0221
"Tiene miedo de volver a la Facultad": el crudo testimonio del estudiante baleado
EN 118 Y 62

"Tiene miedo de volver a la Facultad": el crudo testimonio del estudiante baleado

El joven está fuera de peligro pero deberá ser operado por la gravedad de una herida de bala, que le afectó el hueso de su pierna derecha.

23 de septiembre de 2022

Me dijo: 'Tengo miedo de volver a la Facultad. No quiero volver'”. La que habla es Carolina, la mamá del estudiante de la carrera de Periodismo de la UNLP que fue baleado en las inmediaciones de la unidad académica de 63 y 118. Todo ocurrió cuando la víctima regresaba de cursar a su casa y fue sorprendida por dos delincuentes a bordo de un auto. Uno de ellos le gatilló a quemarropa y finalmente tuvo que ser internado de urgencia.

El joven de 21 años se recupera favorablemente pero deberá ser operado en las próximas horas por la gravedad de la herida de bala que sufrió en su pierna derecha. “Sigue en el Hospital San Martín, a donde lo trajeron anoche. El balazo le produjo una fractura expuesta en la tibia de la pierna derecha. Y se está realizando estudios porque tendrá que operarse. Más tarde será trasladado a Ipensa”, dijo la mujer.

Notoriamente angustiada por la situación que sufrió su hijo, Carolina remarcó que “pasó bien la noche” y “ahora tiene un suplemento, tiene tornillos y clavos. La bala afectó el hueso, por eso hay que operarlo sí o sí”, completó.

En ese sentido, agregó que una de las preocupaciones de su hijo pasa por saber cómo quedará su pierna luego de la operación. “Es todo muy reciente y los médicos no nos pudieron decir cómo le va a quedar la pierna. Lo más importante es que no hubo ningún órgano comprometido, músculo o arteria, si no pudo haber muerto desangrado. Él está tranquilo, bien de ánimo. Tiene una indignación bárbara porque trabaja, estudia hace deportes", subrayó en declaraciones a El Día.

La víctima vive a tan solo dos cuadras de la Facultad y ya manifestó que “tiene miedo de volver”. “Yo le dije que cuando se recupera que vaya en auto. Él quedó con miedo después de todo lo que vivió", reveló la mamá del estudiante. Por último, Carolina adelantó que le espera un período de rehabilitación y uso de muletas. “El deseo es que pueda recuperarse porque es una excelente persona, tiene muchos sueños y practica mucho deporte", concluyó.

Tal como informó 0221.com.ar, todo ocurrió alrededor de las 22 en las inmediaciones de 62 y 118, una zona caracterizada por el movimiento que generan las facultades de la UNLP que tienen sede en el lugar.

El alumno de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social fue interceptado por dos hombres armados, quienes de inmediato le hicieron saber sus intenciones y finalmente abrieron fuego contra él para lograr reducirlo.

Varios vecinos salieron a la puerta de sus hogares y terminaron asistiendo al joven que yacía en la vereda con un disparo en una de sus piernas. Fueron ellos quienes los que trasladaron al joven al Hospital San Martín. Afortunadamente, su vida no corre riesgo. Por su parte, la comunidad educativa de la Facultad manifestó su preocupación por la ola delictiva que pone en jaque la tranquilidad de la vida estudiantil.

El joven está fuera de peligro pero deberá ser operado por la gravedad de una herida de bala, que le afectó el hueso de su pierna derecha.
0221

"Tiene miedo de volver a la Facultad": el crudo testimonio del estudiante baleado

El joven está fuera de peligro pero deberá ser operado por la gravedad de una herida de bala, que le afectó el hueso de su pierna derecha.
"Tiene miedo de volver a la Facultad": el crudo testimonio del estudiante baleado

Me dijo: 'Tengo miedo de volver a la Facultad. No quiero volver'”. La que habla es Carolina, la mamá del estudiante de la carrera de Periodismo de la UNLP que fue baleado en las inmediaciones de la unidad académica de 63 y 118. Todo ocurrió cuando la víctima regresaba de cursar a su casa y fue sorprendida por dos delincuentes a bordo de un auto. Uno de ellos le gatilló a quemarropa y finalmente tuvo que ser internado de urgencia.

El joven de 21 años se recupera favorablemente pero deberá ser operado en las próximas horas por la gravedad de la herida de bala que sufrió en su pierna derecha. “Sigue en el Hospital San Martín, a donde lo trajeron anoche. El balazo le produjo una fractura expuesta en la tibia de la pierna derecha. Y se está realizando estudios porque tendrá que operarse. Más tarde será trasladado a Ipensa”, dijo la mujer.

Notoriamente angustiada por la situación que sufrió su hijo, Carolina remarcó que “pasó bien la noche” y “ahora tiene un suplemento, tiene tornillos y clavos. La bala afectó el hueso, por eso hay que operarlo sí o sí”, completó.

En ese sentido, agregó que una de las preocupaciones de su hijo pasa por saber cómo quedará su pierna luego de la operación. “Es todo muy reciente y los médicos no nos pudieron decir cómo le va a quedar la pierna. Lo más importante es que no hubo ningún órgano comprometido, músculo o arteria, si no pudo haber muerto desangrado. Él está tranquilo, bien de ánimo. Tiene una indignación bárbara porque trabaja, estudia hace deportes", subrayó en declaraciones a El Día.

La víctima vive a tan solo dos cuadras de la Facultad y ya manifestó que “tiene miedo de volver”. “Yo le dije que cuando se recupera que vaya en auto. Él quedó con miedo después de todo lo que vivió", reveló la mamá del estudiante. Por último, Carolina adelantó que le espera un período de rehabilitación y uso de muletas. “El deseo es que pueda recuperarse porque es una excelente persona, tiene muchos sueños y practica mucho deporte", concluyó.

Tal como informó 0221.com.ar, todo ocurrió alrededor de las 22 en las inmediaciones de 62 y 118, una zona caracterizada por el movimiento que generan las facultades de la UNLP que tienen sede en el lugar.

El alumno de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social fue interceptado por dos hombres armados, quienes de inmediato le hicieron saber sus intenciones y finalmente abrieron fuego contra él para lograr reducirlo.

Varios vecinos salieron a la puerta de sus hogares y terminaron asistiendo al joven que yacía en la vereda con un disparo en una de sus piernas. Fueron ellos quienes los que trasladaron al joven al Hospital San Martín. Afortunadamente, su vida no corre riesgo. Por su parte, la comunidad educativa de la Facultad manifestó su preocupación por la ola delictiva que pone en jaque la tranquilidad de la vida estudiantil.