viernes 19 de julio de 2024

El documental "Desamparados bajo el agua" llega a Flow y se podrá ver gratis

El filme busca reflexionar sobre la inundación del 2 de abril del 2013, que afectó a miles de vecinos y vecinas de la ciudad de La Plata y sus alrededores.

--:--

El documental "Desamparados bajo el agua", una producción de Proyecto Raíz y 0221.com.ar, tendrá su estreno en la plataforma digital Flow a partir de este jueves. La iniciativa es para que los platenses puedan conocer la historia de la trágica inundación de 2013 y cuáles son los riesgos de que un hecho similar pueda volver a darse en la ciudad.

Con foco en los testimonios de inundados, familiares de fallecidos, sobrevivientes y especialistas, el documental revive historias, sensaciones, críticas y denuncias en una narración que parte del presente y llega hasta el día de la tragedia.

Lee además

El filme dirigido por Uriel Fernández, basado en una idea de Carlos Marino y Alejandra Esponda, abre las puertas a una convocatoria social urgente para generar conciencia y pensar las estrategias necesarias para evitar otra posible catástrofe urbana.

Vale destacar que este documental fue récord de espectadores en el Cine Select del Pasaje Dardo Rocha y, además, fue proyectada en varias escuelas de la región. Ahora, sin embargo, también se puede ver desde la comodidad del propio hogar accediendo a la citada plataforma a través de este enlace: flowmobile.page.link/cNyqy5aZTpRiEAyw6.

EL DOCUMENTAL

A partir de los testimonios de inundados, familiares de fallecidos, sobrevivientes y especialistas, "Desamparados bajo el agua" cuenta y revive historias, imágenes, sensaciones, saberes, opiniones y denuncias en una narración que parte del presente y llega hasta el día de la tragedia. Durante aquella noche de terror, familias enteras lucharon por salvarse y salvar al prójimo ante la crecida vertiginosa del agua, y esas historias son las que se reviven a través de las entrevistas en primera persona. El documental atraviesa un doloroso recorrido por experiencias, aprendizajes, temores y preocupaciones actuales, y abre las puertas a una convocatoria social urgente para generar conciencia y pensar las estrategias necesarias para evitar otra posible catástrofe urbana.

"Es una película que trata de reflejar las historias que se vivieron a partir de la inundación, atravesando sus distintas dimensiones: las trayectorias de vida de las personas, cómo afectó sus vidas y cómo sobrevivieron a eso. Y también toma mucha fuerza la cuestión de qué pasa en la actualidad en la ciudad con respecto a posibles nuevas inundaciones", explicó Alejandra Esponda, una de las ideólogas del documental que cuenta con la dirección de Uriel Fernádez. Juntos comenzaron a trabajar en noviembre del año pasado y con un numeroso equipo detrás integrado por guionistas, productores artísticos, directores de arte, de fotografía, montajistas, editores, diseñadores, animadores, sonidistas, periodistas y una banda de trece músicos, entre otros colaboradores.

"La Plata está ubicada en un terreno inundable y por eso todas las decisiones que se tomaron al momento de la fundación tuvieron que ver con construir una ciudad a espaldas de la naturaleza. Entubar los arroyos y ponernos arriba es una situación estructural que es muy difícil de modificar después", reflexiona la licenciada, magister y doctora en Antropología Social. "¿Se recuerda todo esto en nuestra ciudad? ¿Por qué no? ¿Estamos preparados en caso de que haya una nueva inundación? ¿De quién es la responsabilidad de que la sociedad sepa cómo reaccionar ante un nuevo suceso?", se pregunta Esponda. Ese es el eje que atraviesa a toda esta realización audiovisual.

"Intentamos poner en eje de que se trata de una política de Estado, principalmente porque debería ser un tema que atraviesa los tres niveles (municipal, provincial y nacional), y que además atravesó las diferentes gestiones: no es un tema ni del Gobierno anterior, del actual o del que vendrá; los mismos entrevistados te dicen 'acá no hay grieta'. No es una cuestión de partido político sino de institución estatal", remarca además la realizadora.

Sumados a los testimonios de vecinos afectados por aquella subida del agua, en el documental dicen presente distintos especialistas que estudiaron la tragedia, como meteorólogos del Observatorio de la UNLP, arquitectos urbanistas, el director del Hospital de Niños y rescatistas, entre otros. No hay voces de políticos o funcionarios judiciales, pero todo el debate sobre la cantidad de muertes está presente, y ese cuestionamiento al rol de la justicia es un tema recurrente en los testimonios. "Hay una denuncia de que la justicia no alcanzó y que nunca termina de estar a la altura de las circunstancias de lo que la sociedad necesita como reparación, porque finalmente termina siendo condenada una sola persona con un rol mucho menor en la gestión. El objetivo del documental es decir 'hablemos de esto, hagámonos cargo como sociedad y más que nada quienes tienen responsabilidades'", dice Esponda.

"Hay que hacerse cargo de que vivimos en un territorio que si llega a llover de igual manera, más allá de las obras que se hayan hecho para mitigar sus efectos, puede volver a inundarse. ¿Qué hacemos frente a eso? En una región que hay terremotos, los chicos saben qué hacer; nuestros niños no tienen una formación ambiental en la escuela que les permita conocer el territorio. Lo planteamos más desde ahí", ahonda. Es una invitación a repensar las acciones que se llevan a cabo en la capital de la provincia de Buenos Aires por parte de los gobernantes y los privados, como por ejemplo las constructoras. "No hay una política estatal que diga cuál es la zona inundable, cuál es el corredor seguro; estos son temas que no se hablan", insiste.

Los testimonios son fuertes. Todas las historias están atravesadas por el dolor y la tristeza de un recuerdo que dice presente todo el tiempo, pese a que ya no se ven en la calle los miles de vecinos que en aquel momento sí salieron a manifestarse para exigir justicia a las cabezas de las gestiones que administraban la ciudad, la provincia y el país: el intendente Pablo Bruera, el gobernador Daniel Scioli y la presidenta Cristina Fernández. "Al momento de hacer las entrevistas nos encontramos con gente que decía que La Plata no tiene memoria sobre la inundación", cuenta Esponda.

Y a la hora de reflexionar sobre la enseñanza que deja el paso del tiempo, la realizadora piensa que "tenemos un problema social, más allá de las responsabilidades concretas que haya, para poder trabajar con esta historia reciente, cercana y trágica que nos tocó vivir. Hay una responsabilidad estatal en todos sus niveles para enfrentar como ciudad este problema -si sabemos que las obras no alcanzan, hay que saber cómo formar a los ciudadanos para que sepan qué hacer en caso de inundación, como si viviéramos en una zona de terremotos-; pero también hay cuestiones sociales que tenemos que discutir. Y desde 0221.com.ar, así como nos hacemos cargo de lo que sucedió en la dictadura y llevamos adelante el sitio Huellas, compartimos este espíritu de recordar para poner sobre la mesa los temas que nos preocupan a los platenses. Como medio nos hacemos cargo de repensar todas estas situaciones".

"La lluvia fue extraordinaria pero puede ocurrir de nuevo y nos va a encontrar poco preparados", repite Esponda, que destaca el nivel de producción y realización del documental: "Es un producto en el que tratamos de tener mucho cuidado a la hora de su tratamiento y está realizado con el objetivo de que tenga el máximo de calidad posible en términos técnicos también, cuidando todos los detalles".

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar