El exabrupto de Darío Barassi por el imperdonable error sobre La Plata de una participante | 0221
0221
El exabrupto de Darío Barassi por el imperdonable error sobre La Plata de una participante
VIDEO

El exabrupto de Darío Barassi por el imperdonable error sobre La Plata de una participante

Una concursante dijo que La Plata quedaba en la Ciudad de Buenos Aires y el conductor estalló ante la risa de todos los presentes.

28 de mayo de 2021

Los nervios le jugaron una mala pasada a una joven en la última edición del programa 100 argentinos dicen, que se transmite por El Trece. La historia de los programas de juegos en televisión está plagada de errores ante las consultas más sencillas y aunque no es la primera vez que sucede en esta entrega, un nuevo yerro hizo enloquecer al conductor Darío Barassi, quien no pudo contener el enojo y entre chistes y risas terminó pidiendo disculpas por el exabrupto.

"Un lugar de la Ciudad de Buenos Aires donde se celebró un recordado recital de rock", preguntó el conductor y la respuesta de Sabrina Casaux, una de las participantes de la jornada, lo descolocó.

Entre titubeos la joven soltó "Estadio de La Plata" y a Barassi se le transformó la cara. "¿Dónde está el estadio de La Plata?", preguntó indignado. "Fui a un recital ahí, no me acuerdo dónde está", respondió Sabrina. Pero el tema no quedó ahí.

"No, pero si se llama Estadio de La Plata ¿Dónde queda? ¿¡Dónde carajo queda el estadio?!", lanzó a gritos el conductor. "Sí, en La Plata", respondió Sabrina y tras escuchar sus palabras el presentador repitió la consigna para recalcar que se pedía un lugar de la Ciudad de Buenos Aires.

Entre risas, pero algo más nervioso Barassi se mostró arrepentido de su reacción: "No me gustó haber dicho carajo, te pido disculpas, sabru", dijo luego de darle por errónea la respuesta y proseguir para que contestara la participante siguiente. Pese a haber respondido bien en la mayoría de los casos, no le alcanzó a la familia para ganar la pregunta y sus puntos fueron robados por los Solezio, los retadores.

COMENTARIOS

Una concursante dijo que La Plata quedaba en la Ciudad de Buenos Aires y el conductor estalló ante la risa de todos los presentes.
0221

El exabrupto de Darío Barassi por el imperdonable error sobre La Plata de una participante

Una concursante dijo que La Plata quedaba en la Ciudad de Buenos Aires y el conductor estalló ante la risa de todos los presentes.
El exabrupto de Darío Barassi por el imperdonable error sobre La Plata de una participante

Los nervios le jugaron una mala pasada a una joven en la última edición del programa 100 argentinos dicen, que se transmite por El Trece. La historia de los programas de juegos en televisión está plagada de errores ante las consultas más sencillas y aunque no es la primera vez que sucede en esta entrega, un nuevo yerro hizo enloquecer al conductor Darío Barassi, quien no pudo contener el enojo y entre chistes y risas terminó pidiendo disculpas por el exabrupto.

"Un lugar de la Ciudad de Buenos Aires donde se celebró un recordado recital de rock", preguntó el conductor y la respuesta de Sabrina Casaux, una de las participantes de la jornada, lo descolocó.

Entre titubeos la joven soltó "Estadio de La Plata" y a Barassi se le transformó la cara. "¿Dónde está el estadio de La Plata?", preguntó indignado. "Fui a un recital ahí, no me acuerdo dónde está", respondió Sabrina. Pero el tema no quedó ahí.

"No, pero si se llama Estadio de La Plata ¿Dónde queda? ¿¡Dónde carajo queda el estadio?!", lanzó a gritos el conductor. "Sí, en La Plata", respondió Sabrina y tras escuchar sus palabras el presentador repitió la consigna para recalcar que se pedía un lugar de la Ciudad de Buenos Aires.

Entre risas, pero algo más nervioso Barassi se mostró arrepentido de su reacción: "No me gustó haber dicho carajo, te pido disculpas, sabru", dijo luego de darle por errónea la respuesta y proseguir para que contestara la participante siguiente. Pese a haber respondido bien en la mayoría de los casos, no le alcanzó a la familia para ganar la pregunta y sus puntos fueron robados por los Solezio, los retadores.