martes 28 de mayo de 2024

Dos hermanas negociaron con un ladrón en pleno centro de La Plata y evitaron un robo

Un motochorro las interceptó y ellas evitaron entregar sus celulares y 6 mil pesos gracias a sus habilidades para negociar.

--:--

Una insólita negociación tuvo lugar en pleno centro platense entre dos hermanas y un motochorro que podría haberles quitado sus celulares y 6 mil pesos en efectivo, pero se fue con un billete de 100 y rechazó el ofrecimiento de varias fetas de queso.

El hecho fue relatado en un hilo de twitter publicado en mayo por una de las damnificadas y se viralizó recientemente. Cata, la joven que contó en detalle lo sucedido, reveló que se dirigía junto a su hermana al departamento de una amiga, en el centro platense, para buscar unos aros. Llevaban sus celulares, 6 mil pesos y "una bolsa con queso de máquina y aderezos" y mientras esperaban en la puerta del edificio oyeron el sonido de una moto de gran porte, que se acercó hasta donde estaban, en un principio, pretendiendo esperar a alguien.

Lee además

Entonces las dos hermanas decidieron emprender la vuelta. Una de ellas comenzó a caminar con el celular en la mano y, al darse vuelta, notó que la otra hablaba con el motoquero, que le preguntaba sobre una peluquería en Plaza Paso. No obstante, cuando la joven volvió a acercarse con su celular en la mano, el motociclista le pidió que se le entregara el teléfono o iba a darle un tiro.

"No sé si en ese momento tuve parálisis o mi espíritu de pueblerina se apoderó de mí, pero no entendía nada de lo que estaba pasando. Totalmente petrificada, miro a mi hermana, guardo mi teléfono, lo miro y le digo que no le iba a dar nada", relató la joven en su hilo de twitter. Como el ladrón tenía la mano en el bolsillo, aparentando tener un arma, ninguna de las dos se arriesgó a salir corriendo y, en cambio, la hermana de Cata tuvo una original idea: “Negociemos", le propuso al delincuente.

Durante la negociación, le explicaron a su atacante que eran estudiantes y que no tenían "nada para darle", pero él respondió pidiéndoles dinero. "Mi hermana empieza a buscar dentro de su riñonera y saca, muy descaradamente, ¡cien pesos! Que él obviamente agarró. Pero quería más y más", relató Cata y agregó: "A esta altura ya estábamos los tres gritando como locos, pero igualmente nadie paraba a ayudarnos".

El delincuente les explicó que había salido de la cárcel hacía 3 días y que "no tenía nada para darle de comer a sus hijos", frente a lo que Cata le ofreció la bolsa con queso que llevaba. "Casi me la tira por la cabeza", contó sin embargo para dar cuenta del rechazo del ladrón.

Mientras la situación se volvía más y más tensa y con el hombre cada vez más nervioso, finalmente terminó por huir justo cuando los alcanzaba una familia. "Miró para los costados, volvió a arrancar la moto y se fue con su moto y los 100 pesitos", informó la joven en su hilo.

Tras la huida del resignado delincuente, las hermanas corrieron hasta su hogar y poco después contaron lo sucedido en las redes, donde el relato cosechó cientos de me gusta y comentarios de todo tipo por su ocurrente reacción pero también la peligrosa situación que les tocó vivir.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar