Manu Keimel se recupera, pero siguen las complicaciones con Swiss Medical
0221
0221

Manu Keimel se recupera, pero siguen las complicaciones con Swiss Medical

Manu Keimel continúa realizando su tratamiento de forma satisfactoria. Sin embargo, la obra social volvió a demorar la entrega de la dosis y no permitió que el bebé celebrará los tres meses de vida en su casa junto a su hermana gemela.

Los padres de Manu tienen motivo para celebrar. Es que este jueves, el bebé que sufre de Atrofia Muscular Espinal (AME) logró que se le aplique la segunda dosis de Spinraza, el costoso tratamiento para mejorar su calidad de vida. Luego de lidiar con varias cuestiones administrativas, la Justicia le dio el visto bueno a la familia del pequeño pero Swiss Medical demoró, otra vez, la entrega de las inyecciones.

“Hola a todos. Queremos contarles que Manu se aplicó su segunda dosis de Spinraza”, fueron las palabras utilizadas por la familia en redes sociales. “También contamos que hoy Manu y Juana cumplen tres meses. Según los médicos, podríamos estar en casita pero bueno, otra vez Swiss Medical demoró en hacerse cargo de lo que le corresponde” remarcaron, en lo que entienden fue un claro intento de la obra social por no pagar el costoso tratamiento.

Con tan solo diez días de vida, los médicos diagnosticaron que Manu sufría de AME, una enfermedad que causa debilidad y atrofia de los músculos encargados de funciones tales como gatear y caminar o el control del cuello y la deglución. El problema se presenta más a menudo en las piernas que en los brazos. Esto significa que el paciente no puede caminar y genera serios problemas respiratorios. En el caso de los bebés, los síntomas de esta enfermedad se presentan desde el nacimiento, manifestándose cuando tienen muy poco tono muscular y generándoles problemas respiratorios y de alimentación.

Para poder acceder al costoso tratamiento, la familia debió atravesar un complejo proceso judicial para que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobara el medicamento, combatir contra las negativas de Swiss Medical y pasar por la larga espera de la llegada de las dosis que provenían del exterior.

La comunidad platense, amigos y familiares de Manu realizaron distintas movilizaciones y lograron un apoyo masivo que llamó la atención del Secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein. Finalmente, consiguieron el medicamento e iniciaron el tratamiento.

Manu Keimel continúa realizando su tratamiento de forma satisfactoria. Sin embargo, la obra social volvió a demorar la entrega de la dosis y no permitió que el bebé celebrará los tres meses de vida en su casa junto a su hermana gemela.

12 de octubre de 2018

Los padres de Manu tienen motivo para celebrar. Es que este jueves, el bebé que sufre de Atrofia Muscular Espinal (AME) logró que se le aplique la segunda dosis de Spinraza, el costoso tratamiento para mejorar su calidad de vida. Luego de lidiar con varias cuestiones administrativas, la Justicia le dio el visto bueno a la familia del pequeño pero Swiss Medical demoró, otra vez, la entrega de las inyecciones.

“Hola a todos. Queremos contarles que Manu se aplicó su segunda dosis de Spinraza”, fueron las palabras utilizadas por la familia en redes sociales. “También contamos que hoy Manu y Juana cumplen tres meses. Según los médicos, podríamos estar en casita pero bueno, otra vez Swiss Medical demoró en hacerse cargo de lo que le corresponde” remarcaron, en lo que entienden fue un claro intento de la obra social por no pagar el costoso tratamiento.

Con tan solo diez días de vida, los médicos diagnosticaron que Manu sufría de AME, una enfermedad que causa debilidad y atrofia de los músculos encargados de funciones tales como gatear y caminar o el control del cuello y la deglución. El problema se presenta más a menudo en las piernas que en los brazos. Esto significa que el paciente no puede caminar y genera serios problemas respiratorios. En el caso de los bebés, los síntomas de esta enfermedad se presentan desde el nacimiento, manifestándose cuando tienen muy poco tono muscular y generándoles problemas respiratorios y de alimentación.

Para poder acceder al costoso tratamiento, la familia debió atravesar un complejo proceso judicial para que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobara el medicamento, combatir contra las negativas de Swiss Medical y pasar por la larga espera de la llegada de las dosis que provenían del exterior.

La comunidad platense, amigos y familiares de Manu realizaron distintas movilizaciones y lograron un apoyo masivo que llamó la atención del Secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein. Finalmente, consiguieron el medicamento e iniciaron el tratamiento.

COMENTARIOS