sábado 13 de julio de 2024

El gobierno de Javier Milei sufrió la primera renuncia

El funcionario se alejó del cargo que tenía alegando cuestiones personales y el "vértigo" que le imponía el trabajo.

--:--

El subsecretario de Medios Eduardo Roust se convirtió este sábado en el primer funcionario designado por el presidente Javier Milei que da un paso al costado, a menos de una semana de su asunción.

Roust, que había trabajado con Alberto Fernández cuando el ex presidente era jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y también con Carlos Ruckauf, esgrimió "motivos estrictamente personales" al confirmar su decisión a través de un comunicado. y dijo que el vértigo del trabajo lo apartaba de "cuestiones esenciales" de su vida.

Lee además

"El vértigo que tiene el territorio digital o el mundo moderno de las comunicaciones, requiere de una velocidad informativa sin precedentes. Estas circunstancias hacen que el trabajo resulte para mí un poco 'inhumano' y me aparte de cuestiones esenciales de mi vida", sostuvo en el comunicado.

Roust había sonado con fuerza para hacerse cargo de la secretaría de Comunicación y Prensa de Presidencia en el Gobierno de Alberto Fernández tras la salida de Juan Pablo Biondi, pero finalmente ese lugar lo ocupó Gabriela Cerruti.

Eduardo Roust.jpg
Eduardo Roust, el funcionario de Javier Milei que renunció 

Eduardo Roust, el funcionario de Javier Milei que renunció

Desde el Gobierno señalaron que no se trata de una renuncia formal porque aún faltaba la designación en el Boletín Oficial. En esa línea, y poco después de dar a conocer el textode la renuncia, Roust explicó que lo hizo de "manera informal" porque no había sido "nombrado en ningún cargo".

Sin embargo, y pese a la formalidad del nombramiento publicado en el Boletín Oficial, Roust ya estaba al frente del área y ejercía sus funciones en la Casa Rosada.

EL TEXTO DE LA RENUNCIA

"Por motivos estrictamente personales, he tomado la decisión de no formar parte del equipo de comunicación del Gobierno del presidente Javier Milei que generosamente me han ofrecido.

El vértigo que tiene el territorio digital o el mundo moderno de las comunicaciones, requiere de una velocidad informativa sin precedentes. Estas circunstancias hacen que el trabajo resulte para mí un poco “inhumano” y me aparte de cuestiones esenciales de mi vida.

Pido PERDÓN a TODOS los periodistas de la Casa Rosada por mi falta de paciencia y los muchos desencuentros, pero quiero que sepan que, aunque el periodismo no haya sido mi destino, ¡¡¡para mí su labor es grandiosa!!!

Gracias por dejarme entrar en vuestra casa y espero verlos pronto en otras circunstancias.

Afectuosamente. Eduardo Roust".

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar