martes 11 de junio de 2024

De líder del grupo a estar aislado en su celda: la situación que inquieta a Máximo Thomsen

El grupo se debilitó tras la sentencia por algunos resquemores de la convivencia previo al juicio que determinó su pena. ¿Qué será de Thomsen ahora?

--:--

Máximo Thomsen (23) es uno de los cinco rugbiers que fueron condenados a prisión perpetua tras el veredicto de los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores hace casi una semana. Ese día, fue el único de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa que no resistió de pie al oír la condena que lo sentenciara a 50 años de cárcel, por lo que cayó desplomado al suelo llamando la atención de todo el público presente y, asimismo, de quienes presenciaron de manera virtual el juicio.

Tras haber recibido sus respectivas penas, los rugbiers culpables del asesinato del joven de 18 años a la salida de un boliche en Villa Gesell fueron trasladados nuevamente a la Alcaidía de Melchor Romero, donde pasaron sus primeros tres años tras las rejas, aunque ahora con una condena ya expuesta en los tribunales.

Lee además

Anterior al juicio, los jóvenes compartían celda en un sector apartado del resto del pabellón, derecho otorgado por la Justicia tras el pedido de su abogado defensor, Hugo Tomei, quien se encargó de ubicarlos allí para poder "resguardar su integridad física".

Trabajando en la huerta o recorriendo los diferentes sectores del patio del penal, los rugbiers solían andar juntos para todos lados, aunque con el pasar de los meses diferentes resquemores comenzaron a surgir en una convivencia envuelta en nervios, tensión y el constante recuerdo de aquella noche en la que terminaron con la vida de Báez Sosa.

Thomsen siempre fue catalogado como el "lider" de la banda, especialmente por su participación principal en la masacre contra Fernando. Ahora, el grupo se apartó de él debido a algunas actitudes que no gustaron durante las últimas semanas, entre el veredicto y la vuelta a Melchor Romero.

Pases de factura y algunos reproches serían el motivo por el que el resto de los condenados a prisión perpetua se dividieron de Máximo, por lo que desde el Servicio Penitenciario Bonaerense comenzaron a planificar la posibilidad de cambiarlo de cárcelEsta situación, incierta hasta el momento, lo inquieta y aterroriza. A tal punto que antes de conocer la sentencia pidió una consulta con una psicóloga en Melchor Romero.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar