Encontró a un hombre baleado en su auto y lo llevó al hospital, pero nadie sabe qué pasó
0221
0221

Encontró a un hombre baleado en su auto y lo llevó al hospital, pero nadie sabe qué pasó

Un vecino de su casa para ir a trabajar y se encontró en su auto con un joven de 26 años, recostado en el asiento trasero con un disparo en la espalda. Lo único que el herido le dijo fue que lo llevara a un hospital y él accedió. Ahora, el joven está inconsciente y lucha por su vida, mientras los investigadores intentan determinar qué pasó.

Un curioso episodio, aún sin una explicación oficial, ocurrió durante la mañana de este jueves y generó gran conmoción entre los vecinos de Tolosa. Todo se inició alrededor de las 7, en 121 entre 529 y 530, cuando un amansador de caballos salió de su casa para ir a trabajar y se encontró con un joven recostado en el asiento trasero de su auto. Al acercarse, pudo ver que el muchacho tenía un impacto de bala en la espalda y no paraba de sangrar.

Según informaron fuentes policiales a 0221.com.ar, "lo único que el herido atinó a decir fue que por favor lo llevara a un hospital". El hombre subió a su Ford Escort y se dirigió inmediatamente hasta el puesto de control policial ubicado en 120 y 32 para notificar a las autoridades. De esta manera, una ambulancia del SAME trasladó a la víctima hacia el Hospital San Roque de Gonnet donde ingresó directamente al quirófano.

Tras ser intervenido por los médicos, el joven quedó internado en estado reservado, entubado e inconsciente. Si bien los efectivos de la comisaría Sexta aún no han podido determinar cómo se desarrolló el episodio, sí explicaron que la víctima entró al Ford Escort gracias a que su dueño siempre lo dejaba sin llave: "Inclusive, a una de sus puertas le falta una ventana", comentaron. Lo que resta aclarar es si el herido trataba de resguardarse de algo, si participó en algún hecho delictivo o si recibió un ataque al azar.

Un vecino de su casa para ir a trabajar y se encontró en su auto con un joven de 26 años, recostado en el asiento trasero con un disparo en la espalda. Lo único que el herido le dijo fue que lo llevara a un hospital y él accedió. Ahora, el joven está inconsciente y lucha por su vida, mientras los investigadores intentan determinar qué pasó.

11 de octubre de 2018

Un curioso episodio, aún sin una explicación oficial, ocurrió durante la mañana de este jueves y generó gran conmoción entre los vecinos de Tolosa. Todo se inició alrededor de las 7, en 121 entre 529 y 530, cuando un amansador de caballos salió de su casa para ir a trabajar y se encontró con un joven recostado en el asiento trasero de su auto. Al acercarse, pudo ver que el muchacho tenía un impacto de bala en la espalda y no paraba de sangrar.

Según informaron fuentes policiales a 0221.com.ar, "lo único que el herido atinó a decir fue que por favor lo llevara a un hospital". El hombre subió a su Ford Escort y se dirigió inmediatamente hasta el puesto de control policial ubicado en 120 y 32 para notificar a las autoridades. De esta manera, una ambulancia del SAME trasladó a la víctima hacia el Hospital San Roque de Gonnet donde ingresó directamente al quirófano.

Tras ser intervenido por los médicos, el joven quedó internado en estado reservado, entubado e inconsciente. Si bien los efectivos de la comisaría Sexta aún no han podido determinar cómo se desarrolló el episodio, sí explicaron que la víctima entró al Ford Escort gracias a que su dueño siempre lo dejaba sin llave: "Inclusive, a una de sus puertas le falta una ventana", comentaron. Lo que resta aclarar es si el herido trataba de resguardarse de algo, si participó en algún hecho delictivo o si recibió un ataque al azar.

COMENTARIOS