viernes 12 de abril de 2024

El docente condenado Lucas Puig rompió el silencio: "No soy un degenerado"

Tras el silencio que mantuvo en el juicio oral habló para decir que es inocente y lo hizo ante los jueces de Casación. La menor no fue escuchada en la audiencia

--:--

El detenido habló una sola vez en el proceso, fue cuando la fiscal Virginia Bravo, al inicio de la causa en el año 2010, le tomó una ampliación de su declaración indagatoria. Desde entonces, luego de 13 años, volvió a tomar la palabra en una sede judicial.

Lee además

“Soy profesor de música, no abusador de menores. Soy el hijo de Alicia y Pepe, no un degenerado”. Así se presentó el acusado ante los jueves Víctor Violini, Ricardo Maidana presentes en la sala y Carlos Natiello que siguió la audiencia de manera telemática. Los dos magistrados visibles siguieron al detalle su palabra.

Los chicos son víctimas del proceso no de cosas que supuestamente hice en el jardín (de infantes) del Colegio San Benjamín”, sostuvo el profesor. Frente a él estaba una de las menores denunciantes, su madre y la madre del otro menor denunciante cuyos datos se mantienen en reserva para preservar la intimidad de los hoy adolescentes.

Puig sostuvo que siempre estuvo a disposición de la justicia, aunque reconoció que no concurrió a la audiencia del “gran informe presencial” realizada por dos peritos de parte de la acusación. Ese informe fue una de las pruebas que valoraron los jueces de primera instancia para fundar la condena.

“Yo amo ser docente y eso me llena como persona”, señaló en otro pasaje. “Yo siempre confié en la justicia, colaborpe, yo pedí ser juzgado, pedí un juicio justo en un plazo razonable, sigo confiando en la justicia”.

También atacó a los jueces que lo condenaron (Cecilia Sanucci, Ramiro Fernández Lorenzo y Hernán Decastelli): “El Tribunal I avasalló todo y me convirtió en víctima de violencia institucional” para luego hacer énfasis en su versión y aseverar que “el hecho no ocurrió, soy inocente, yo no hablo por mí lo hacen los docentes que están afuera”, en relación a los manifestantes que gritaba “Luca inocente”.

Antes del cierre de la audiencia los jueces le volvieron a conceder la última palabra: “Todo lo que digo lo digo con respeto, hago uso de mi derecho a declarar, confío en la justicia, lamento que hayan pasado 13 años, soy inocente”.

Antes los abogados de las familias de los menores denunciantes solicitaron que declare uno de ellos en el marco de la Ley de Víctimas. Los jueces se opusieron a escuchar el testimonio de la joven que estuvo presente durante toda la audiencia junto a su madre. La joven se retiró con lágrimas en los ojos, su madre insultando al acusado: “Degenerado, violador, le arruinaste la vida a mi hija”.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar