viernes 24 de mayo de 2024

El dramático relato de la mujer que se enfrentó con un ladrón en pleno centro de La Plata

La vecina que este domingo por la noche se resistió a un robo junto a sus hijas y logró que detener al ladrón contó detalles del tenso momento que vivieron.

--:--

Este domingo, alrededor de las 20, dos ladrones abrieron a las patadas la puerta de ingreso de un edificio ubicado en pleno centro de La Plata, en 8 entre 48 y 49. Uno de ellos se fue y el otro ingresó pero, poco después, fue interceptado por una mujer que llegaba al lugar con sus dos hijas. Tras un intenso forcejeo, la mujer logró reducir al atacante que, finalmente, fue detenido. Un día después del dramático episodio, contó detalles de lo ocurrido.

Lee además

“Estoy con bastante dolor de tanta fuerza que hice en la pelea, para tratar de reducirlo”, dijo María en diálogo con La Cielo. Luego, la mujer hizo un relato de los hechos, contó que regresaban del supermercado junto a sus hijas de 13 y 7 años, cuando notaron que la puerta de entrada estaba abierta y que en el pasillo había un desconocido.

La situación le resultó extraña, pero imaginó que podía ser alguien convocado por alguno de los vecinos de los otros departamentos, para alguna refacción, por lo que le preguntó si pasaba algo y la respuesta la puso en alerta.

El joven respondió que no pasaba nada, que ya se estaba retirando y que nada más tenía que sacar su bicicleta que, en realidad, era la de ella. “¿Ah si?”, recordó la mujer que le respondió y que, acto seguido, comenzaron a forcejear. 

El ladrón sacó un cuchillo que ella logró quitarle “de un manotazo”. “Traté de alejarlo de mi hija”, recordó la mujer y señaló que, en ese momento, los dos cayeron al piso y él la agarró del cuello, lo que motivó que su hija de 7 años se tirara encima del ladrón, diciéndole “con mi mamá no te metas” y “aprendé a no robar”.

La mayor, que estaba en shock, subió para pedir ayuda a los vecinos. Mientras, afuera, había dos hombres que no podían ingresar porque María y el ladrón estaban trabando la puerta del lado de adentro. Fue entonces que el delincuente comenzó a convulsionar y su víctima tuvo miedo, ya que podía pasarle algo y que la responsabilizaran a ella, explicó la mujer durante la entrevista. Por eso, tal como indicaban quienes estaban afuera, lo sacaron a la vereda. 

En el lugar ya se habían agrupado varios repartidores y también se acercó personal de Gendarmería que se encontraba cerca. Acorralado, el delincuente pidió disculpas pero finalmente fue detenido. Tras hacer la denuncia, la mujer contó que su hija menor le decía “yo te salvé, mamá” y que, tras el shock, en la mañana del lunes no quiso ir a la escuela. Si bien María asegura que no tuvo miedo durante el forcejeo, ni teme que el delincuente tome represalias, si siente temor por su hija de 7 años. “Me levanté pensando que podía llegar a quedarle un trauma”, aseguró.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar