viernes 23 de febrero de 2024

Escándalo en Tribunales tras la absolución de los acusados de un doble crimen en City Bell

Familiares de las víctimas rompieron vidrios, agredieron guardias e intentaron ingresar por la fuerza al edificio. Prometieron venganza.

--:--

La absolución de los acusados por un doble crimen en la localidad de City Bell generó disturbios y un grave hecho de violencia en la sede del fuero Penal de La Plata, ubicada en calle 8 entre 56 y 57. Familiares de las víctimas, al enterarse de la absolución dictada por el Tribunal Oral Criminal V de La Plata, intentaron ingresar al edificio para pedir explicaciones a los jueces, pero el rápido accionar de la guardia penitenciaria evitó el acceso, lo que generó el enojo de los manifestantes que rompieron los vidrios de la puerta de accedo del hall interno.

"A mi hijo lo mataron y yo los voy a matar, se van a tener que ir del barrio", amenazó la madre de una de las víctimas. La familia que esperaba el resultado del veredicto, al enterarse de la absolución comenzaron a gritar, insultar y realizar disturbios.

Lee además

Ante este panorama, en pocos segundos varios integrantes de la custodia del edificio (a cargo del Servicio Penitenciario Bonaerense) solicitaron de buenos modos que se retiren del lugar, pero esto enojó más al público y comenzaron a lanzar golpes de puño y patadas contra los penitenciarios, además de romper los cristales. En pocos minutos, el personal de Seguridad desalojó el lugar y garantizó la seguridad plena del edificio.

EL DEBATE

Se trató del juicio oral por la muerte de dos personas durante una fiesta. Todo sucedió el 24 de enero de 2018 en el barrio Savoia, de la localidad platense de City Bell, donde Maximiliano Mengarelli (24) Rubén Octavo (21) fueron asesinados a puñaladas por Maximiliano Basualdo Laura Sosa, respectivamente. El juez de Garantías Pablo Raele, en tanto, dictó el sobreseimiento de Raúl y Nicolás Basualdo, hermanos del acusado, quienes igualmente fueron procesados y estuvieron detenidos por el doble homicidio registrado en 7 entre 475 y 476.

Los hermanos Basualdo protagonizaron una pelea a la salida de una fiesta que resultó ser fatal. Maximiliano, Raúl y Nicolás declararon en el expediente. Nicolás fue el primero de los detenidos, pero recuperó la libertad al poco tiempo. Luego cayó su hermano Raúl, quien estuvo más de un año y medio preso, pero el autor de la puñalada habría sido Maximiliano, quien confesó el hecho en sede judicial.

La acusación estuvo en manos de la fiscal de juicio Rosalía Sánchez y los acusados contaron con la asistencia de la defensa oficial. El debate quedó a cargo del Tribunal Oral Criminal V de La Plata integrado en esta oportunidad por la jueza Carmen Palacios Arias junto a sus pares, Ezequiel Medrano y Ernesto Domenech.

EL CASO

Marcelo Romero fue el fiscal que investigó el ataque. En las primeras horas de la pesquisa explicó que "se desarrollaba una fiesta privada en el quincho de la casa y apareció un grupo numeroso de personas que no estaban invitadas e intentó ingresar". "Se trataba de una fiesta que había sido convocada por las redes sociales por lo que apareció gente que no era conocida por los organizadores. Estos jóvenes no eran bienvenidos y comenzaron a pelearse con quienes participaban de la fiesta", detalló. Romero indicó que, en ese marco, se originó "una gresca generalizada, en la que volaron botellas y otros objetos contundentes -ya que los jóvenes habían consumido alcohol y otras sustancias-" y allí "se produjeron dos homicidios independientes uno de otro".

Los investigadores determinaron que en medio de la pelea Sosa, dueña de la casa, organizadora de la fiesta y quien por entonces estaba embarazada de 2 meses; salió de su vivienda con un arma blanca y asesinó a puñaladas en la espalda a Rubén Octavo (21).

En tanto, en otro episodio ocurrido pocos minutos después, Basualdo, aparentemente con algún parentesco familiar con Sosa, atacó a puñaladas a Mengarelli, quien cayó malherido y fue trasladado al hospital San Roque de Gonnet, pero lamentablemente murió poco después. "Presentaba una herida de arma blanca en región lumbar, entró con un paro cardiorespiratorio y falleció tras no responder a las maniobras de reanimación", señaló en un parte médico la dirección de ese centro asistencial.

Esther, mamá de Mengarelli, dijo a la prensa que convocaron a "todo el barrio" a la fiesta y que cuando su hijo fue a comprar a un kiosco de al lado de la vivienda "lo mataron de atrás". En tanto, la hermana de Octavo sostuvo que en ese lugar "siempre hubo peleas, tiros y mucha gente desconocida que venía de otros lados porque nunca hay controles". "Quisieron lavar una camiseta de Boca (utilizada por el supuesto homicida) manchada con sangre pero la Policía estuvo muy rápida y lo evitó", contó la mujer.

Tras el hecho, el fiscal Romero libró órdenes de allanamientos en el domicilio donde se desarrolló la fiesta, en el que se detuvo a Sosa y se secuestraron seis cuchillos de hoja lisa, una remera de Boca Juniors y una campera de Gimnasiacon manchas de sangre. El segundo allanamiento fue en la calle 120, entre 521 y 522, en la casa de Basualdo, imputado por el homicidio de Mengarelli, donde se incautó un Fiat Uno.

Pese a que en un principio se rumoreó que se trataba de una fiesta clandestina, el fiscal aclaró que se trató de una celebración familiar: "Si bien la reunión fue anunciada por Facebook, no se trató de una convocatoria abierta o masiva, sino de algo privado", aseveró.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar