domingo 14 de abril de 2024

Tristeza en la UNLP por la muerte de un reconocido profesor de Letras

En las últimas horas se conoció el fallecimiento de un docente que marcó a varias generaciones de estudiantes en la facultad de Periodismo.

--:--

La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y especialmente la faculta del Periodismo y Comunicación Social lamentaron en las últimas horas la muerte de José María Ferrero, un reconocido profesor de Letras que formó a varias generaciones de estudiantes.

Su fallecimiento se produjo el último jueves y fueron decenas los recordatorios que se publicaron en las redes sociales.

Lee además

En la vieja Escuela Superior de Periodismo fue docente titular de la cátedra de Expresión Oral y Escrita y más tarde, con esa unidad académica ya convertida en Facultad estuvo a cargo de los Seminarios Texto Ficcional y Condición Humana y Literatura Fantástica correspondientes al Ciclo Superior de la carrera Licenciatura en Comunicación Social de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social.

Desde el 2000 al 2012, 800 alumnos pasaron por sus clases de lectura contextual, de análisis profundo de la vida, las relaciones humanas, los comportamientos éticos y la realidad objetiva.

Entre quienes los recordaron en las últimas horas está el exdecano de la Facultad, Luciano Sanguinetti, quien escribió una sentida semblanza sobre el docente bajo con el título "Se fue el maestro Ferrero" que fue publicada en la página de la unidad académica.

Embed - José María Ferrero (Seminarios virtuales INFD)

"Es difícil escribir sobre José María Ferrero, el gordo, como le decíamos, sin pensar que estamos haciendo pelota la gramática", arranca el texto de Sanguinetti, quien conoció a Ferrero primero en sus épocas de alumno y más tarde como autoridad máxima.

"Fue uno de los profesores históricos de la vieja Escuela Superior de Periodismo y un hombre fundamental en el pase a Facultad. Nos enseñó más de lo que aprendimos", dice Sanguinetti y reconoce que había diferencia con el profesor: "Políticas, etarias, de estilos, de procedencias". Sin embargo -aclara- "siempre nos trató con respeto, cariño y ese humor particular del que siente que ya está más allá de todo mal".

"Un día me dijo, riéndose, que nosotros (me refiero a los jóvenes que de la agrupación Rodolfo Walsh) que una vez fuimos incendiarios nos tocaba ahora ser bomberos", agrega como anécdota.

Y lo caracteriza como docente: "Fue un profesor de la vieja escuela y formó parte de una generación de ilustres docentes de las letras de nuestra Universidad. Egresado de la Facultad de Humanidades, fue, además de profesor de la vieja Expresión Oral y Escrita I, director de la Editorial de la Universidad, poeta, editor, y corrector de muchos nóveles escritores de nuestras letras locales. Se consideraba más un lector que escritor. Y eso no era poco, si conocimos la vasta biblioteca de su casa".

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar