jueves 16 de mayo de 2024

El año en el que La Plata cambió de arzobispo

El Papa Francisco nombró en julio a Víctor "Tucho" Fernández en el ministerio más importante del Vaticano y eso generó la llegada de Gabriel Antonio Mestre.

--:--

El 1 de julio de 2023, el Papa Francisco sorprendía con un anuncio que terminaría modificando la estructura de la Iglesia en La Plata: Víctor "Tucho" Fernández iba a ser el nuevo Prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, además de presidente de la Comisión Teológica y Comisión Bíblica Internacional en el Vaticano. Eso implicaba su despedida como arzobispo de nuestra ciudad, dejándole su lugar a Gabriel Mestre.

El puesto que iba a ocupar Tucho, y en el que actualmente permanece, es el ministerio más importante en ese ámbito. La noticia la dio a conocer el Arzobispado platense tras la publicación del nombramiento en el boletín del Vaticano. Fue un anuncio muy importante no solo para la iglesia argentina, sino en todo el mundo, dado que se trataba del ministerio que se ocupa de la observancia de la doctrina en todo el planeta. Internamente es muy fuerte.

Lee además

Muchos de los temas que fueron planteados por Francisco en el último tiempo, como por ejemplo la cuestión de los homosexuales y los católicos separados, entre otros, se estudian en aquel ministerio. Por eso se trató de una designación muy significativa. El ministerio era la última instancia de los juicios por abusos sexuales cometidos por miembros del clero, pero el Vaticano iba a crear un ámbito especial para juzgar a los acusados.

Asunción Arzobispo Gabriel Mestre (11).JPG
En la asunción de Gabriel Mestre como arzobispo de La Plata estuvieron presentes figuras de la política.

En la asunción de Gabriel Mestre como arzobispo de La Plata estuvieron presentes figuras de la política.

Tucho fue nombrado arzobispo de La Plata por el Papa Francisco el 2 de junio de 2018. Tomó posesión canónica el 16 de aquel mes en una ceremonia en la Catedral, y el 29, en otro acto en la Basílica de San Pedro, recibió el palio arzobispal de manos del Papa.

El 14 de julio del mismo año recibió en nuestra ciudad la imposición del palio arzobispal de manos del nuncio apostólico, Léon Kalenga Badikebele, y el 27 de abril de 2019 fue confirmado como miembro del Pontificio Consejo de la Cultura ad aliud quinquennium. Dos años después, el 14 de diciembre, fue confirmado como consultor de la Congregación para la Educación Católica ad aliud quinquennium.

Y por último, el 18 de febrero de 2023 fue nombrado miembro del Dicasterio para la Cultura y la Educación.

Antes del anuncio que lo confirmaba como nuevo integrante del Vaticano en Roma, Tucho había confirmado un encuentro con Francisco, en esa ciudad italiana. "Compartí una semana con Francisco. Trabaja el día entero. Tiene audiencias y reuniones a la mañana y a la tarde", había publicado el arzobispo en sus redes. "Trabaja más horas que cualquiera en el Vaticano", contó también.

Papa Francisco Tucho Fernández.jpg
El Papa Francisco se llevó a Tucho Fernández al Vaticano y por eso La Plata cambió de arzobispo.

El Papa Francisco se llevó a Tucho Fernández al Vaticano y por eso La Plata cambió de arzobispo.

LA CARTA DE FRANCISCO

Querido hermano,

Como nuevo Prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe te encomiendo una tarea que considero muy valiosa. Tiene como finalidad central custodiar la enseñanza que brota de la fe para “dar razón de nuestra esperanza, pero no como enemigos que señalan y condenan”.

El Dicasterio que presidirás en otras épocas llegó a utilizar métodos inmorales. Fueron tiempos donde más que promover el saber teológico se perseguían posibles errores doctrinales. Lo que espero de vos es sin duda algo muy diferente.

Fuiste decano de la Facultad de Teología de Buenos Aires, presidente de la Sociedad Argentina de Teología y sos presidente de la Comisión de Fe y Cultura del Episcopado argentino, en todos los casos votado por tus pares, quienes de ese modo han valorado tu carisma teológico. Como rector de la Pontificia Universidad Católica Argentina alentaste una sana integración del saber. Por otra parte, fuiste párroco de “Santa Teresita” y hasta ahora arzobispo de La Plata, donde supiste poner en diálogo el saber teológico con la vida del santo Pueblo de Dios.

Dado que para las cuestiones disciplinarias – relacionadas en especial con los abusos de menores – recientemente se ha creado una Sección específica con profesionales muy competentes, te pido que como Prefecto dediques tu empeño personal de modo más directo a la finalidad principal del Dicasterio que es “guardar la fe”.

Para no limitar el significado de esta tarea, hay que agregar que se trata de “aumentar la inteligencia y la transmisión de la fe al servicio de la evangelización, de modo que su luz sea criterio para comprender el significado de la existencia, sobre todo frente a las preguntas que plantean el progreso de las ciencias y el desarrollo de la sociedad”. Estas cuestiones, acogidas en un renovado anuncio del mensaje evangélico, “se convierten en instrumentos de evangelización”, porque nos permiten entrar en conversación con “el contexto actual en lo que tiene de inédito para la historia de la humanidad”.

Es más, sabés que la Iglesia “necesita crecer en su interpretación de la Palabra revelada y en su comprensión de la verdad” sin que esto implique imponer un único modo de expresarla. Porque “las distintas líneas de pensamiento filosófico, teológico y pastoral, si se dejan armonizar por el Espíritu en el respeto y el amor, también pueden hacer crecer a la Iglesia”. Este crecimiento armonioso preservará la doctrina cristiana más eficazmente que cualquier mecanismo de control.

Es bueno que tu tarea exprese que la Iglesia “alienta el carisma de los teólogos y su esfuerzo por la investigación teológica” con tal que “no se contenten con una teología de escritorio”, con “una lógica fría y dura que busca dominarlo todo”. Siempre será cierto que la realidad es superior a la idea. En ese sentido, necesitamos que la Teología esté atenta a un criterio fundamental: considerar “inadecuada cualquier concepción teológica que en último término ponga en duda la omnipotencia de Dios y, en especial, su misericordia”. Nos hace falta un pensamiento que sepa presentar de modo convincente un Dios que ama, que perdona, que salva, que libera, que promueve a las personas y las convoca al servicio fraterno.

Esto ocurre si “el anuncio se concentra en lo esencial, que es lo más bello, lo más grande, lo más atractivo y al mismo tiempo lo más necesario”. Sabés bien que hay un orden armonioso entre las verdades de nuestro mensaje, donde el mayor peligro se produce cuando las cuestiones secundarias terminan ensombreciendo las centrales.

En el horizonte de esta riqueza tu tarea implica además un especial cuidado para verificar que los documentos del propio Dicasterio y de los demás tengan un adecuado sustento teológico, sean coherentes con el rico humus de la enseñanza perenne de la Iglesia y a la vez acojan el Magisterio reciente.

La Virgen Santísima te proteja y te cuide en esta nueva misión. Por favor no dejes de rezar por mí.

Fraternalmente,

FRANCESCO

GABRIEL ANTONIO MESTRE

Así las cosas, el reemplazante de Tucho, que estuvo al frente del Arzobispado durante 2018, le dejó su lugar a Gabriel Mestre, de 54 años -hoy 55-, que hasta ese momento se desempeñaba como obispo de Mar del Plata, ciudad en donde nació el 15 de septiembre de 1968.

Fue ordenado sacerdote en mayo de 1997 por monseñor José María Arancedo, entonces obispo de esa misma ciudad balnearia. El papa Francisco lo había elegido como obispo en Mar del Plata.

Mestre es licenciado en Teología con especialización en Sagrada Escritura por la Universidad Católica Argentina. Forma parte de la Conferencia Episcopal Argentina, donde integra la comisión de Catequesis, Animación y Pastoral Bíblica. Su lema episcopal: “Jesucristo es nuestra paz”.

La asunción del arzobispo se produjo el 16 de septiembre, con la nave central del principal templo religioso bonaerense colmada. Sobre calle 14, Mestre recibió a las autoridades políticas y a los distintos dirigentes que lo acompañarían en la ceremonia.

Gabriel Mestre Arzobispo de La Plata
Gabriel Mestre entró en funciones como arzobispo de La Plata en septiembre de este año.

Gabriel Mestre entró en funciones como arzobispo de La Plata en septiembre de este año.

Entre ellos estuvieron el gobernador Axel Kicillof, el entonces intendente local Julio Garro, el de Ensenada Mario Secco y el de Berisso Fabián Cagliardi. También quien en ese momento era ministro de Justicia y candidato a intendente de Unión por la Patria, Julio Alak, hoy ya jefe comunal. También dijeron presente distintos funcionarios municipales y provinciales.

Uno de los puntos más destacados de su gestión al frente del Arzobispado se produjo a principios de diciembre, cuando se conoció que Mestre se propuso abrir los archivos de la curia platense de los años de la represión de la última dictadura militar y reconocer y, por primera vez, a estudiantes y profesionales ligados a la Universidad Católica de La Plata (UCALP) que fueron víctimas mortales o sufrieron persecuciones durante ese período.

En un contexto de apertura validado por el papa Francisco no deja de ser un paso audaz teniendo en cuenta que La Plata es una de las diócesis más cuestionadas por su actuación en esos años bajo la conducción de la controvertida figura de monseñor Antonio José Plaza y que, además, tiene al primer religioso condenado por crímenes de lesa humanidad: Christian Von Wernich.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar