jueves 25 de julio de 2024

Abuso en el Santa Ana: padres vuelven a cortar la calle y reclaman la renuncia del cura

Grupos de familiares y alumnos se convocaron este miércoles frente a la parroquia. Dicen que dice dando clases en el secundario y piden la detención.

--:--

La polémica y la indignación continúa en la comunidad educativa del Colegio Santa Ana de La Plata donde fue denunciado un presunto caso de abuso por parte de un sacerdote. En la mañana del miércoles, los padres de los alumnos que asisten al establecimiento volvieron a cortar las calles y a pedir la detención del acusado.

"Buscamos la renuncia del cura y además que lo denuncien desde la iglesia, porque no se realizó la denuncia correspondiente", dijo Yamila, madre de un estudiante del Santa Ana, a 0221.com.ar desde la manifestación frente al secundario ubicado en 31 e/ 508 y 509. Se convocaron padres y alumnos de ese nivel porque aseguran que allí sigue dando clases. "Esta persona tendría que estar presa y todos los que lo taparon", afirmaron.

Lee además

"El director del secundario no sabía y le dijeron que ya se había desestimado el caso, como si no fuera verdad lo que estamos denunciando", expresó la madre a este medio. Por estos motivos es que decidieron volver a movilizarse y además realizar una marcha hasta el colegio primario (donde se convocaron el día martes) para volver a protestar frente a los directivos. "Sería de gran ayuda si alguien conoce más casos de abusos dentro del colegio, que se comunique con nosotros", agregó Yamila.

EL CASO DE ABUSO SEXUAL

Como informó previamente este medio, la denuncia fue realizada en noviembre del 2021 y la víctima habría sido abusada en las instalaciones del colegio.

En un comunicado que se difundió, los padres afirmaron que "no se han arbitrado las medidas pertinentes" ya que "hasta el día de la fecha la representación legal de la institución no ha resuelto esta grave situación y el sacerdote no ha sido apartado de su lugar", por lo que continuaría en contacto con menores de edad.

"Toda la comunidad educativa está consternada por considerar que no se han arbitrado las medidas pertinentes", expresaron.

EL COLEGIO ROMPIÓ EL SILENCIO

En medio de la conmoción por la denuncia, las representantes legales del establecimiento de 511 entre 26 y 27 emitieron un comunicado para dar su versión de los hechos y contar cuál fue el accionar de las autoridades educativas al enterarse del caso.

"A fines del año pasado se recibió una consulta de una familia de la comunidad educativa, sobre una presunta situación de conflicto. De lo investigado surge que fue una celebración en la que estaban todos los presentes, cerca de 25 alumnos, en el patio abierto y a la vista de todos, acompañados de dos docentes a cargo de la actividad. El sacerdote estaba en el centro e iba pasando cada alumno enviado y recibido por una de las docentes atenta al desarrollo", comienza el texto que lleva las firmas de las representantes legales Marisa Bolla y Celina Isabel Vidal Sprauer.

A su vez, indicaron que los docentes presentes y coordinares de esa actividad informaron que "en ningún momento se advirtió allí un acto inmoral o alguna acción que comporte una vulneración de los derechos de ningún menor". De acuerdo a la versión de las autoridades, de todas formas se iniciaron las actuaciones en cumplimiento del protocolo institucional y se tomaron acciones como dialogar "con la familia mediante citaciones institucionales, la presentación del informe de situación de conflicto ante la Jefatura Región 1 y la correspondiente presentación ante el servicio zonal de protección a los derechos del niño y del adolescente".

Además, aclararon que "si bien no había estrictamente una denuncia, el Arzobispado determinó preventivamente que el sacerdote cesara su cargo de representante legal de ese colegio, se nombrara a otra persona en ese cargo y el sacerdote no tuviera actividad alguna en ese colegio".

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar