Tras el incendio en el Hospital de Gonnet, murió el paciente que se había quemado
0221
0221

Tras el incendio en el Hospital de Gonnet, murió el paciente que se había quemado

Se trata de un hombre de 74 años, identificado como Martín Hipólito López. Se encontraba alojado en la habitación 334, ubicada en el tercer piso. En un primer momento, había trascendido que la víctima estaba fumando, lo cual habría iniciado el foco ígneo. Sin embargo, sus familiares desestiman esta versión y piden que se investigue qué fue lo que sucedió.

Era cerca de la 1 del jueves cuando el olor a quemado comenzó a percibirse en los pasillos del tercer piso del Hospital San Roque de Gonnet. Instantes después, corridas y tensión: el humo provenía de la habitación 334. El personal del hospital de 508 y 18 se dividió entre los que evacuaron a los pacientes y los que intentaban controlar las llamas.

Durante el siniestro, Martín Hipólito López (74) sufrió graves quemaduras por lo que tuvo que ser asistido de inmediato. Lo rescataron en medio del shock: el cuarto quedó prácticamente destruido. El colchón quemado, las paredes cubiertas de hollín y parte del cielo raso desprendido. A un costado de la cama, los restos de sus pertenencias.

Las primeras informaciones aseguraban que el hombre se había quedado dormido fumando, lo cual originó el foco ígneo. Sin embargo, sus familiares desestiman esta versión, ya que dicen que López no podía moverse y tampoco había sido visitado por nadie.

Este viernes, López murió debido a que tenía más del 75% de su cuerpo quemado. Las autoridades de la comisaría Decimotercera, al mando de Martín Cáseres, analizan lo sucedido y tratan de establecer cómo se produjo el incendio.

Se trata de un hombre de 74 años, identificado como Martín Hipólito López. Se encontraba alojado en la habitación 334, ubicada en el tercer piso. En un primer momento, había trascendido que la víctima estaba fumando, lo cual habría iniciado el foco ígneo. Sin embargo, sus familiares desestiman esta versión y piden que se investigue qué fue lo que sucedió.

07 de diciembre de 2018

Era cerca de la 1 del jueves cuando el olor a quemado comenzó a percibirse en los pasillos del tercer piso del Hospital San Roque de Gonnet. Instantes después, corridas y tensión: el humo provenía de la habitación 334. El personal del hospital de 508 y 18 se dividió entre los que evacuaron a los pacientes y los que intentaban controlar las llamas.

Durante el siniestro, Martín Hipólito López (74) sufrió graves quemaduras por lo que tuvo que ser asistido de inmediato. Lo rescataron en medio del shock: el cuarto quedó prácticamente destruido. El colchón quemado, las paredes cubiertas de hollín y parte del cielo raso desprendido. A un costado de la cama, los restos de sus pertenencias.

Las primeras informaciones aseguraban que el hombre se había quedado dormido fumando, lo cual originó el foco ígneo. Sin embargo, sus familiares desestiman esta versión, ya que dicen que López no podía moverse y tampoco había sido visitado por nadie.

Este viernes, López murió debido a que tenía más del 75% de su cuerpo quemado. Las autoridades de la comisaría Decimotercera, al mando de Martín Cáseres, analizan lo sucedido y tratan de establecer cómo se produjo el incendio.

COMENTARIOS