jueves 22 de febrero de 2024

A Pablo Bruera lo esperan en tribunales con varias pruebas y una grave acusación

Por este caso ya hubo dos condenas y esos antecedentes lo dejan cerca de ir a prisión como ocurrió con su hermano Mariano

--:--

Las condenas previas por pago de sobornos en la Municipalidad de La Plata durante la gestión del exintendente Pablo Bruera es un antecedente que su defensa deberá tener en cuenta a la hora de diagramas la estrategia ante una segura imputación y posible llamado a declaración indagatoria lo que marcará su formal procesamiento en la investigación penal que un tribunal ordenó reabrir tras el juicio oral que terminó en la condena de Mariano Bruera, a seis años de prisión, por asociación ilícita. El caso tiene en vilo a la ciudad y amenaza con tener impacto político en el cierre de listas del peronismo de la ciudad, donde un dirigente que fue funcionario en ese gobierno -el concejal Guillermo Escudero- sostiene sus intenciones de competir por la intendencia.

En la causa penal, que ya cuenta con dos sentencias condenatorias (se dio por probado el delitos en dos resoluciones distintas), hay evidencias (nombres, direcciones y teléfonos) de personas que lograron la rezonificación de sus tierras y hasta una sorprendente planilla de Excel. No hay dudas que serán citados a declarar para que den explicaciones porque la sospecha de que pagaron un soborno es muy fuerte y en este tipo de delito se castiga tanto al que recibe el dinero como al que lo da. "El tango se baila de a dos" repiten en los pasillos tribunalicios ante la consulta sobre este tema.

Lee además

Según la sentencia del Tribunal Oral Criminal (TOC) II de La Plata, la empresa criminal estuvo conformada por varias personas. Pero en su voto, el juez Claudio Bernard habló de "dos" ventanillas de cobro. Tras analizar toda la prueba del juicio y la de expediente concluyó que a la rama ilegal condenada hay que sumar la de "(Jorge) Campanaro, que según sus aseveraciones tenía acceso directo e inmediato con el intendente Dr. Pablo Bruera". ¿Es posible esta actividad ilegal sin el conocimiento del entonces intendente Bruera? Esta es la pregunta que busca respuestas.

Para la Justicia, esta asociación ilícita "estaba conformada por al menos cinco personas pertenecientes a la Municipalidad de La Plata, tres de ellos de la cúpula dirigencial, uno de ellos empleado y otro exempleado municipal que, a través de división de tareas y funciones, se encargaban de solicitar dinero en dólares, de manera ilícita a cambio de la rezonificación de terrenos perteneciente a la categoría de reserva urbana". Nótese que el término "al menos" deja abierta la posibilidad de más integrantes. Eso mismo entendió la fiscal de juicio Victoria Huergo y pidió la reapertura de la causa.

La sentencia fue unánime pero el voto fue redactado por el juez Bernard, quien consideró que al momento de la denuncia de los hechos juzgados "existía una administración municipal corrupta enquistada en funcionarios públicos, con distintos roles y funciones que se dedicaban a cobros indebidos de sumas dinerarias para otorgar la rezonificación de terrenos".

De la declaración que el denunciante Andreau realizó en el juicio oral emerge la sospecha que desde las más altas esferas municipales sabían de la existencia de pedidos de coimas a particulares que querían lograr la rezonificación de sus tierras para realizar loteos y volcarlos al mercado inmobiliario para el desarrollo de viviendas. De acuerdo con la investigación del fiscal Jorge Paolini, los terrenos de Andreau eran considerados "reserva urbana" y, por lo tanto, se impedía el loteo en parcelas más pequeñas. Sin embargo, el Código de Ordenamiento Urbano (COU) redactado durante la gestión Bruera contemplaba que las parcelas de más de una hectárea se podían dividir por decreto sin pasar por el Concejo Deliberante y fue en ese marco que el empresario recibió la propuesta de lotear sus terrenos a cambio de una importante suma de dinero. "Yo había terminado los trámites de rezonificación, esa noche estaba con amigos tomando café en Bliss -la tradicional cafetería de City Bell- y recibo un llamado telefónico, salgo para hablar y cuando regreso les comento 'estos bandidos me quieren coimear' (para que se aprueben los expedientes de rezonificación), a lo que el martillero Santiago Mamberto me aconseja que radique la denuncia, así empezó todo", recordó el denunciante.

EL RELATO DE ANDREAU

"Cuando fui a denunciar, el fiscal (Jorge) Paolini me dijo: 'Todos sabemos que en La Plata hay mucha corrupción, pero nadie se anima a denunciarla'. Y enseguida me dijo si aceptaba que me intervengan el teléfono y acepté. Yo nunca pensé que los iba a meter presos a todos, yo lo único que buscaba era que frenaran con los pedidos de coimas", aseguró Andreau. Con la denuncia radicada, siguió los consejos del fiscal, quien le dijo "hablá por teléfono con todos" y así se obtuvieron las escuchas telefónicas. En ese derrotero de relaciones para lograr que avance la investigación, lo fue a ver al exfuncionario Jorge Campanaro. Cuando le comentó la situación, escuchó lo que se imaginaba. Según declaró bajo promesa de decir la verdad, sostuvo que Campanaro le respondió: "Esto es una colaboración que hay que hacer, dejame ver que lo voy a hablar con Pablo", en relación al exintendente Pablo Bruera

En otro pasaje de su relato, Andreau recordó otra promesa de Campanaro, quien le dijo según sus dichos: "Ahora Pablo (Bruera) está ocupado, dejame hablar con él para ver qué quita te podemos hacer". Además, aseguró que el exfuncionario municipal tuvo un crecimiento exponencial en muy poco tiempo de su patrimonio personal y rememoró que existieron quejas por construir edificios sin tener las habilitaciones aprobadas. Sobre el pedido de coimas que recibió, dijo: "Me cuesta creer que todo termine en Campanaro", en referencia a que tiene la sospecha personal que la mayor parte de la presunta recaudación de sobornos terminaba en manos del entonces intendente.

Por estos dichos es que la fiscal solicitó que se extraiga copia del testimonio y se remita a la fiscalía en turno para que se abra una investigación sobre el exconcejal radical, abogado y empresario Campanaro, quien fue uno de los fundadores del Frente Renovador Platense con el que Pablo Bruera llegó a la intendencia de La Plata en el año 2007 y se despidió en diciembre de 2015.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar