Estudiantes y Zielinski, un primer año con saldo positivo | 0221
0221
Estudiantes y Zielinski, un primer año con saldo positivo
LA HISTORIA CONTINUARÁ

Estudiantes y Zielinski, un primer año con saldo positivo

Ricardo Ruso Zielinski cumplió hoy un año como entrenador de Estudiantes y el primer balance es absolutamente positivo. La historia continuará.

11 de enero de 2022

El equipo venía de una dura crisis futbolística y el Ruso enseguida lo colocó sobre la ruta correcta y el propio presidente del club, Martín Gorostegui destacó alguna vez “nos devolvió la tranquilidad que necesitábamos”.

Con esa simpleza, el Pincha volvió a ser competitivo, se metió en el lote de arriba, en la Copa de la Liga terminó entre los ocho primeros y en el Torneo supo salir -luego de un gran comienzo- de una crisis de resultados. La recta final fue positiva y consiguió la clasificación a la Copa Libertadores. Objetivo cumplido.

El ciclo tuvo un recorrido de 39 capítulos y logró una eficacia del 52,94%. Ganó 16 partidos, igualó 14 y perdió 9. Convirtió 59 goles y recibió 41.

Tanto de local como de visitante, el rendimiento fue parejo y, si bien siempre se hizo hincapié en la necesidad de hacerse fuerte de local, los números son similares. En UNO jugó 20 partidos y la eficacia fue del 53,33%, con 8 éxitos, 8 empates y 4 derrotas.

De visitante la eficacia fue del 52,63%, donde también ganó 8 partidos, empató 6 y perdió 5. De local le costó más convertir, hizo 25 y afuera 34. Recibió como local 16 tantos y de visitante, 25.

Jugó dos clásicos y los igualó los dos. Jugó 9 veces ante los llamados 5 grandes, en 8 lo hizo como local. Con River ganó y empató, a Boca le ganó, con Independiente, igualó y perdió, con Racing empató las 2 veces y con San Lorenzo perdió y ganó.

Pero más allá de las estadísticas, el equipo recuperó una identidad, con idas y vueltas, con mejores y peores momentos siempre se supo a qué quería jugar, logró ser uno de los mejores equipos de la temporada, uno de los más goleadores.

Dentro del saldo positivo en el balance del primer año de Zielinski entrenador es que recuperó a jugadores que no habían comenzado en la institución de la mejor manera y dos casos puntuales son Leonardo Godoy y Leandro Díaz. También encontró la mejor versión de Fernando Zuqui y de Manuel Castro. Reposicionó, a pesar que no terminó como titular, a Francisco Apaolaza.

Potenció a jugadores que llegaron con poco cartel como Agustín Rogel y Gustavo Del Prete, le dio minutos a varios canteranos como a David Ayala, Bautista Kociubinski, Franco Zapiola y a otros que vienen con menos recorrido como Nicolás Palavecino, Bruno Valdéz y varios más.

Desde todos los ángulos lo de Zielinski en su primer año en Estudiantes es positivo. Ahora se vienen nuevos desafíos. Primero meterse en la fase de grupos de la Copa Libertadores, realizar de una vez por todas una buena Copa Argentina y buscar dar otro salto de calidad en las competencias locales.

Zielinski y Estudiantes se encontraron hace un año. Enhorabuena.

Ricardo Ruso Zielinski cumplió hoy un año como entrenador de Estudiantes y el primer balance es absolutamente positivo. La historia continuará.
0221

Estudiantes y Zielinski, un primer año con saldo positivo

Ricardo Ruso Zielinski cumplió hoy un año como entrenador de Estudiantes y el primer balance es absolutamente positivo. La historia continuará.
Estudiantes y Zielinski, un primer año con saldo positivo

El equipo venía de una dura crisis futbolística y el Ruso enseguida lo colocó sobre la ruta correcta y el propio presidente del club, Martín Gorostegui destacó alguna vez “nos devolvió la tranquilidad que necesitábamos”.

Con esa simpleza, el Pincha volvió a ser competitivo, se metió en el lote de arriba, en la Copa de la Liga terminó entre los ocho primeros y en el Torneo supo salir -luego de un gran comienzo- de una crisis de resultados. La recta final fue positiva y consiguió la clasificación a la Copa Libertadores. Objetivo cumplido.

El ciclo tuvo un recorrido de 39 capítulos y logró una eficacia del 52,94%. Ganó 16 partidos, igualó 14 y perdió 9. Convirtió 59 goles y recibió 41.

Tanto de local como de visitante, el rendimiento fue parejo y, si bien siempre se hizo hincapié en la necesidad de hacerse fuerte de local, los números son similares. En UNO jugó 20 partidos y la eficacia fue del 53,33%, con 8 éxitos, 8 empates y 4 derrotas.

De visitante la eficacia fue del 52,63%, donde también ganó 8 partidos, empató 6 y perdió 5. De local le costó más convertir, hizo 25 y afuera 34. Recibió como local 16 tantos y de visitante, 25.

Jugó dos clásicos y los igualó los dos. Jugó 9 veces ante los llamados 5 grandes, en 8 lo hizo como local. Con River ganó y empató, a Boca le ganó, con Independiente, igualó y perdió, con Racing empató las 2 veces y con San Lorenzo perdió y ganó.

Pero más allá de las estadísticas, el equipo recuperó una identidad, con idas y vueltas, con mejores y peores momentos siempre se supo a qué quería jugar, logró ser uno de los mejores equipos de la temporada, uno de los más goleadores.

Dentro del saldo positivo en el balance del primer año de Zielinski entrenador es que recuperó a jugadores que no habían comenzado en la institución de la mejor manera y dos casos puntuales son Leonardo Godoy y Leandro Díaz. También encontró la mejor versión de Fernando Zuqui y de Manuel Castro. Reposicionó, a pesar que no terminó como titular, a Francisco Apaolaza.

Potenció a jugadores que llegaron con poco cartel como Agustín Rogel y Gustavo Del Prete, le dio minutos a varios canteranos como a David Ayala, Bautista Kociubinski, Franco Zapiola y a otros que vienen con menos recorrido como Nicolás Palavecino, Bruno Valdéz y varios más.

Desde todos los ángulos lo de Zielinski en su primer año en Estudiantes es positivo. Ahora se vienen nuevos desafíos. Primero meterse en la fase de grupos de la Copa Libertadores, realizar de una vez por todas una buena Copa Argentina y buscar dar otro salto de calidad en las competencias locales.

Zielinski y Estudiantes se encontraron hace un año. Enhorabuena.