Especialistas de la UNLP explicaron por qué es efectiva la combinación de vacunas | 0221
0221
Especialistas de la UNLP explicaron por qué es efectiva la combinación de vacunas
PANDEMIA

Especialistas de la UNLP explicaron por qué es efectiva la combinación de vacunas

Aseguran que esta estrategia se está implementando en varios países donde se detectaron variantes del virus y destacaron que tiene soporte científico.

12 de julio de 2021

El Ministerio de Salud de la Nación comenzó con los estudios de combinación de vacunas contra el coronavirus ante la aparición de nuevas variantes. En ese marco, especialistas de nuestro país se mostraron a favor de la implementación de esquemas heterólogos y destacaron que esta estrategia "tiene soporte científico".

“Desde los comienzos de la campaña de vacunación se ha planteado la posibilidad de utilizar esquemas heterólogos de vacunación en los esquemas de dos dosis más allá del propio esquema heterológo que incluye la vacuna Sputnik V, con el objeto de no solo mejorar la eficacia de algunos candidatos vacunales sino también para sortear mejor el contexto del déficit de vacunas”, explicó la Dra. Daniela Hozbor.

En esa línea, la especialista indicó que “en los esquemas de vacunación que requieren más de una dosis, la estrategia de un refuerzo se realiza utilizando la misma vacuna que la que se emplea como primera dosis (esquemas homólogos)”.

Y agregó: “Desde hace un par de décadas, sin embargo, se vienen realizando estudios que muestran que la estrategia de un refuerzo con una vacuna distinta a la de la primera dosis genera una respuesta inmunológica más robusta .Así, este tipo de estrategia heteróloga de primera dosis y refuerzo (prime-boost), aunque compleja para las farmacéuticas, se ha utilizado ampliamente en estudios de vacunas contra muchos patógenos, incluidos el virus de la inmunodeficiencia humana, el virus de la hepatitis C, el virus de la pseudorrabia y el virus del herpes. Ya en 1992 se divulgaban los primeros  resultados sobre el empleo de la técnica de inmunización heteróloga en un modelo de primates no humanos con resultados muy alentadores desde el punto de vista inmunológico”.

Por esto motivo, Hozbor sostuvo que el planteo de emplear esquemas heterólogos con las vacunas contra la COVID-19 tiene soporte científico. “A comienzos de año se anunciaron estudios sobre este tipo de esquemas para Sputnik V y la vacuna de Oxford-AstraZéneca y se espera ya en las próximas semanas contar con esa información. Recientemente se han informado datos de un estudio realizado en España (CombivacS) que inscribió a 663 personas que ya habían recibido una primera dosis de la vacuna Oxford-Astra Zeneca, que utiliza como plataforma adenovirus de chimpancé inofensivo para dar instrucciones a las células para que produzcan una proteína del SARS-CoV-2”, comentó.

“Dos tercios de los participantes fueron seleccionados al azar para recibir la vacuna basada en ARNm fabricada por Pfizer-  BioNTech, al menos ocho semanas después de su primera dosis. En el estudio se incluyó un grupo de control de 232 personas que aún no ha recibido un refuerzo. El estudio fue liderado por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid. Después de esta segunda dosis, los participantes comenzaron a producir niveles mucho más altos de anticuerpos que antes, y estos anticuerpos pudieron reconocer e inactivar el SARS-CoV-2 en pruebas de laboratorio”, argumentó Hozbor.

Los resultados del estudio fueron alentadores: los participantes de control que no recibieron una vacuna de refuerzo no experimentaron cambios en los niveles de anticuerpos. “Otro dos estudios metacéntricos coordinados por la Universidad de Oxford se están llevando a cabo con el objetivo de evaluar la seguridad e inmunogenicidad de esquemas heterólogos que incluyan a las vacunas de Astra Zéneca (AZ) y Pfizer (BNT) y también Moderna o Novavax. Para estos estudios randomizados se incluyeron 830 y 1050 personas mayores de 50 años”, manifestó.

Por último, remarcó que Argentina “recientemente ha anunciado la elaboración de protocolos para evaluar la seguridad y la inmunogenicidad de esquemas heterólogos con vacunas en uso en nuestro país. Es a partir de la evidencia que se establecerá, en caso que se requieran, estos posibles esquemas de vacunación. Mientras la vacunación avanza, debemos continuar con todas las medidas preventivas aprendidas”.

COMENTARIOS

Aseguran que esta estrategia se está implementando en varios países donde se detectaron variantes del virus y destacaron que tiene soporte científico.
0221

Especialistas de la UNLP explicaron por qué es efectiva la combinación de vacunas

Aseguran que esta estrategia se está implementando en varios países donde se detectaron variantes del virus y destacaron que tiene soporte científico.
Especialistas de la UNLP explicaron por qué es efectiva la combinación de vacunas

El Ministerio de Salud de la Nación comenzó con los estudios de combinación de vacunas contra el coronavirus ante la aparición de nuevas variantes. En ese marco, especialistas de nuestro país se mostraron a favor de la implementación de esquemas heterólogos y destacaron que esta estrategia "tiene soporte científico".

“Desde los comienzos de la campaña de vacunación se ha planteado la posibilidad de utilizar esquemas heterólogos de vacunación en los esquemas de dos dosis más allá del propio esquema heterológo que incluye la vacuna Sputnik V, con el objeto de no solo mejorar la eficacia de algunos candidatos vacunales sino también para sortear mejor el contexto del déficit de vacunas”, explicó la Dra. Daniela Hozbor.

En esa línea, la especialista indicó que “en los esquemas de vacunación que requieren más de una dosis, la estrategia de un refuerzo se realiza utilizando la misma vacuna que la que se emplea como primera dosis (esquemas homólogos)”.

Y agregó: “Desde hace un par de décadas, sin embargo, se vienen realizando estudios que muestran que la estrategia de un refuerzo con una vacuna distinta a la de la primera dosis genera una respuesta inmunológica más robusta .Así, este tipo de estrategia heteróloga de primera dosis y refuerzo (prime-boost), aunque compleja para las farmacéuticas, se ha utilizado ampliamente en estudios de vacunas contra muchos patógenos, incluidos el virus de la inmunodeficiencia humana, el virus de la hepatitis C, el virus de la pseudorrabia y el virus del herpes. Ya en 1992 se divulgaban los primeros  resultados sobre el empleo de la técnica de inmunización heteróloga en un modelo de primates no humanos con resultados muy alentadores desde el punto de vista inmunológico”.

Por esto motivo, Hozbor sostuvo que el planteo de emplear esquemas heterólogos con las vacunas contra la COVID-19 tiene soporte científico. “A comienzos de año se anunciaron estudios sobre este tipo de esquemas para Sputnik V y la vacuna de Oxford-AstraZéneca y se espera ya en las próximas semanas contar con esa información. Recientemente se han informado datos de un estudio realizado en España (CombivacS) que inscribió a 663 personas que ya habían recibido una primera dosis de la vacuna Oxford-Astra Zeneca, que utiliza como plataforma adenovirus de chimpancé inofensivo para dar instrucciones a las células para que produzcan una proteína del SARS-CoV-2”, comentó.

“Dos tercios de los participantes fueron seleccionados al azar para recibir la vacuna basada en ARNm fabricada por Pfizer-  BioNTech, al menos ocho semanas después de su primera dosis. En el estudio se incluyó un grupo de control de 232 personas que aún no ha recibido un refuerzo. El estudio fue liderado por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid. Después de esta segunda dosis, los participantes comenzaron a producir niveles mucho más altos de anticuerpos que antes, y estos anticuerpos pudieron reconocer e inactivar el SARS-CoV-2 en pruebas de laboratorio”, argumentó Hozbor.

Los resultados del estudio fueron alentadores: los participantes de control que no recibieron una vacuna de refuerzo no experimentaron cambios en los niveles de anticuerpos. “Otro dos estudios metacéntricos coordinados por la Universidad de Oxford se están llevando a cabo con el objetivo de evaluar la seguridad e inmunogenicidad de esquemas heterólogos que incluyan a las vacunas de Astra Zéneca (AZ) y Pfizer (BNT) y también Moderna o Novavax. Para estos estudios randomizados se incluyeron 830 y 1050 personas mayores de 50 años”, manifestó.

Por último, remarcó que Argentina “recientemente ha anunciado la elaboración de protocolos para evaluar la seguridad y la inmunogenicidad de esquemas heterólogos con vacunas en uso en nuestro país. Es a partir de la evidencia que se establecerá, en caso que se requieran, estos posibles esquemas de vacunación. Mientras la vacunación avanza, debemos continuar con todas las medidas preventivas aprendidas”.