0221
0221

Maradona agonizó 12 horas y en soledad: más detalles del informe de la Junta Médica

Los especialistas que investigan en qué condiciones murió Diego fueron lapidarios. Luque y Cosachov están cada vez más complicados.
Maradona agonizó 12 horas y en soledad: más detalles del informe de la Junta Médica

En las últimas horas se dio a conocer un informe de 70 páginas elaborado por la Junta Médica que investiga la muerte de Diego Armando Maradona y las responsabilidades que tienen los allegados y profesionales que lo atendían. 

Los once peritos oficiales designados por la Fiscalía General de San Isidro dejan en claro que tanto Leopoldo Luque como Agustina Cosachov, entre otros, ignoraron los avisos que daba el cuerpo del Diez en las horas previas al fallecimiento: lo llevaron a una internación domiciliaria deficitaria, no controlaron sus dolencias cardiacas y hasta le dieron medicamentos que estaban contraindicados. 

El expediente judicial que ya lleva 23 cuerpos de 400 fojas cada uno desborda de ejemplos de avisos que fueron desoídos. Uno de ellos fue el 17 de noviembre, ocho días antes de la muerte de Diego. En ese momento fue Maxi Pomargo, asistente del Diez y cuñado de Matías Morla, quien esa mañana le mandó un audio al doctor Luque comentándole sobre un notable estado de hinchazón de Maradona. Esto fue desestimado por el cirujano que no reaccionó como debía. 

Según consta en los chats y audios que figuran en el expediente, Luque a veces sugería que simplemente le den espacio y en otras oportunidades directamente ignoraba la advertencia, dejando de lado también la patología cardíaca preexistente de Diego. 

Los fiscales que investigan la causa, detectaron una conversación entre Leopoldo Luque y un médico de la clínica Ipensa de La Plata en los primeros días de septiembre del año pasado. En ese intercambio de audios de Whatsapp dialogaban sobre unos estudios de rutina que Diego debía realizarse. Desde la clínica recomendaban que sean exámenes cardiológicos profundos y completos pero Luque rechazó esa opción.

A modo de conclusión, los médicos confeccionaron un documento en donde plasmaron al final 13 conclusiones, respondiendo a las 24 preguntas que formularon los fiscales. Allí aseguran que el actuar de los médicos (Luque, Cosachov y psicólogo Carlos Diaz) fue inadecuado, deficiente y temerario. También explican que Maradona no tenía plena capacidad de uso de sus facultades mentales para decidir sobre su salud y que fue “abandonado a su suerte”.

Quizás el punto más fuerte es el que señala que Diego Armando Maradona comenzó a morir 12 horas antes del momento en que fue encontrado y detallaron: “Presentaba signos inequívocos de periodo agónico prolongado por lo que concluimos que no fue debidamente controlado desde las 00.30 del día 25 de noviembre”.

Ahora se espera por la resolución de los fiscales, pero algunas fuentes ya adelantan que las conclusiones fueron tan contundentes que todo se encamina a un cambio de calificación a homicidio con dolo eventual que tiene una pena de 8 a 25 años de prisión.

Maradona agonizó 12 horas y en soledad: más detalles del informe de la Junta Médica
LA MUERTE DEL DIEZ

Maradona agonizó 12 horas y en soledad: más detalles del informe de la Junta Médica

Los especialistas que investigan en qué condiciones murió Diego fueron lapidarios. Luque y Cosachov están cada vez más complicados.

02 de mayo de 2021

En las últimas horas se dio a conocer un informe de 70 páginas elaborado por la Junta Médica que investiga la muerte de Diego Armando Maradona y las responsabilidades que tienen los allegados y profesionales que lo atendían. 

Los once peritos oficiales designados por la Fiscalía General de San Isidro dejan en claro que tanto Leopoldo Luque como Agustina Cosachov, entre otros, ignoraron los avisos que daba el cuerpo del Diez en las horas previas al fallecimiento: lo llevaron a una internación domiciliaria deficitaria, no controlaron sus dolencias cardiacas y hasta le dieron medicamentos que estaban contraindicados. 

El expediente judicial que ya lleva 23 cuerpos de 400 fojas cada uno desborda de ejemplos de avisos que fueron desoídos. Uno de ellos fue el 17 de noviembre, ocho días antes de la muerte de Diego. En ese momento fue Maxi Pomargo, asistente del Diez y cuñado de Matías Morla, quien esa mañana le mandó un audio al doctor Luque comentándole sobre un notable estado de hinchazón de Maradona. Esto fue desestimado por el cirujano que no reaccionó como debía. 

Según consta en los chats y audios que figuran en el expediente, Luque a veces sugería que simplemente le den espacio y en otras oportunidades directamente ignoraba la advertencia, dejando de lado también la patología cardíaca preexistente de Diego. 

Los fiscales que investigan la causa, detectaron una conversación entre Leopoldo Luque y un médico de la clínica Ipensa de La Plata en los primeros días de septiembre del año pasado. En ese intercambio de audios de Whatsapp dialogaban sobre unos estudios de rutina que Diego debía realizarse. Desde la clínica recomendaban que sean exámenes cardiológicos profundos y completos pero Luque rechazó esa opción.

A modo de conclusión, los médicos confeccionaron un documento en donde plasmaron al final 13 conclusiones, respondiendo a las 24 preguntas que formularon los fiscales. Allí aseguran que el actuar de los médicos (Luque, Cosachov y psicólogo Carlos Diaz) fue inadecuado, deficiente y temerario. También explican que Maradona no tenía plena capacidad de uso de sus facultades mentales para decidir sobre su salud y que fue “abandonado a su suerte”.

Quizás el punto más fuerte es el que señala que Diego Armando Maradona comenzó a morir 12 horas antes del momento en que fue encontrado y detallaron: “Presentaba signos inequívocos de periodo agónico prolongado por lo que concluimos que no fue debidamente controlado desde las 00.30 del día 25 de noviembre”.

Ahora se espera por la resolución de los fiscales, pero algunas fuentes ya adelantan que las conclusiones fueron tan contundentes que todo se encamina a un cambio de calificación a homicidio con dolo eventual que tiene una pena de 8 a 25 años de prisión.

COMENTARIOS

Los especialistas que investigan en qué condiciones murió Diego fueron lapidarios. Luque y Cosachov están cada vez más complicados.