0221
"Pegale un tiro que es rati": torturaron a un policía en un feroz robo en La Plata
INSEGURIDAD

"Pegale un tiro que es rati": torturaron a un policía en un feroz robo en La Plata

Los delincuentes drogaron a las mascotas de la víctima y la esperaron en su hogar. Lo sorprendieron, golpearon y lo desvalijaron.

30 de septiembre de 2022

Un subcomisario de la Policía Bonaerense fue víctima de un feroz robo en su casa de Arturo Seguí, donde un grupo de delincuentes lo sorprendió, golpeó y hasta amenazó con asesinar para hacerse con un importante botín que incluyó dinero en efectivo, objetos de valor, su arma reglamentaria y hasta su credencial de agente policial. Los investigadores trabajan ahora en reunir pistas de los atacantes, cuya identidad y paradero todavía es un misterio.

Según pudo saber 0221.com.ar, todo sucedió en 418 entre 157 y 158. Los asaltantes drogaron a las mascotas para evitar imprevistos y esperaron con paciencia. Cerca de las 22, cuando el efectivo llegó a su hogar, los ladrones encapuchados y fuertemente armados lo sorprendieron en el interior de la vivienda, le dieron una brutal paliza y hasta lo torturaron para obligarlo a darles todo lo que guardaba de valor en el lugar.

Aunque el agente habría intentado resistirse al robo, finalmente fue reducido y recibió varios culatazos en un intento por amedrentarlo. Ya con los pies y manos atados con precintos, los delincuentes procedieron a exigirle lo que estaban buscando: dinero y objetos de valor.

En medio de la dramática secuencia, todo empeoró cuando los maleantes se toparon tanto con el arma reglamentaria del oficial como su credencial de policía. "Pegale un tiro que es rati", lanzó el delincuente dirigiéndose a uno de sus cómplices que mantenía encañonada a la víctima. Afortunadamente, sin embargo, el joven no gatilló.

Tras recorrer la vivienda de punta a punta, finalmente los asaltantes comprendieron que ya no iban a encontrar más dinero u objetos que robar y escaparon del lugar sin dejar rastros, llevándose consigo una suma de dinero que no trascendió, objetos de valor, el arma del agente y hasta su credencial de policía bonaerense.

Minutos después la víctima logró liberarse y dio aviso a sus colegas. Efectivos del Comando de Patrulla La Plata y la comisaría Decimosegunda llegaron hasta el lugar y montaron un veloz operativo, pero no pudieron dar con los implicados, que todavía son intensamente buscados en toda la región.

COMENTARIOS

Los delincuentes drogaron a las mascotas de la víctima y la esperaron en su hogar. Lo sorprendieron, golpearon y lo desvalijaron.
0221

"Pegale un tiro que es rati": torturaron a un policía en un feroz robo en La Plata

Los delincuentes drogaron a las mascotas de la víctima y la esperaron en su hogar. Lo sorprendieron, golpearon y lo desvalijaron.
"Pegale un tiro que es rati": torturaron a un policía en un feroz robo en La Plata

Un subcomisario de la Policía Bonaerense fue víctima de un feroz robo en su casa de Arturo Seguí, donde un grupo de delincuentes lo sorprendió, golpeó y hasta amenazó con asesinar para hacerse con un importante botín que incluyó dinero en efectivo, objetos de valor, su arma reglamentaria y hasta su credencial de agente policial. Los investigadores trabajan ahora en reunir pistas de los atacantes, cuya identidad y paradero todavía es un misterio.

Según pudo saber 0221.com.ar, todo sucedió en 418 entre 157 y 158. Los asaltantes drogaron a las mascotas para evitar imprevistos y esperaron con paciencia. Cerca de las 22, cuando el efectivo llegó a su hogar, los ladrones encapuchados y fuertemente armados lo sorprendieron en el interior de la vivienda, le dieron una brutal paliza y hasta lo torturaron para obligarlo a darles todo lo que guardaba de valor en el lugar.

Aunque el agente habría intentado resistirse al robo, finalmente fue reducido y recibió varios culatazos en un intento por amedrentarlo. Ya con los pies y manos atados con precintos, los delincuentes procedieron a exigirle lo que estaban buscando: dinero y objetos de valor.

En medio de la dramática secuencia, todo empeoró cuando los maleantes se toparon tanto con el arma reglamentaria del oficial como su credencial de policía. "Pegale un tiro que es rati", lanzó el delincuente dirigiéndose a uno de sus cómplices que mantenía encañonada a la víctima. Afortunadamente, sin embargo, el joven no gatilló.

Tras recorrer la vivienda de punta a punta, finalmente los asaltantes comprendieron que ya no iban a encontrar más dinero u objetos que robar y escaparon del lugar sin dejar rastros, llevándose consigo una suma de dinero que no trascendió, objetos de valor, el arma del agente y hasta su credencial de policía bonaerense.

Minutos después la víctima logró liberarse y dio aviso a sus colegas. Efectivos del Comando de Patrulla La Plata y la comisaría Decimosegunda llegaron hasta el lugar y montaron un veloz operativo, pero no pudieron dar con los implicados, que todavía son intensamente buscados en toda la región.