0221
0221

Villa Elvira, tras la inundación y el fallo contra ABSA: los desafíos del nuevo delegado

Estuvo a cargo del centro de evacuados que se instaló en el Club Circunvalación y días después quedó al frente de la sede de 82 entre 7 y 8, luego de los cuestionamientos a Federico Molla. ¿Cuáles son las obras que se vienen? ¿Qué opina del fallo contra ABSA por la contaminación del arroyo Maldonado? El perfil del delegado de una de las localidades más grandes y desiguales de La Plata, en esta nota de 0221.com.ar.

Por Florencia Tróccoli.

"Tenemos la vacuna, buscalo al hombre y entregásela". Guillermo Ferlin habla, se pasa la mano por el pelo canoso y tira la ceniza de su cigarrillo en la puerta de la delegación de Villa Elvira, a la que llegó hace poco más de tres semanas

El berissense de 58 años arribó al centro comunal de 82 entre 7 y 8 luego de algunas polémicas que dejó la inundación de mayo pasado. Si bien fuentes de la Comuna informaron que Federico Molla dejaba su cargo para asumir la jefatura en la agencia del PAMI en esa localidad, también es cierto que luego de las intensas lluvias hubo manifestaciones de cooperativistas y gran cantidad de reclamos vecinales. 

“Todas las transiciones suelen ser complicadas, pero acá no. Con Federico hicimos cosas en conjunto y fue un cambio que decidió el Ejecutivo, pero los dos tocamos la misma música”, dejó en claro y de arranque el flamante delegado en diálogo con 0221.com.ar

Y siguió: “Sé que me tuvieron en cuenta por la forma de trabajar que tengo, eso me halaga y creo que voy bien. Lo tomo como un cumplido y como un desafío”, agregó con confianza Ferlin, que hasta su designación se desempeñaba como en la Unidad Operativa de la secretaría de Obras Públicas de la Comuna, a la que se sumó de la mano de su titular, Luis Barbier.

Lo que dejó el agua               

Hace un mes La Plata era azotada nuevamente por fuertes tormentas y Villa Elvira fue la localidad más castigada. En pocas horas cayeron más de 200 milímetros: el equivalente a casi tres meses de lluvia. El arroyo Maldonado desbordó, se inundaron viviendas y debieron rescatar a ocho familias con 23 niños.   


Ferlin fue quien estuvo a cargo del centro de evacuados que se instaló en el Club Circunvalación de 7 y 77, donde se asistieron a más de 50 personas. “Contenerlos era lo más importante, había gente que tenía entre 50 centímetros y un metro de agua en su casa”, sintetizó el delegado, con pasado laboral en el Ministerio de Salud bonaerense y en el área de prensa de la gobernación. 

Sobre esos días, contó que desde el Municipio se realizó un trabajo interdisciplinario, que continúa con vacunación animal y desratización en conjunto con el personal de la Secretaría de Salud. 

“Sigo en contacto permanente con los afectados que volvieron a sus viviendas a la vera del arroyo. Voy o vienen a verme. Su relocalización no depende de nosotros, sino de una decisión del Ejecutivo o de la Provincia en su defecto”, subrayó.

¿Se viene la solución?  

Villa Elvira es uno de los barrios más grandes pero también más heterogéneo del Gran La Plata: un rectángulo que se dibuja de la avenida 72 hasta la calle 630 y de la avenida 13 hasta la 122, en el que viven más de 120 mil personas.

Claramente, la última inundación no afectó a todos por igual. ¿Cuáles son las obras necesarias para evitar que los vecinos se sigan llenando de agua ante cada temporal? Según Ferlin, la clave está en el saneamiento del arroyo Maldonado río abajo. “Si nosotros limpiamos acá, pero tenemos el tapón en Berisso, no sirve de nada. Los trabajos deben comenzarse río abajo y después ir hacia arriba, llegar hasta la 137”, sostuvo a este medio, acompañando con un efusivo movimiento de manos. 

En ese sentido, indicó que las tareas a la par de la vecina localidad derivarán en un informe que luego será enviado a la Provincia. “Nosotros lo presentamos en la Secretaría de Obras y Servicios Públicos y después ellos se encargan de solicitar a Provincia el saneamiento correspondiente, para que no se inunde más Villa Elvira ni Berisso”, agregó.

A su vez, comentó que otro sector en el que se centran los trabajos es en el barrio Frisol, que también sufrió los embates del agua, aunque en menor medida. “Estamos haciendo un zanjeo en toda esa zona, pero vamos a ir rotando. El objetivo siempre dar una respuesta lo más rápido posible”, agregó el delegado, padre de dos hijos y abuelo de un bebé de un mes y medio.

El fallo contra ABSA

El pasado 6 de junio un fallo del Juzgado de Faltas número 2 de La Plata dio un atisbo de esperanza a los vecinos de Villa Elvira que padecen la pesadilla de convivir con desechos cloacales en sus casas: Aguas Bonaerenses debe abstenerse de tirar líquidos sin procesar al arroyo Maldonado. 

Al mismo tiempo, se presentó una denuncia en la Justicia Federal platense para que se investigue a la compañía por los riesgos sanitarios para la población y la afectación al medio ambiente, generados por la misma empresa.

Pese a la repercusión, Guillermo Ferlin reconoció a este medio no estar al tanto de la medida judicial, a lo que inmediatamente excusó: “Todo es nuevo. Como nuevo delegado me voy a presentar ante los vecinos. No sabía que estaba este fallo, pero voy a acompañar el reclamo”. 

En tanto, sostuvo que con la inundación se llenaron aún más los pozos en la zona de 1 y 90, donde el juez Rusconi ordenó que se coloque un generador de emergencia para garantizar la prestación del servicio de desagües cloacales ante interrupciones del servicio eléctrico.   

“La tierra está llena de agua, no escurre. La gente del municipio está sacando agua con los camiones atmosféricos, pero no se puede sacar más de un metro porque si la vertiente está alta y lo vacían al pozo, se desmorona. Hasta que no baje la vertiente más no se puede sacar. El desmoronamiento del pozo es más riesgoso aún”, precisó.   

En el cierre de la entrevista, Ferlin no quiso pasar por alto su permanente comunicación con el intendente Garro. “Si tengo algún inconveniente que no puedo solucionar inmediatamente me comunico con él, le mando un mensaje y me responde al momento. Lo mismo él por alguna cuestión que se entera antes”, recalcó el delegado que, según sus palabras, a las 7 de la mañana ya anda dando vueltas por Villa Elvira. 

Estuvo a cargo del centro de evacuados que se instaló en el Club Circunvalación y días después quedó al frente de la sede de 82 entre 7 y 8, luego de los cuestionamientos a Federico Molla. ¿Cuáles son las obras que se vienen? ¿Qué opina del fallo contra ABSA por la contaminación del arroyo Maldonado? El perfil del delegado de una de las localidades más grandes y desiguales de La Plata, en esta nota de 0221.com.ar.

16 de junio de 2018

Por Florencia Tróccoli.

"Tenemos la vacuna, buscalo al hombre y entregásela". Guillermo Ferlin habla, se pasa la mano por el pelo canoso y tira la ceniza de su cigarrillo en la puerta de la delegación de Villa Elvira, a la que llegó hace poco más de tres semanas

El berissense de 58 años arribó al centro comunal de 82 entre 7 y 8 luego de algunas polémicas que dejó la inundación de mayo pasado. Si bien fuentes de la Comuna informaron que Federico Molla dejaba su cargo para asumir la jefatura en la agencia del PAMI en esa localidad, también es cierto que luego de las intensas lluvias hubo manifestaciones de cooperativistas y gran cantidad de reclamos vecinales. 

“Todas las transiciones suelen ser complicadas, pero acá no. Con Federico hicimos cosas en conjunto y fue un cambio que decidió el Ejecutivo, pero los dos tocamos la misma música”, dejó en claro y de arranque el flamante delegado en diálogo con 0221.com.ar

Y siguió: “Sé que me tuvieron en cuenta por la forma de trabajar que tengo, eso me halaga y creo que voy bien. Lo tomo como un cumplido y como un desafío”, agregó con confianza Ferlin, que hasta su designación se desempeñaba como en la Unidad Operativa de la secretaría de Obras Públicas de la Comuna, a la que se sumó de la mano de su titular, Luis Barbier.

Lo que dejó el agua               

Hace un mes La Plata era azotada nuevamente por fuertes tormentas y Villa Elvira fue la localidad más castigada. En pocas horas cayeron más de 200 milímetros: el equivalente a casi tres meses de lluvia. El arroyo Maldonado desbordó, se inundaron viviendas y debieron rescatar a ocho familias con 23 niños.   


Ferlin fue quien estuvo a cargo del centro de evacuados que se instaló en el Club Circunvalación de 7 y 77, donde se asistieron a más de 50 personas. “Contenerlos era lo más importante, había gente que tenía entre 50 centímetros y un metro de agua en su casa”, sintetizó el delegado, con pasado laboral en el Ministerio de Salud bonaerense y en el área de prensa de la gobernación. 

Sobre esos días, contó que desde el Municipio se realizó un trabajo interdisciplinario, que continúa con vacunación animal y desratización en conjunto con el personal de la Secretaría de Salud. 

“Sigo en contacto permanente con los afectados que volvieron a sus viviendas a la vera del arroyo. Voy o vienen a verme. Su relocalización no depende de nosotros, sino de una decisión del Ejecutivo o de la Provincia en su defecto”, subrayó.

¿Se viene la solución?  

Villa Elvira es uno de los barrios más grandes pero también más heterogéneo del Gran La Plata: un rectángulo que se dibuja de la avenida 72 hasta la calle 630 y de la avenida 13 hasta la 122, en el que viven más de 120 mil personas.

Claramente, la última inundación no afectó a todos por igual. ¿Cuáles son las obras necesarias para evitar que los vecinos se sigan llenando de agua ante cada temporal? Según Ferlin, la clave está en el saneamiento del arroyo Maldonado río abajo. “Si nosotros limpiamos acá, pero tenemos el tapón en Berisso, no sirve de nada. Los trabajos deben comenzarse río abajo y después ir hacia arriba, llegar hasta la 137”, sostuvo a este medio, acompañando con un efusivo movimiento de manos. 

En ese sentido, indicó que las tareas a la par de la vecina localidad derivarán en un informe que luego será enviado a la Provincia. “Nosotros lo presentamos en la Secretaría de Obras y Servicios Públicos y después ellos se encargan de solicitar a Provincia el saneamiento correspondiente, para que no se inunde más Villa Elvira ni Berisso”, agregó.

A su vez, comentó que otro sector en el que se centran los trabajos es en el barrio Frisol, que también sufrió los embates del agua, aunque en menor medida. “Estamos haciendo un zanjeo en toda esa zona, pero vamos a ir rotando. El objetivo siempre dar una respuesta lo más rápido posible”, agregó el delegado, padre de dos hijos y abuelo de un bebé de un mes y medio.

El fallo contra ABSA

El pasado 6 de junio un fallo del Juzgado de Faltas número 2 de La Plata dio un atisbo de esperanza a los vecinos de Villa Elvira que padecen la pesadilla de convivir con desechos cloacales en sus casas: Aguas Bonaerenses debe abstenerse de tirar líquidos sin procesar al arroyo Maldonado. 

Al mismo tiempo, se presentó una denuncia en la Justicia Federal platense para que se investigue a la compañía por los riesgos sanitarios para la población y la afectación al medio ambiente, generados por la misma empresa.

Pese a la repercusión, Guillermo Ferlin reconoció a este medio no estar al tanto de la medida judicial, a lo que inmediatamente excusó: “Todo es nuevo. Como nuevo delegado me voy a presentar ante los vecinos. No sabía que estaba este fallo, pero voy a acompañar el reclamo”. 

En tanto, sostuvo que con la inundación se llenaron aún más los pozos en la zona de 1 y 90, donde el juez Rusconi ordenó que se coloque un generador de emergencia para garantizar la prestación del servicio de desagües cloacales ante interrupciones del servicio eléctrico.   

“La tierra está llena de agua, no escurre. La gente del municipio está sacando agua con los camiones atmosféricos, pero no se puede sacar más de un metro porque si la vertiente está alta y lo vacían al pozo, se desmorona. Hasta que no baje la vertiente más no se puede sacar. El desmoronamiento del pozo es más riesgoso aún”, precisó.   

En el cierre de la entrevista, Ferlin no quiso pasar por alto su permanente comunicación con el intendente Garro. “Si tengo algún inconveniente que no puedo solucionar inmediatamente me comunico con él, le mando un mensaje y me responde al momento. Lo mismo él por alguna cuestión que se entera antes”, recalcó el delegado que, según sus palabras, a las 7 de la mañana ya anda dando vueltas por Villa Elvira. 

COMENTARIOS

Estuvo a cargo del centro de evacuados que se instaló en el Club Circunvalación y días después quedó al frente de la sede de 82 entre 7 y 8, luego de los cuestionamientos a Federico Molla. ¿Cuáles son las obras que se vienen? ¿Qué opina del fallo contra ABSA por la contaminación del arroyo Maldonado? El perfil del delegado de una de las localidades más grandes y desiguales de La Plata, en esta nota de 0221.com.ar.