0221
0221

Sabiduría, filosofía y fraternidad: ¿por qué se celebra hoy el Día del Masón en Argentina?

La institución, presente en la ciudad desde su fundación, tiene una fecha de nacimiento en nuestro país. Pocos saben sobre su origen y sus objetivos. Sin embargo, una cosa es segura: su objetivo principal es la construcción de una sociedad más justa, libre e igualitaria.

La masonería argentina tuvo su origen en la constitución de la Gran Logia el 11 de diciembre de 1857, hace exactamente 161 años. En una lucha de intereses entre los masones unitarios de la época, agrupados bajo el ala de Miguel Valencia, y los federales, influenciados por José Roque Pérez, terminó prevaleciendo esta última fuerza a base de consenso y liderazgo.

De esta manera, surgió la Gran Logia de la Argentina, una institución protagonista en el devenir histórico de nuestro país. Entre sus objetivos fundacionales, se encuentra la idea de estimular el perfeccionamiento de todo hombre que quiera pertenecer a ella, para ser capaz de colaborar en la construcción de una sociedad más justa, libre e igualitaria.

Representada a través de la figura de la escuadra y el compás, la masonería se plantea la búsqueda de la verdad, el estudio filosófico de la conducta humana, de las ciencias y de las artes y el fomento del desarrollo social y moral del ser humano.

LA MASONERÍA PLATENSE

Se puede decir que la historia de La Plata está fuertemente vinculada a la masonería desde el momento en que fue pensada por el gobernador de la provincia de Buenos AiresDardo Rocha. Tanto él como los miembros de la comisión que formó para estudiar el emplazamiento de la ciudad eran masones. Entre ellos, se encontraba el ingeniero Pedro Benoit (encargado del equipo técnico que trazó los planos), Carlos Glade (realizador del plano oficial) y Carlos Fajardo (el primer intendente), todos reconocidos masones.

Estas personalidades dejaron su rastro en La Plata en diferentes espacios públicos y de distintas maneras. En Plaza Moreno, por ejemplo, se llevó a cabo la ceremonia de fundación de la ciudad y se enterró la piedra fundamental, la cual contenía gran cantidad de elementos representativos de la época. Entre ellos, estaba el Acta de Fundación firmada en un pergamino, un ejemplar de la primera constitución de la Provincia, una copia de la Ley de Federalización de Buenos Airesun plano de la ciudad una caja de ébano con medallas masónicas y monedas.

El mural de Telefónica, por otra parte, fue diseñado en 1985 y consiste en una serie de azulejos que encierran gran cantidad de alegorías a la masonería. La imagen principal está compuesta por la figura de tres hombres ("los hermanos tres puntos", que simbolizan la vida, el verbo y la luz). Según Nicolás Colombo, escritor del libro Misterios de la ciudad de La Plata, "cada uno de ellos tiene un elemento relacionado a la masonería entre sus manos: la escuadra, el compás y el libro sagrado".

En el extremo superior derecho del mural se encuentra la luna, referenciando la noche, mientras que en la punta opuesta está el sol, simbolizando el día. "Los masones asocian la luz al conocimiento. Esto está representado en el sol que, al salir desde el este, esparce el conocimiento con sus rayos sobre toda la ciudad", explicó Colombo.

La Universidad Nacional de La Plata es, en sí misma, una obra masónica. El proyecto de universidad provincial fue de Rafael Hernández, su primer rector fue Dardo Rocha y el que la nacionalizó, en 1905, fue Joaquín V. González. Todos ellos eran masones.

Otro de los edificios con gran carga simbólica es el Cementerio. Su entrada está situada sobre la intersección de las calles 31, 72 y diagonal 74, y fue diseñada por Pedro Benoit, simulando ser un templo griego. La parte más vieja del predio -donde están los panteones- tiene una plaza central con diagonales muy similares al plano de la ciudad. Por esta razón, se plantea una correlación entre la ciudad de los vivos -La Plata- y la ciudad de los muertos -el cementerio- conectadas por diagonal 74.

Hay distintos símbolos a lo largo y ancho del predio -en sus bóvedas y arquitectura en general- que hacen referencia a la masonería: el piso ajedrezado (dualidad), cadenas (unión y comunicación) y la escuadra y el compás (moralidad y creación), entre otros.

La institución, presente en la ciudad desde su fundación, tiene una fecha de nacimiento en nuestro país. Pocos saben sobre su origen y sus objetivos. Sin embargo, una cosa es segura: su objetivo principal es la construcción de una sociedad más justa, libre e igualitaria.

11 de diciembre de 2018

La masonería argentina tuvo su origen en la constitución de la Gran Logia el 11 de diciembre de 1857, hace exactamente 161 años. En una lucha de intereses entre los masones unitarios de la época, agrupados bajo el ala de Miguel Valencia, y los federales, influenciados por José Roque Pérez, terminó prevaleciendo esta última fuerza a base de consenso y liderazgo.

De esta manera, surgió la Gran Logia de la Argentina, una institución protagonista en el devenir histórico de nuestro país. Entre sus objetivos fundacionales, se encuentra la idea de estimular el perfeccionamiento de todo hombre que quiera pertenecer a ella, para ser capaz de colaborar en la construcción de una sociedad más justa, libre e igualitaria.

Representada a través de la figura de la escuadra y el compás, la masonería se plantea la búsqueda de la verdad, el estudio filosófico de la conducta humana, de las ciencias y de las artes y el fomento del desarrollo social y moral del ser humano.

LA MASONERÍA PLATENSE

Se puede decir que la historia de La Plata está fuertemente vinculada a la masonería desde el momento en que fue pensada por el gobernador de la provincia de Buenos AiresDardo Rocha. Tanto él como los miembros de la comisión que formó para estudiar el emplazamiento de la ciudad eran masones. Entre ellos, se encontraba el ingeniero Pedro Benoit (encargado del equipo técnico que trazó los planos), Carlos Glade (realizador del plano oficial) y Carlos Fajardo (el primer intendente), todos reconocidos masones.

Estas personalidades dejaron su rastro en La Plata en diferentes espacios públicos y de distintas maneras. En Plaza Moreno, por ejemplo, se llevó a cabo la ceremonia de fundación de la ciudad y se enterró la piedra fundamental, la cual contenía gran cantidad de elementos representativos de la época. Entre ellos, estaba el Acta de Fundación firmada en un pergamino, un ejemplar de la primera constitución de la Provincia, una copia de la Ley de Federalización de Buenos Airesun plano de la ciudad una caja de ébano con medallas masónicas y monedas.

El mural de Telefónica, por otra parte, fue diseñado en 1985 y consiste en una serie de azulejos que encierran gran cantidad de alegorías a la masonería. La imagen principal está compuesta por la figura de tres hombres ("los hermanos tres puntos", que simbolizan la vida, el verbo y la luz). Según Nicolás Colombo, escritor del libro Misterios de la ciudad de La Plata, "cada uno de ellos tiene un elemento relacionado a la masonería entre sus manos: la escuadra, el compás y el libro sagrado".

En el extremo superior derecho del mural se encuentra la luna, referenciando la noche, mientras que en la punta opuesta está el sol, simbolizando el día. "Los masones asocian la luz al conocimiento. Esto está representado en el sol que, al salir desde el este, esparce el conocimiento con sus rayos sobre toda la ciudad", explicó Colombo.

La Universidad Nacional de La Plata es, en sí misma, una obra masónica. El proyecto de universidad provincial fue de Rafael Hernández, su primer rector fue Dardo Rocha y el que la nacionalizó, en 1905, fue Joaquín V. González. Todos ellos eran masones.

Otro de los edificios con gran carga simbólica es el Cementerio. Su entrada está situada sobre la intersección de las calles 31, 72 y diagonal 74, y fue diseñada por Pedro Benoit, simulando ser un templo griego. La parte más vieja del predio -donde están los panteones- tiene una plaza central con diagonales muy similares al plano de la ciudad. Por esta razón, se plantea una correlación entre la ciudad de los vivos -La Plata- y la ciudad de los muertos -el cementerio- conectadas por diagonal 74.

Hay distintos símbolos a lo largo y ancho del predio -en sus bóvedas y arquitectura en general- que hacen referencia a la masonería: el piso ajedrezado (dualidad), cadenas (unión y comunicación) y la escuadra y el compás (moralidad y creación), entre otros.

COMENTARIOS

La institución, presente en la ciudad desde su fundación, tiene una fecha de nacimiento en nuestro país. Pocos saben sobre su origen y sus objetivos. Sin embargo, una cosa es segura: su objetivo principal es la construcción de una sociedad más justa, libre e igualitaria.