jueves 30 de mayo de 2024

Destrozaron una escuela de La Plata y se robaron las últimas cinco computadoras

Se trata de la Escuela 69, en Ringuelet. Los atacantes activaron los matafuegos y hasta rompieron y ensuciaron todo con la comida.

--:--

La Escuela Secundaria N°69 de Ringuelet volvió a ser atacada y ahora con más saña: entraron durante la madrugada de este viernes y causaron destrozos adentro, además de robarse las últimas cinco computadoras que quedaban. La comunidad educativa está viviendo momentos de mucha angustia porque se tuvieron que suspender las clases y la dificultad para reponerse de un nuevo golpe es mayor.

Las autoridades y docentes que llegaron este viernes para comenzar una nueva jornada escolar quedaron impactadas en las puertas del establecimiento de Camino Centenario y 511: las rejas estaban rotas y adentro todo era caos, con harina y huevos rotos por los pisos y las paredes, los restos de los matafuegos que habían sido activados y la pérdida de las computadoras que habían sobrevivido al anterior ataque. La directora tuvo que suspender las clases.

Lee además

Trabajadores del colegio explicaron a 0221.com.ar que la escena era muy triste, porque no podían creer el nivel de los destrozos: "Lo que notamos es que hay mucha maldad, es la segunda vez que nos pasa en menos de una semana. Lo que sospechamos es que son menores"

Los atacantes no sólo se llevaron las computadoras que estaban en Preceptoría, sino que hasta rompieron las bolsas de comida del Servicio Alimentario Escolar que envía la Provincia y activaron los matafuegos, por eso los pisos del establecimiento quedaron completamente sucios.

Enseguida las autoridades dieron aviso a la Policía, que envió patrulleros para realizar los peritajes. Los docentes y todos los alumnos que estaban en la vereda esperando entrar a un nuevo día de clases tuvieron que pegar la vuelta, hasta nuevo aviso.

OTRO DURO GOLPE

El último lunes ocurrió un hecho similar: un grupo de ladrones se metió de madrugada a esta escuela y se llevó todo lo que encontró a su paso, incluyendo una gran cantidad de computadoras usadas por los chicos.

"Mi hijo volvió a casa porque no tuvo clases, la Policía estaba en la escuela luego de que les comunicaron que delincuentes habían entrado y se robaron todas las computadoras", había dicho un padre. La Policía también inició entonces una investigación pero todavía no hay rastros de los culpables.

En el último tiempo, las instituciones educativas de la región se convirtieron en un blanco fácil para los delincuentes. Por eso se multiplican los reclamos a los ministerios de Seguridad y Educación de la provincia de Buenos Aires.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar