Se robaron los balcones de una histórica casa de La Plata que es patrimonio cultural | 0221
0221
Se robaron los balcones de una histórica casa de La Plata que es patrimonio cultural
INCREÍBLE

Se robaron los balcones de una histórica casa de La Plata que es patrimonio cultural

Los propietarios decidieron reforzar los accesos a la vivienda. El hecho está vinculado con el robo de otros objetos de bronce de la ciudad.

29 de marzo de 2022

Delincuentes se robaron dos de los balcones de hierro del frente de la Casa Arana, una propiedad que si bien forma parte del patrimonio histórico y cultural de La Plata, es protegida tanto por normativa local como bonaerense. A raíz de este incidente, los propietarios de la vivienda donde se encuentra el Patio Nazarí decidieron tapiar las ventanas con ladrillos.

"Decidimos tapiar porque la próxima iban a ingresar a la vivienda", explicó Diego Alejandro Arana, uno de los dueños de la casa construida en 1883 por Diego Pantaleón Arana, tío y suegro de Dardo Rocha.

El hallazgo fue descubierto hace un tiempo y, por este motivo, decidieron proteger los accesos a la propiedad, que en su interior posee una réplica del Patio de los Leones de la Alhambra. El hecho se vincula con una serie de episodios que se vienen registrando en los últimos meses, con el robo de objetos de bronce que el fin de semana último tuvo como botín el busto del poeta Francisco López Merino en el Paseo del Bosque.

DEMANDA CONTRA EL ESTADO BONAERENSE

El estado ruinoso de la casa llevó a los herederos a entablar el año pasado una demanda contra el Estado provincial radicada en el Juzgado Contencioso Administrativo N° 4. Su pretensión es que la Provincia efectivice la expropiación y que, además, se contemple una indemnización por el perjuicio sufrido desde la declaración patrimonial sin haber llevado a cabo acciones efectivas de preservación.

Cabe señalar que en 2008 la Legislatura provincial aprobó la ley 13.906 la que declaró a la "Casa Arana", ubicada en 49 entre 2 y 3, como "bien de interés histórico y arquitectónico incorporado al patrimonio cultural de la provincia de Buenos Aires" como "exponente de la arquitectura hispano-musulmana". Esta ley otorgó a la vivienda una protección en grado "estructural" que obliga a conservarla integralmente, salvaguardar y poner en valor la autenticidad de su diseño y materiales originales.

El inmueble ya había sido incluido en el decreto municipal N°1579 de 2006, durante la intendencia de Julio Alak, por el cual se constituyó el Catálogo de Bienes Patrimoniales a preservar de la ciudad de La Plata. Esa instancia asignó a la vivienda un grado de protección de carácter cautelar.

Sin embargo, nada de esto se cumplió y actualmente la Casa Arana está en una situación crítica. Por si esto fuera poco, ahora los propietarios tienen que lidiar con los hechos delictivos que tienen en jaque la tranquilidad del barrio.

LA HISTORIA DEL PATIO NAZARÍ

El propio Dardo Rocha lo empezó a construir en 1889 como un regalo para su suegro y tío. Aunque parezca algo poco creíble para la época, las piezas de la reliquia fueron traídas desde España para que sean ensambladas en la ciudad, como si fuera un gran rompecabezas.

"La casa ya estaba construida cuando Dardo Rocha volvió de su gira por Europa y decidió regalarle a Diego Arana una réplica en escala del Patio de los Leones de la Alhambra de Granada. Arana había venido de España pero nunca pudo regresar", contó a 0221.com.ar la asesora patrimonial de Defendamos La Plata, Marcela Nacarate. La arquitecta explicó que las piezas llegaron al país en cajas que traían las medidas exactas junto con las instrucciones para que la obra sea ejecutada por el artista español Ángel Pérez Muñoz, quien tardó dos años para finalizarla.

Este auténtico tesoro de la arquitectura se integró a la casa original, es decir, a la construcción existente. "El Patio se asemeja a un claustro de un convento. Los planos originales muestran que es la típica casa chorizo, una sucesión de habitaciones y puertas que están conectadas por una galería que da a la salida principal".

Al igual que muchas grandes edificaciones de la ciudad, el Patio Nazarí también está sufriendo el paso del tiempo y, principalmente, el poco cuidado que recibió en los últimos diez años. A pesar de ser declarado como "Bien Patrimonial del Casco Fundacional" por el Municipio y como "Bien de Interés Histórico y Arquitectónico e incorporada al Patrimonio Cultural" de la Provincia, la política no destinó los fondos para salvar esta histórica edificación.

Los propietarios decidieron reforzar los accesos a la vivienda. El hecho está vinculado con el robo de otros objetos de bronce de la ciudad.
0221

Se robaron los balcones de una histórica casa de La Plata que es patrimonio cultural

Los propietarios decidieron reforzar los accesos a la vivienda. El hecho está vinculado con el robo de otros objetos de bronce de la ciudad.
Se robaron los balcones de una histórica casa de La Plata que es patrimonio cultural

Delincuentes se robaron dos de los balcones de hierro del frente de la Casa Arana, una propiedad que si bien forma parte del patrimonio histórico y cultural de La Plata, es protegida tanto por normativa local como bonaerense. A raíz de este incidente, los propietarios de la vivienda donde se encuentra el Patio Nazarí decidieron tapiar las ventanas con ladrillos.

"Decidimos tapiar porque la próxima iban a ingresar a la vivienda", explicó Diego Alejandro Arana, uno de los dueños de la casa construida en 1883 por Diego Pantaleón Arana, tío y suegro de Dardo Rocha.

El hallazgo fue descubierto hace un tiempo y, por este motivo, decidieron proteger los accesos a la propiedad, que en su interior posee una réplica del Patio de los Leones de la Alhambra. El hecho se vincula con una serie de episodios que se vienen registrando en los últimos meses, con el robo de objetos de bronce que el fin de semana último tuvo como botín el busto del poeta Francisco López Merino en el Paseo del Bosque.

DEMANDA CONTRA EL ESTADO BONAERENSE

El estado ruinoso de la casa llevó a los herederos a entablar el año pasado una demanda contra el Estado provincial radicada en el Juzgado Contencioso Administrativo N° 4. Su pretensión es que la Provincia efectivice la expropiación y que, además, se contemple una indemnización por el perjuicio sufrido desde la declaración patrimonial sin haber llevado a cabo acciones efectivas de preservación.

Cabe señalar que en 2008 la Legislatura provincial aprobó la ley 13.906 la que declaró a la "Casa Arana", ubicada en 49 entre 2 y 3, como "bien de interés histórico y arquitectónico incorporado al patrimonio cultural de la provincia de Buenos Aires" como "exponente de la arquitectura hispano-musulmana". Esta ley otorgó a la vivienda una protección en grado "estructural" que obliga a conservarla integralmente, salvaguardar y poner en valor la autenticidad de su diseño y materiales originales.

El inmueble ya había sido incluido en el decreto municipal N°1579 de 2006, durante la intendencia de Julio Alak, por el cual se constituyó el Catálogo de Bienes Patrimoniales a preservar de la ciudad de La Plata. Esa instancia asignó a la vivienda un grado de protección de carácter cautelar.

Sin embargo, nada de esto se cumplió y actualmente la Casa Arana está en una situación crítica. Por si esto fuera poco, ahora los propietarios tienen que lidiar con los hechos delictivos que tienen en jaque la tranquilidad del barrio.

LA HISTORIA DEL PATIO NAZARÍ

El propio Dardo Rocha lo empezó a construir en 1889 como un regalo para su suegro y tío. Aunque parezca algo poco creíble para la época, las piezas de la reliquia fueron traídas desde España para que sean ensambladas en la ciudad, como si fuera un gran rompecabezas.

"La casa ya estaba construida cuando Dardo Rocha volvió de su gira por Europa y decidió regalarle a Diego Arana una réplica en escala del Patio de los Leones de la Alhambra de Granada. Arana había venido de España pero nunca pudo regresar", contó a 0221.com.ar la asesora patrimonial de Defendamos La Plata, Marcela Nacarate. La arquitecta explicó que las piezas llegaron al país en cajas que traían las medidas exactas junto con las instrucciones para que la obra sea ejecutada por el artista español Ángel Pérez Muñoz, quien tardó dos años para finalizarla.

Este auténtico tesoro de la arquitectura se integró a la casa original, es decir, a la construcción existente. "El Patio se asemeja a un claustro de un convento. Los planos originales muestran que es la típica casa chorizo, una sucesión de habitaciones y puertas que están conectadas por una galería que da a la salida principal".

Al igual que muchas grandes edificaciones de la ciudad, el Patio Nazarí también está sufriendo el paso del tiempo y, principalmente, el poco cuidado que recibió en los últimos diez años. A pesar de ser declarado como "Bien Patrimonial del Casco Fundacional" por el Municipio y como "Bien de Interés Histórico y Arquitectónico e incorporada al Patrimonio Cultural" de la Provincia, la política no destinó los fondos para salvar esta histórica edificación.