La ANMAT aprobó el uso de los autotest de COVID-19 en Argentina | 0221
0221
La ANMAT aprobó el uso de los autotest de COVID-19 en Argentina
TERCERA OLA

La ANMAT aprobó el uso de los autotest de COVID-19 en Argentina

La autorización se dio a conocer en medio del récord de infectados por coronavirus desde el inicio de la pandemia y con los centros de hisopado colapsados.

05 de enero de 2022

En medio de la ola tercera ola de contagios, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó los cuatro test rápidos de diagnósticos para COVID-19.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Salud de la Nación informó que los cuatro test de autoevaluación con base en la detección del virus son de los laboratorios Abbott, Roche, Vyam Group y Wiener, los cuales serán de venta exclusiva en farmacias. Asimismo, señalaron que “el resultado de la prueba de orientación diagnóstica debe ser reportado de forma individualizada dentro de las 24 horas” de realizada la prueba diagnóstica.

“Los productos aprobados son: Panbio COVID-19 Antigen Self-Test, SARS-CoV-2 Antigen Self Test Nasal, SARS-CoV-2 Antigen Rapid Test (COVID-19 Ag), WL Check SARS-CoV-2 Ag Self Testing”, según detalló la cartera que conduce Vizzotiti. Además, indincaron que estas pruebas serán “de orientación diagnóstica y los usuarios deben recoger la muestra por sí mismos con base en las instrucciones de los fabricantes”.

En ese sentido, argumentaron que esta determinación se realizó con base en “la documentación presentada y a partir del consenso surgido en las reuniones del Consejo Federal de Salud (COFESA) y de la solicitud del sector privado de poder sumar herramientas de autocuidado en el contexto de la pandemia”.

La autorización para el uso de estos autotest se conoció en medio del aumento sostenido de casos de coronavirus y con los centros de hisopados colapsados en los distintos puntos puntos del país.

Esta herramienta sirve para determinar si hay presencia de coronavirus en la zona de la nariz y la laringe. Sin embargo, los especialistas indicaron que los modelos que se comercializarán en farmacias no requieren llevar hasta el fondo de las cavidades y los hisopos son más cortos que las pruebas PCR.

En ese marco, los especialistas aclararon que este tipo de pruebas proporcionan resultados orientativos, sin valor concluyente. Sin embargo, existe la posibilidad de que las jurisdicciones, en acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación y en base a la situación epidemiológica, lo consideren el resultado como positivo.

En este sentido, es muy importante que la toma de muestra se lleve a cabo en forma correcta y que de inmediato se realice la prueba para evitar resultados erróneos.

Cabe aclarar que la cartera que conduce Carla Vizzotti detalló que es necesario tener en cuenta que si la persona no tiene síntomas o si la carga viral es baja, el virus podría ser no detectado por el test, por lo que el resultado negativo no descarta su presencia.

Para tener un seguimiento, los resultados deberán ser reportados de forma inmediata (en base al código de barra de cada empaque) una vez realizado el test, y se dispondrá de un plazo mayor cuando no hubiera sido utilizado, ya sea por el usuario individual o por un responsable de reporte en caso de gran volumen de test.

Los datos se alojarán en la base informática farmacéutica y serán informados al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) por las agrupaciones farmacéuticas habilitadas, en el caso de reporte de test de usuarios individuales o por instituciones públicas o privadas. Los casos positivos serán integrados a la notificación de casos de COVID-19, mientras que los negativos serán clasificados como “negativo, sin clasificar”. Los casos de test inválido deberán repetirse para definir el resultado.

Si el farmacéutico no recibe el reporte del usuario una vez realizado el test, deberá informar de esa situación a la autoridad sanitaria jurisdiccional.

Esta herramienta fue implementada como test de autoevaluación desde el año pasado por países como Portugal, Francia, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, Italia, Alemania, España, Austria, Bulgaria y Estados Unidos.

Cabe aclarar que a partir de esta autorización comenzará la importación, por lo cual se requerirá de un lapso de tiempo para que estén disponibles en farmacia para su venta.

El precio de los autotest ronda entre $1.800 y $2.500 y se espera que en los próximos días pueda conseguirse en algunas farmacias.

La autorización se dio a conocer en medio del récord de infectados por coronavirus desde el inicio de la pandemia y con los centros de hisopado colapsados.
0221

La ANMAT aprobó el uso de los autotest de COVID-19 en Argentina

La autorización se dio a conocer en medio del récord de infectados por coronavirus desde el inicio de la pandemia y con los centros de hisopado colapsados.
La ANMAT aprobó el uso de los autotest de COVID-19 en Argentina

En medio de la ola tercera ola de contagios, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó los cuatro test rápidos de diagnósticos para COVID-19.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Salud de la Nación informó que los cuatro test de autoevaluación con base en la detección del virus son de los laboratorios Abbott, Roche, Vyam Group y Wiener, los cuales serán de venta exclusiva en farmacias. Asimismo, señalaron que “el resultado de la prueba de orientación diagnóstica debe ser reportado de forma individualizada dentro de las 24 horas” de realizada la prueba diagnóstica.

“Los productos aprobados son: Panbio COVID-19 Antigen Self-Test, SARS-CoV-2 Antigen Self Test Nasal, SARS-CoV-2 Antigen Rapid Test (COVID-19 Ag), WL Check SARS-CoV-2 Ag Self Testing”, según detalló la cartera que conduce Vizzotiti. Además, indincaron que estas pruebas serán “de orientación diagnóstica y los usuarios deben recoger la muestra por sí mismos con base en las instrucciones de los fabricantes”.

En ese sentido, argumentaron que esta determinación se realizó con base en “la documentación presentada y a partir del consenso surgido en las reuniones del Consejo Federal de Salud (COFESA) y de la solicitud del sector privado de poder sumar herramientas de autocuidado en el contexto de la pandemia”.

La autorización para el uso de estos autotest se conoció en medio del aumento sostenido de casos de coronavirus y con los centros de hisopados colapsados en los distintos puntos puntos del país.

Esta herramienta sirve para determinar si hay presencia de coronavirus en la zona de la nariz y la laringe. Sin embargo, los especialistas indicaron que los modelos que se comercializarán en farmacias no requieren llevar hasta el fondo de las cavidades y los hisopos son más cortos que las pruebas PCR.

En ese marco, los especialistas aclararon que este tipo de pruebas proporcionan resultados orientativos, sin valor concluyente. Sin embargo, existe la posibilidad de que las jurisdicciones, en acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación y en base a la situación epidemiológica, lo consideren el resultado como positivo.

En este sentido, es muy importante que la toma de muestra se lleve a cabo en forma correcta y que de inmediato se realice la prueba para evitar resultados erróneos.

Cabe aclarar que la cartera que conduce Carla Vizzotti detalló que es necesario tener en cuenta que si la persona no tiene síntomas o si la carga viral es baja, el virus podría ser no detectado por el test, por lo que el resultado negativo no descarta su presencia.

Para tener un seguimiento, los resultados deberán ser reportados de forma inmediata (en base al código de barra de cada empaque) una vez realizado el test, y se dispondrá de un plazo mayor cuando no hubiera sido utilizado, ya sea por el usuario individual o por un responsable de reporte en caso de gran volumen de test.

Los datos se alojarán en la base informática farmacéutica y serán informados al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) por las agrupaciones farmacéuticas habilitadas, en el caso de reporte de test de usuarios individuales o por instituciones públicas o privadas. Los casos positivos serán integrados a la notificación de casos de COVID-19, mientras que los negativos serán clasificados como “negativo, sin clasificar”. Los casos de test inválido deberán repetirse para definir el resultado.

Si el farmacéutico no recibe el reporte del usuario una vez realizado el test, deberá informar de esa situación a la autoridad sanitaria jurisdiccional.

Esta herramienta fue implementada como test de autoevaluación desde el año pasado por países como Portugal, Francia, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, Italia, Alemania, España, Austria, Bulgaria y Estados Unidos.

Cabe aclarar que a partir de esta autorización comenzará la importación, por lo cual se requerirá de un lapso de tiempo para que estén disponibles en farmacia para su venta.

El precio de los autotest ronda entre $1.800 y $2.500 y se espera que en los próximos días pueda conseguirse en algunas farmacias.