Baja el nivel del agua pero se mantiene el alerta de crecida en el Río de la Plata | 0221
0221
Baja el nivel del agua pero se mantiene el alerta de crecida en el Río de la Plata
PARA ESTA NOCHE

Baja el nivel del agua pero se mantiene el alerta de crecida en el Río de la Plata

Las tormentas y los fuertes vientos que se vienen registrando desde el domingo mantienen en alerta a quienes viven en las costas de la región.

18 de enero de 2022

El Servicio de Hidrografía Naval (SHN) mantiene el alerta por crecida en el Río de la Plata, cuyo nivel del agua se encuentra 1,70 metros por encima de los valores establecidos en las tablas de mareas. Esta situación puede afectar a la Ciudad de Buenos Aires y a la zona costera del norte y sur del conurbano bonaerense, según se informó oficialmente.

El Centro de Prevención de Crecidas del SHN indicó que en la mañana de este martes en el Puerto de La Plata y en la Dársena F del Puerto de Buenos Aires la altura del río era de 2,70 metros, aunque por estas horas descendió hasta unos 2,10 metros aproximadamente.

De acuerdo con las previsiones del organismo, que depende del Ministerio de Defensa, por la noche el Río de la Plata debería encontrarse en una altura similar a la actual tanto en el Puerto La Plata como en la Dársena F del Puerto de Buenos Aires.

En tanto, en el puerto de San Fernando se prevé para las 8.30 del miércoles una altura de 2,80 metros, mientras que en la Isla Martín García se espera que el agua llegue hasta los 2,40 metros alrededor de las 9.30 de esa jornada.

La alerta por la crecida del Río de la Plata rige desde anoche y tiene vigencia, en principio, hasta esta noche. Aunque todo parece indicar que el agua comenzó a descender, el nivel todavía genera serios problemas en las islas y las costas de la región, por lo que los vecinos se mantienen alertas a su evolución.

En este marco el SHN difundió una serie de recomendaciones útiles para mitigar los efectos de la crecida, como evitar sacar la basura, no acercarse a postes ni cables caídos y no circular por calles ni zonas anegadas.

Las tormentas y los fuertes vientos que se vienen registrando desde el domingo mantienen en alerta a quienes viven en las costas de la región.
0221

Baja el nivel del agua pero se mantiene el alerta de crecida en el Río de la Plata

Las tormentas y los fuertes vientos que se vienen registrando desde el domingo mantienen en alerta a quienes viven en las costas de la región.
Baja el nivel del agua pero se mantiene el alerta de crecida en el Río de la Plata

El Servicio de Hidrografía Naval (SHN) mantiene el alerta por crecida en el Río de la Plata, cuyo nivel del agua se encuentra 1,70 metros por encima de los valores establecidos en las tablas de mareas. Esta situación puede afectar a la Ciudad de Buenos Aires y a la zona costera del norte y sur del conurbano bonaerense, según se informó oficialmente.

El Centro de Prevención de Crecidas del SHN indicó que en la mañana de este martes en el Puerto de La Plata y en la Dársena F del Puerto de Buenos Aires la altura del río era de 2,70 metros, aunque por estas horas descendió hasta unos 2,10 metros aproximadamente.

De acuerdo con las previsiones del organismo, que depende del Ministerio de Defensa, por la noche el Río de la Plata debería encontrarse en una altura similar a la actual tanto en el Puerto La Plata como en la Dársena F del Puerto de Buenos Aires.

En tanto, en el puerto de San Fernando se prevé para las 8.30 del miércoles una altura de 2,80 metros, mientras que en la Isla Martín García se espera que el agua llegue hasta los 2,40 metros alrededor de las 9.30 de esa jornada.

La alerta por la crecida del Río de la Plata rige desde anoche y tiene vigencia, en principio, hasta esta noche. Aunque todo parece indicar que el agua comenzó a descender, el nivel todavía genera serios problemas en las islas y las costas de la región, por lo que los vecinos se mantienen alertas a su evolución.

En este marco el SHN difundió una serie de recomendaciones útiles para mitigar los efectos de la crecida, como evitar sacar la basura, no acercarse a postes ni cables caídos y no circular por calles ni zonas anegadas.