jueves 06 de junio de 2024

La jueza define el futuro de Felicitas Alvite, La Toretto de La Plata, que espera la resolución en prisión

Se realizó la audiencia previa. Felicitas Alvite lloró y pidió perdón, pero la familia de la víctima asegura que no la escuchó. Cómo sigue el proceso.

--:--

Se trata de la joven procesada por homicidio con dolo eventual, tras atropellar y matar al motociclista de 35 años, luego de cruzar un semáforo en rojo en la esquina de 13 y 532 a una velocidad anti reglamentaria, el 12 de abril de este año. Según una pericia oficial circuló a un promedio de 73 km/h cuando la máxima en avenidas es de 60.

Lee además

La audiencia fue convocada por la jueza Marcela Garmedia titular del Juzgado de Garantías 5 de la capital provincial, quien debe resolver el pedido de prisión preventiva y juicio oral solicitado por el fiscal Fernando Padován quien el día de la indagatoria “estaba de viaje”, según informaron medios de comunicación nacionales.

Walter Armand víctima de Felicitas Alvite La Toretto de La Plata.jpeg

Apuntes del caso

La defensa, a cargo de los letrados Flavio Gliemmo, Santiago Irisarri y Luisina Gliemmo, plantearon que Felicitas debe seguir el proceso en libertad, que no existen riesgos procesales de fuga o entorpecimiento de la causa en curso. Cuando salió la orden de detención la joven inmediatamente se presentó junto a sus defensores en sede policial. Por su parte los abogados de la familia Armand se opusieron.

La magistrada debe resolver dos planteos centrales: el pedido de prisión preventiva y la elevación a juicio oral impulsado por el fiscal y la solicitud de libertad por falta de mérito que sostiene la defensa, tal como este medio ya publicó en ediciones anteriores.

Garmendia convocó a las partes a una audiencia establecida en el artículo 168 bis del código de procedimientos penales de la provincia de Buenos Aires. En ella se establece que: “Antes de resolver el dictado de la prisión preventiva, su morigeración, la imposición de alternativas a ésta, la internación provisional del imputado, o la caducidad o cese de cualquiera de ellas, a pedido de parte interesada o por propia decisión, el Juez de Garantías fijará audiencia, debiendo notificarse la misma con cuarenta y ocho horas de anticipación. La audiencia será oral y pública y en la misma serán oídos el fiscal, el particular damnificado si lo hubiere, la defensa, y el imputado si se hallare presente, en ese orden, durante un tiempo máximo de quince minutos. Las intervenciones deberán dirigirse a fundamentar la procedencia o improcedencia de la medida a dictarse”.

Santiago Irisarri con Luisina y Flavio Gliemmo.JPG
La defensa de Felicitas Alvite la integran Santiago Irisarri, Luisina Gliemmo y Flavio Gliemmo.

La defensa de Felicitas Alvite la integran Santiago Irisarri, Luisina Gliemmo y Flavio Gliemmo.

Así fue la audiencia en La Plata

La audiencia transcurrió en un clima de lógica tensión, pero donde primó el respeto de las partes. La acusada lloró en la mayor parte de la reunión. Sus defensores señalaron la Felicitas pidió perdón a la familia de la víctima presente en la sala, pero a la salida el hermano de Walter negó que haya existido ese pedido de disculpas, aunque luego señaló que “entre el llanto capaz que no se llegó a escuchar”.

“Lo que vimos fue llorar un llanto por la situación de ella” señaló Milton a la salida del fuero Penal de La Plata.

El plazo para el dictado de la resolución vence este jueves 6 de junio a las 12:00 horas.

Fernando Padován fiscal de La Plata.jpg
Fernando Padován, uno de los fiscales de delitos culposos de La Plata.

Fernando Padován, uno de los fiscales de delitos culposos de La Plata.

Planteos en tribunales y Procuración

Durante la sustanciación de la causa, la defensa recusó en varias oportunidades al fiscal. Además, la familia de la joven lo denunció ante la Procuración General bonaerense por entender que no cuenta con las credenciales técnicas adecuadas para ejercer el cargo.

Cabe señalar que todos los testigos confirmaron que la joven “no” estaba corriendo una picada. Incluso las pericias oficiales parecen darle la razón. Se establece que conducía a velocidad excesiva, tal vez de manera temeraria, cruzando algunos semáforos en rojo, pero el velocímetro no superó los 90 kilómetros por hora. Son datos oficiales que figuran en el expediente y que deberán ser analizados por la magistrada Garmedia.

La acusada reconoció en su indagatoria que manejaba rápido, pero señaló que no se subió al auto con intenciones de matar a una persona. La defensa sostiene que se trata de un homicidio culposo.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar