Expulsión en el Liceo: "Si los alumnos se arrepentían, la sanción iba a ser menor"
0221
0221

Expulsión en el Liceo: "Si los alumnos se hubiesen arrepentido la sanción iba a ser menor"

Así lo aseguró Julio Mazzotta, secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP, en diálogo con 221 Radio. Fue en referencia a los tres chicos que hicieron amenazas de bomba en el Liceo, que fueron identificados y los dejaron libres. La medida sienta un precedente, en el marco de estos insólitos episodios.

En el marco de la polémica por la sanción sin precedentes en el Liceo contra tres alumnos que fueron identificados como autores de amenazas de bomba, el secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP, Julio Mazzotta, explicó la situación de los chicos y cómo es el panorama de ahora en más. En diálogo con 221 Radio, comentó que la decisión fue aprobada por el presidente de la casa de estudios, Fernando Tauber. "Quizás hubiesen tenido una sanción menor", dijo cuando se le preguntó qué pasaba si los chicos se arrepentían inmediatamente de los llamados.

Julio Mazzotta, secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP

Los tres estudiantes secundarios fueron sancionados con 25 amonestaciones, y por esto quedaron libres. Se trata de un castigo que los habilita a continuar en la institución, siempre y cuando rindan todas las materias en marzo. La otra opción: cambiarse de colegio.

"El argumento es sin lugar a dudas la gravedad de la falta", comenzó justificando Mazzotta. "La Justicia identificó el teléfono, realizó allanamientos y nos comunicó la identidad del alumno; en los otros dos casos, cuando vieron lo que pasó con el otro alumno, decidieron presentarse y confesar que ellos hicieron los otros llamados", detalló y explicó que "la directora de la escuela con su equipo me consultan y yo digo que por la gravedad de la falta, lo que hubiese correspondido como sanción era la expulsión".

"Las autoridades entendieron que lo mejor era aplicar amonestaciones y dejarlos libres", concluyó en cuanto a cómo fue el procedimiento.

"Lo que uno tiene que pensar es que la actitud de estos chicos provocó que durante 4 días poníamos en riesgo a 450 chicos, por la calle", remarcó el funcionario. En este sentido insistió una y otra vez en que "nadie tiene el derecho en forma individual de afectar al colectivo, no importa el motivo". 

"Nosotros como institución somos los responsables de esos chicos", dijo también y se preguntó: "¿Qué vamos a priorizar? ¿El daño al colectivo o la actitud individual de estos chicos de 16 o 17 años?".

Para Mazzotta, "si son responsables para votar y manejar también son responsables para eso (amenazar de bomba)", y expresó además que con esta sanción "hemos respetado el derecho del alumno a estudiar. Ellos con su actitud coartaron y alteraron el derecho a estudiar de 450 alumnos".

"Para analizar la sanción hay que analizar la gravedad de la falta; si se comete una falta no hay duda en que hay un reglamento disciplinario con sanciones para aplicar; no existe una norma si no existe sanción", continuó.

Según el Ministerio de Seguridad hubo más de 1.275 casos en los últimos 90 días de amenazas de bomba. Todas fueron falsas. Incluso, fuentes judiciales revelaron que los alumnos hacen competencias en las redes sociales para ver qué colegio tiene más amenazas de bomba.

Así lo aseguró Julio Mazzotta, secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP, en diálogo con 221 Radio. Fue en referencia a los tres chicos que hicieron amenazas de bomba en el Liceo, que fueron identificados y los dejaron libres. La medida sienta un precedente, en el marco de estos insólitos episodios.

13 de julio de 2018

En el marco de la polémica por la sanción sin precedentes en el Liceo contra tres alumnos que fueron identificados como autores de amenazas de bomba, el secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP, Julio Mazzotta, explicó la situación de los chicos y cómo es el panorama de ahora en más. En diálogo con 221 Radio, comentó que la decisión fue aprobada por el presidente de la casa de estudios, Fernando Tauber. "Quizás hubiesen tenido una sanción menor", dijo cuando se le preguntó qué pasaba si los chicos se arrepentían inmediatamente de los llamados.

Julio Mazzotta, secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP

Los tres estudiantes secundarios fueron sancionados con 25 amonestaciones, y por esto quedaron libres. Se trata de un castigo que los habilita a continuar en la institución, siempre y cuando rindan todas las materias en marzo. La otra opción: cambiarse de colegio.

"El argumento es sin lugar a dudas la gravedad de la falta", comenzó justificando Mazzotta. "La Justicia identificó el teléfono, realizó allanamientos y nos comunicó la identidad del alumno; en los otros dos casos, cuando vieron lo que pasó con el otro alumno, decidieron presentarse y confesar que ellos hicieron los otros llamados", detalló y explicó que "la directora de la escuela con su equipo me consultan y yo digo que por la gravedad de la falta, lo que hubiese correspondido como sanción era la expulsión".

"Las autoridades entendieron que lo mejor era aplicar amonestaciones y dejarlos libres", concluyó en cuanto a cómo fue el procedimiento.

"Lo que uno tiene que pensar es que la actitud de estos chicos provocó que durante 4 días poníamos en riesgo a 450 chicos, por la calle", remarcó el funcionario. En este sentido insistió una y otra vez en que "nadie tiene el derecho en forma individual de afectar al colectivo, no importa el motivo". 

"Nosotros como institución somos los responsables de esos chicos", dijo también y se preguntó: "¿Qué vamos a priorizar? ¿El daño al colectivo o la actitud individual de estos chicos de 16 o 17 años?".

Para Mazzotta, "si son responsables para votar y manejar también son responsables para eso (amenazar de bomba)", y expresó además que con esta sanción "hemos respetado el derecho del alumno a estudiar. Ellos con su actitud coartaron y alteraron el derecho a estudiar de 450 alumnos".

"Para analizar la sanción hay que analizar la gravedad de la falta; si se comete una falta no hay duda en que hay un reglamento disciplinario con sanciones para aplicar; no existe una norma si no existe sanción", continuó.

Según el Ministerio de Seguridad hubo más de 1.275 casos en los últimos 90 días de amenazas de bomba. Todas fueron falsas. Incluso, fuentes judiciales revelaron que los alumnos hacen competencias en las redes sociales para ver qué colegio tiene más amenazas de bomba.

COMENTARIOS