sábado 17 de febrero de 2024

Así es por dentro el edificio que abrirá al público por primera vez en 100 años para IDEAR

Hace un siglo se colocó la piedra fundamenta y este fin de semana se abre para mostrar las últimas tendencias en arquitectura, deco y life style.

--:--

La muestra IDEAR entró en la cuenta regresiva de cara a la inauguración que se realizará este viernes 15 de septiembre para que se extienda durante seis jornadas -tres este fin de semana y otras tres el siguiente-. Se trata de la octava edición de la exhibición de interiorismo, decoración & arquitectura que en esta oportunidad aprovechará las históricas dependencia del Seminario Mayor San José, un edificio patrimonial de más de 100 años -ubicado en 24 entre 65 y 66- que abrirá sus puertas al público por primera vez.

Como ya es costumbre, la muestra IDEAR se realiza año a año en una locación diferente que siempre sorprende a los platenses. Los días 15, 16, 17 y 22, 23, 24 de septiembre, los visitantes podrán -además de conocer las tendencias en materias de decoración, diseño y arquitectura, recorrer los espacios del histórico edificio.

Lee además

Habrá, según explicaron los organizadores, 20 espacios interiores y un increíble jardín exterior con más de 4.000 m2 al aire libre para recorrer. “En esta edición nuestro público tendrá una oportunidad única, ingresar al edificio del Seminario Mayor y conocer por dentro esta joya de la arquitectura que se encuentra en nuestra ciudad”, explicaron.

LA HISTORIA DEL SEMINARIO

Previo a la fundación de la ciudad de La Plata, en el año 1882 bajo la gobernación de Dardo Rocha, se debieron trazar los planos para el diseño de la urbe que sería la futura capital provincial. Rocha convocó al Departamento de Ingenieros a cargo del ingeniero Pedro Benoit.

Años después, en febrero del año 1897 se erigió la diócesis de La Plata. El Arzobispo Francisco Alberti, vicario general de la diócesis de la ciudad de La Plata, constató la preocupante falta de sacerdotes, lo cual derivó en la decisión de fundar lo que acabó siendo el primer seminario diocesano de la provincia de Buenos Aires y la región.

A fines de 1922 se realizó la colocación de la piedra fundamental del seminario San José de La Plata en un predio que pertenecía al Estado provincial. El edificio estuvo diagramado por el ingeniero civil Antonio Ubaldo Vilar; su hermano, el arquitecto Carlos Vilar; el ingeniero Juan Urrutia y el constructor ingeniero Antonio Francese. Todos los profesionales mencionados eran platenses. A principios de 1925, el seminario estrena la parte terminada del edificio. Se habilitó un dormitorio paralelo a la calle 66, un estudio en la esquina de esa calle 24 y la capilla provisoria en el salón destinado a ser comedor. Y ese mismo año comenzaron los cimientos del edificio de la Iglesia de la Piedad. El proyecto estuvo a cargo del Departamento de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires bajo la dirección del arquitecto Carlos Massa y el constructor Antonio Francese.

IGLESIA DE LA PIEDAD

En lo que hace a las características arquitectónicas, La Piedad presenta una planta rectangular de tres naves, una central más alta y otras dos más bajas, también con bóvedas de crucerías; un transepto corto que alberga pequeños vitrales y un ábside semicircular, con triforios y ventanas de arcos de medio punto.

Fue Doña Laura Pereyra Iraola quien costeó por completo la construcción de la Iglesia, los altares, el púlpito, los bancos, los ornamentos y los muebles entre otros elementos eclesiásticos del edificio de estilo Románico, de 16 metros de frente x 48 metros de largo, cuya escultura principal fue tallada en madera en Barcelona y escoltada por Juan Nepomuceno y el santo Cura de Ars.

Los tres altares dedicados a la Piedad, al Sagrado Corazón y a la Virgen de Luján, fueron construidos en la casa Bianchi de Génova. En tanto, los vitrales representan a los doce apóstoles y los quince misterios del Rosario. La colección de ornamentos para el culto, bronces y vasos sagrados fueron adquiridos en Lyon. Mientras que el órgano es de la casa Walker.

El aspecto exterior de esta joya arquitectónica, es de una gran belleza por el juego de volúmenes, especialmente sobre la avenida 66 donde sobresale el ábside curvo con su aventanamiento, su cubierta de tejas y las distintas alturas de las naves laterales así como el presbiterio, formando un conjunto edilicio que recuerda a las viejas abadías románicas.

SIMBOLOGÍA 

Además de ser funcional para los que la habitan, la tipología de monasterio cristiano está llena de simbología religiosa. El edificio en forma de claustro busca dar como resultado la autonomía de la comunidad sacerdotal. Estos edificios se componen por la iglesia y el claustro, ambos interconectados. En el claustro se encuentran las estancias de mayor uso para la vida cotidiana de los seminaristas (dormitorios, biblioteca, talleres, comedor, cocina, almacenes, etc).

A los lados del claustro se les llama pandas, y cada una tiene una galería o corredor cubierto delimitado por arcadas que dan hacia el jardín central. Normalmente, este jardín tiene una fuente de agua o pozo en el centro y cuatro caminos en forma de cruz que se encuentran en ese punto. Estos elementos representan a Jerusalén y los cuatro ríos que de ella salen, los cuales representan la verdad, la caridad, la fortaleza y la sabiduría. En el caso del Seminario San José, esto no es así, pero el jardín y la fuente siguen representando el edén y un lugar de encuentro para los seminaristas.

APOYO DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS

En su rol de asesoría y articulación, la Comisión de Patrimonio y Paisaje del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito Uno (CAPBAUNO), se encuentra en la actualidad realizando diversas actividades destinadas a acompañar las intervenciones que se realizaran para el desarrollo de la octava edición de IDEAR. 

Junto a un equipo de arquitectos, miembros ellos del Laboratorio de Entrenamiento Multidisciplinario para la Investigación Tecnológica (Lemit), la Comisión ha realizado relevamiento de patologías a los efectos de presentar alternativas de intervención a los diseñadores de IDEAR en el edificio del Seminario. También se ha reunido con los profesionales que formaran parte de la octava edición de IDEAR en una Jornada Técnica realizada por la empresa Cerámicos La Plata a fin de brindarles una charla sobre la historia edilicia y el respeto que exige su materialidad. En este sentido, se ha contactado a restauradores y especialistas a los efectos de su asesoría en diversas patologías.

 

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar