0221
El Gobierno busca que los combustibles tengan también un techo de aumento
PRECIOS JUSTOS

El Gobierno busca que los combustibles tengan también un techo de aumento

Según se informó, se intentará que los combustibles no suban más del 4% en los próximos cuatro meses. Los detalles de la iniciativa.

26 de noviembre de 2022

El Gobierno nacional trabaja para trasladar a los combustibles el esquema de aumento de precios "cuatro por cuatro", que aplica a los cerca de 80.000 productos que quedaron fuera de "Precios Justos", el pack de 2.000 artículos de primera necesidad -alimentos, bebidas y limpieza, básicamente- que congeló hasta marzo, en acuerdo con unas 102 grandes compañías del sector, que incluye a la cadena del sector con 2.500 puntos de venta de todo el país.

Según trascendió, aunque eso es parte central de la estrategia anti inflacionaria, la cartera que conduce Sergio Massa evalúa que una parte importante del "ancla" de precios también tiene que ver con el comportamiento de los 80.000 productos que están en el esquema del "cuatro por cuatro": es decir, que aumentarán un 4% máximo en los próximos cuatro meses, desde diciembre hasta marzo.

Ahí, la oferta es mucho más amplia y Massa ya tiene avanzado un esquema que, según publica la agenda DIB, no sería obligatorio sino que pasaría por un entendimiento con las petroleras, para sumar un insumo difundido clave: los combustibles, cuya evolución afecta directamente al comportamiento del resto de la mayoría de los precios de la economía. La idea es que aumenten 4% máximo durante los próximos cuatro meses, del mismo modo que lo harán el resto de los productos de ese segmento.

El movimiento tiene una doble lectura técnica: por un lado, se trata de trazar un horizonte de expectativa de aumentos un poco por debajo de la que se venía consolidando. En el último aumento, del 11 de noviembre, fue del 6% en promedio. Es decir, dos puntos por encima del ritmo que se intenta establecer ahora. En los últimos 12 meses, las naftas subieron 62% en promedio y de lo que se trata es evitar que ese número ahora se dispare.

La otra pata del programa es llevar "previsibilidad" al funcionamiento general de la economía. En un régimen que tiene precios acordados, es importante estabilizar variables tan estratégicas como los combustibles, al menos en el mediano plazo. “Funciona como un ancla, a tono con el resto del programa, que va desde los precios justos al ajuste del gasto y el cumplimiento de las metas con el fondo”, cita el informe de esa agencia a un funcionario de Economía.

En 2013, cuando se lanzó "Precios Cuidados", algo así como la base conceptual de "Precios Justos", estabilizar variables que uno de los requisitos. En ese plano se remarca que no hay que olvidar las reuniones periódicas de Massa y su equipo con el gobernador Axel Kicillof, su ministro de Producción, Augusto Costa (el autor intelectual de Precios Cuidados) y el titular del Banco Provincia, Juan Cuattromo. Entre esos funcionarios el intercambio sobre las políticas a aplicar el constante.

En la misma mirada, aunque con una lógica diferente se inscribe la nueva  versión del "dólar soja", lanzada el viernes por Massa. La cotización del billete verde a $230 para los productores y exportadores de soja busca acelerar las divisas y, en última instancia, fortalecer reservas para contener la corrida contra el peso, una de las claves para que no se dispare la inflación.

COMENTARIOS

Según se informó, se intentará que los combustibles no suban más del 4% en los próximos cuatro meses. Los detalles de la iniciativa.
0221

El Gobierno busca que los combustibles tengan también un techo de aumento

Según se informó, se intentará que los combustibles no suban más del 4% en los próximos cuatro meses. Los detalles de la iniciativa.
El Gobierno busca que los combustibles tengan también un techo de aumento

El Gobierno nacional trabaja para trasladar a los combustibles el esquema de aumento de precios "cuatro por cuatro", que aplica a los cerca de 80.000 productos que quedaron fuera de "Precios Justos", el pack de 2.000 artículos de primera necesidad -alimentos, bebidas y limpieza, básicamente- que congeló hasta marzo, en acuerdo con unas 102 grandes compañías del sector, que incluye a la cadena del sector con 2.500 puntos de venta de todo el país.

Según trascendió, aunque eso es parte central de la estrategia anti inflacionaria, la cartera que conduce Sergio Massa evalúa que una parte importante del "ancla" de precios también tiene que ver con el comportamiento de los 80.000 productos que están en el esquema del "cuatro por cuatro": es decir, que aumentarán un 4% máximo en los próximos cuatro meses, desde diciembre hasta marzo.

Ahí, la oferta es mucho más amplia y Massa ya tiene avanzado un esquema que, según publica la agenda DIB, no sería obligatorio sino que pasaría por un entendimiento con las petroleras, para sumar un insumo difundido clave: los combustibles, cuya evolución afecta directamente al comportamiento del resto de la mayoría de los precios de la economía. La idea es que aumenten 4% máximo durante los próximos cuatro meses, del mismo modo que lo harán el resto de los productos de ese segmento.

El movimiento tiene una doble lectura técnica: por un lado, se trata de trazar un horizonte de expectativa de aumentos un poco por debajo de la que se venía consolidando. En el último aumento, del 11 de noviembre, fue del 6% en promedio. Es decir, dos puntos por encima del ritmo que se intenta establecer ahora. En los últimos 12 meses, las naftas subieron 62% en promedio y de lo que se trata es evitar que ese número ahora se dispare.

La otra pata del programa es llevar "previsibilidad" al funcionamiento general de la economía. En un régimen que tiene precios acordados, es importante estabilizar variables tan estratégicas como los combustibles, al menos en el mediano plazo. “Funciona como un ancla, a tono con el resto del programa, que va desde los precios justos al ajuste del gasto y el cumplimiento de las metas con el fondo”, cita el informe de esa agencia a un funcionario de Economía.

En 2013, cuando se lanzó "Precios Cuidados", algo así como la base conceptual de "Precios Justos", estabilizar variables que uno de los requisitos. En ese plano se remarca que no hay que olvidar las reuniones periódicas de Massa y su equipo con el gobernador Axel Kicillof, su ministro de Producción, Augusto Costa (el autor intelectual de Precios Cuidados) y el titular del Banco Provincia, Juan Cuattromo. Entre esos funcionarios el intercambio sobre las políticas a aplicar el constante.

En la misma mirada, aunque con una lógica diferente se inscribe la nueva  versión del "dólar soja", lanzada el viernes por Massa. La cotización del billete verde a $230 para los productores y exportadores de soja busca acelerar las divisas y, en última instancia, fortalecer reservas para contener la corrida contra el peso, una de las claves para que no se dispare la inflación.