingresar al establecimiento, entendiendo que ninguno de los tres involucrados tenía antecedentes de problemas dentro del mismo”, cita uno de los párrafos del comunicado difundido por los alumnos. El estudiantado considera que “no permitirles el ingreso los expone a una situación de estigma y desigualdad, siendo la peor manera de contenerlos y ayudarlos”.

En total, el Liceo recibió cuatro amenazas. Con las primeras dos, las autoridades realizaron la denuncia y la Justicia investigó a fondo hasta dar con el nombre del titular de uno de los teléfonos. Tras un allanamiento realizado en el domicilio, se pudo constatar que se trataba de un alumno de la instituciónTras los operativos, los dos estudiantes restantes decidieron ir con los directores de la escuela para confesar que habían sido los autores de las amenazas.

En ese sentido, el secretario de Asuntos Jurídicos de la UNLP, Julio Mazzotta, afirmó que cuando fue consultado por las autoridades de la escuela, propuso expulsar a los alumnos pero, finalmente, fueron sancionados con 25 amonestaciones, lo que los puso en condición de “libres”, por lo que no podrán asistir al establecimiento y deberán rendir todas las materias en las mesas de examen de fin de año.

En el comunicado, los adolescentes destacaron que el castigo no colabora en nada y propusieron que “se les aplique una sanción menor” para que recuperen su regularidad. Además, sugirieron que los chicos sancionados tengan que comprometerse a tener buen comportamiento y realizar trabajos comunitarios. En caso de no cumplir con alguna de estas condiciones, los jóvenes “entienden que se vuelva a las medidas tomadas en principio”.

Las peticiones fueron enviadas a los directores del Liceo. Hasta el momento no hubo respuesta alguna pero se espera que la misma tarde en llegar debido al inicio del receso invernal en todas las unidades que dependen de la UNLP.

Lo hicieron mediante un comunicado donde reclamaron que se vuelva a analizar la sanción a los tres alumnos sancionados por realizar las amenazas de bomba. Además de considerarlo una medida exclusiva, ofrecen buen comportamiento y trabajo comunitario.

13 de julio de 2018

Semana movida para el Liceo Víctor Mercante. Es que en la previa del receso invernal, tres de sus estudiantes fueron sancionados y quedaron libres tras realizar amenazas de bomba a la institución. La medida dispuesta por las autoridades de la UNLP generó una fuerte polémica y este viernes, sus compañeros, decidieron realizar manifestaciones en defensa de quienes, consideran, son “desplazados de la Institución”.

“Repudiamos principalmente que no se los deje ingresar al establecimiento, entendiendo que ninguno de los tres involucrados tenía antecedentes de problemas dentro del mismo”, cita uno de los párrafos del comunicado difundido por los alumnos. El estudiantado considera que “no permitirles el ingreso los expone a una situación de estigma y desigualdad, siendo la peor manera de contenerlos y ayudarlos”.

En total, el Liceo recibió cuatro amenazas. Con las primeras dos, las autoridades realizaron la denuncia y la Justicia investigó a fondo hasta dar con el nombre del titular de uno de los teléfonos. Tras un allanamiento realizado en el domicilio, se pudo constatar que se trataba de un alumno de la instituciónTras los operativos, los dos estudiantes restantes decidieron ir con los directores de la escuela para confesar que habían sido los autores de las amenazas.

En ese sentido, el secretario de Asuntos Jurídicos de la UNLP, Julio Mazzotta, afirmó que cuando fue consultado por las autoridades de la escuela, propuso expulsar a los alumnos pero, finalmente, fueron sancionados con 25 amonestaciones, lo que los puso en condición de “libres”, por lo que no podrán asistir al establecimiento y deberán rendir todas las materias en las mesas de examen de fin de año.

En el comunicado, los adolescentes destacaron que el castigo no colabora en nada y propusieron que “se les aplique una sanción menor” para que recuperen su regularidad. Además, sugirieron que los chicos sancionados tengan que comprometerse a tener buen comportamiento y realizar trabajos comunitarios. En caso de no cumplir con alguna de estas condiciones, los jóvenes “entienden que se vuelva a las medidas tomadas en principio”.

Las peticiones fueron enviadas a los directores del Liceo. Hasta el momento no hubo respuesta alguna pero se espera que la misma tarde en llegar debido al inicio del receso invernal en todas las unidades que dependen de la UNLP.

COMENTARIOS