sábado 01 de junio de 2024

El día que Bilardo echó a Islas de un entrenamiento de la Selección por llegar en moto

El arquero campeón con la Selección reveló una graciosa anécdota del día que le tocó irse del predio de AFA por llegar arriba de una Suzuki 1100.

--:--

La carrera profesional de Luis Islas, quien tuvo sus primeros partidos en primera en Estudiantes de La Plata, comenzó apenas pasó la mayoría de edad de la mano de Carlos Salvador Bilardo, el director técnico que confió en él para que sea uno de los tres arqueros del plantel campeón del mundo en México 1986.

Un día, Luis recibió la noticia de que el mismo hombre que lo subió a la primera del Pincha le daba la posibilidad de entrenar con el seleccionado argentino, el mismo en el que jugaban Diego Maradona, José Luis Brown, Claudio Borghi, Jorge Burruchaga, Héctor Enrique o Ricardo Giusti, entre otros ídolos. La juventud que caracterizaba a Islas por esos tiempos lo llevó a tomar decisiones poco acertadas en lo extrafutbolístico, como por ejemplo llegar en moto a los entrenamientos, pero especialmente al de Argentina, donde Bilardo le dio una lección.

Lee además

En una entrevista a solas con Infobae, el exarquero campeón del Mundo se animó a relatar la anécdota del día que el Narigón no le permitió entrar al predio de AFA. Cuando le tocó responder por aquel momento, Islas dijo que Bilardo lo "sacó cagando". "Era pibito. Tenía una Suzuki 1100, caño, pistero yo. Los autos de carrera, todo eso, me encanta. Cuando llegué al predio de AFA, antes de que vinieran los periodistas, Carlos me dice: 'Qué haces con la moto, andate a tu casa'. Me sacó cagando. Me fui para mi casa", recordó.

Esta reacción de Bilardo lo sorprendió por completo a Islas, quien recibió un golpe de madurez y tomó dimensión de los peligros que significaba ir arriba de una moto por la vida siendo futbolista profesional. "Hay cosas que no analizabas, yo hoy como entrenador no entiendo que un jugador me venga a entrenar en moto. Pero yo tenía 16 o 17 años", completó.

En ese entonces el arquero tenía aproximadamente 17 años y recién empezaba a conocer las responsabilidades de la vida adulta. Una vida a la que tuvo que adaptarse rápidamente tras el ingreso al deporte de alto rendimiento.

Y fue días después de ese reto que el arquero vivió un momento que le sirvió de aprendizaje. "Voy a contar algo que nadie lo sabe, nunca lo dije. Iba con esa Suzuki 1100 la semana previa a que me compre el Atlético de Madrid. Acelerando, me para un auto adelante, freno, patino, me raspo todo. Le pegué con esto (se marca las costillas) a la rueda del 147. Todo quemado, me llevaron al hospital. No me pasó nada, pero tenía miedo de haberme roto algo. Me había quemado todo. Llego a la semana a España todo quemado, con ampollas. A partir de ahí nunca más moto", reconoció.

 

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar