0221
0221

Los dichos de un funcionario contra Estela Carlotto profundizaron la grieta en el Concejo

Aunque no hubo ninguna defensa del funcionario, tampoco se consensuó un repudio. Y se dio una larga discusión en torno a los derechos humanos.
Los dichos de un funcionario contra Estela Carlotto profundizaron la grieta en el Concejo

El clima de tensión permanente que se vive entre los bloques opositor y oficialista en el Concejo Deliberante de La Plata tuvo en la sesión de este miércoles un nuevo capítulo con los dichos del secretario de Proyectos Especiales comunal Mauro Palummo en sus redes sociales respecto de la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto en el centro de la escena. El funcionario había propuesta echarla de la ciudad, la calificó de "inmundicia" y "desvergonzada" y la definió como "cómplice de delincuentes, criminales y pone bombas".

Las discusiones arrancaron desde el mismo inicio del encuentro virtual, cerca del mediodía, cuando se realizó la sesión especial en conmemoración y repudio del último golpe de Estado y en casi todos los homenajes los concejales del Frente de Todos hicieron referencia al escándalo desatado cuando Palummo posteó su mensaje y más tarde levantó.

Pero se prolongaron durante casi cuatro horas en las que los ediles opositores reclamaron el tratamiento sobre tablas de dos proyectos relacionados con el tema: una declaración de repudio y un pedido de renuncia. Ambos tratamientos fueron rechazados porque el oficialismo se opuso y mantuvo la decisión por mayoría de que los expedientes sean abordados primero en las comisiones.

La posición política del Frente de Todos fue la de exponer a sus pares de Juntos por el Cambio para que se expidieran sobre el funcionario cuestionado. En general no lo lograron. Sólo la concejala Romina Marascio dijo en un momento que repudiaba todo tipo de agresión, con el objetivo de acelerar el debate. 

El concejal Guillermo Cara, como autor de uno de los proyectos fue uno de los que más cuestionó a Palummo. Pero casi todos lo integrantes del bloque reclamaron que sus pares oficialistas se expidan sobre el tema. Hubo quienes, como Ana Castagneto, Norberto Gómez y Facundo Albini, recordaron los antecedentes del funcionario cuando promovió una exposición de armas de guerra en la República de los Niños y cuestionaron lo que definieron como "un silencio atronador" de parte del bloque de Juntos por el Cambio.

En general la postura oficialista fue la de reivindicar la figura de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y su lucha, aunque sin mencionar a Palummo ni sus polémicas declaraciones. Argumentaron que "no se rechazó el repudio" sino que se decidió que se tratara en comisión, lo que recibió como respuesta de Yanina Lamberti, del Frente de Todos, quien dijo que el caso "reclamaba una respuesta urgente".

Además de Marascio, el presidente del bloque oficialista Claudio Frangul y los ediles Javier Mor Roig y Raúl Abraham intervinieron en el debate resaltando la figura de Carlotto.

"Nuestra postura respecto a Estela de Carlotto no tienen ninguna duda y es de absoluto respeto. Siempre acompañamos todos los reconocimientos", dijo Abraham.

Mientras que Frangul apeló a la historia para cuestionar al peronismo y su relación con los derechos humanos: dijo que ni Nestor Kirchner ni Cristina Fernández de Kirchner se expidieron alguna vez por los indultos de Carlos Menem y cuestionó los vínculos con Cesar Milani (ex jefe del Ejército vinculado con la dictadura) y con el ex carapintada Aldo Rico, quien fuera ministro de seguridad bonaerense (durante la gobernación de Carlos Ruckauf) e intendente de San Miguel. "Es una sobreactuación interesante -dio el radical respecto de los posicionamientos del Frente de Todos- que busca posicionar un escenario como si fuéramos defensores de la dictadura", cerró.

Recibió la respuesta de Lamberti, quien revindicó la política de Estado del gobierno de Néstor Kirchner en favor del proceso de "Memoria, Verdad y Justicia", con la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y el acto simbólico de bajar el cuadro del dictador Jorge Rafael Videla de la Escuela Militar.

La discusión se prolongó por horas con chicanas, discusiones y argumentaciones cruzadas en medio de los homenajes a las víctimas de la dictadura (como Víctor Basterra y Juan Scatolini, ambos recientemente fallecidos) y el acto de colocación de un mosaico de pañuelos de Madres de Plaza de Mayo en el acceso al recinto del Concejo, en el único tramo de la sesión que fue presencial.

Pero marca, más allá del hecho puntual que tiene a Palummo como centro, el mal clima que se vive entre oficialismo y oposición en La Plata con el telón de fondo de las políticas de gestión de la emergencia sanitaria cuando la ciudad atraviesa el momento más crítico de la pandemia en el ingreso a la segunda ola, lo cual demando otro tramo importante de la sesión.

Los dichos de un funcionario contra Estela Carlotto profundizaron la grieta en el Concejo
MAURO PALUMMO

Los dichos de un funcionario contra Estela Carlotto profundizaron la grieta en el Concejo

Aunque no hubo ninguna defensa del funcionario, tampoco se consensuó un repudio. Y se dio una larga discusión en torno a los derechos humanos.

08 de abril de 2021

El clima de tensión permanente que se vive entre los bloques opositor y oficialista en el Concejo Deliberante de La Plata tuvo en la sesión de este miércoles un nuevo capítulo con los dichos del secretario de Proyectos Especiales comunal Mauro Palummo en sus redes sociales respecto de la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto en el centro de la escena. El funcionario había propuesta echarla de la ciudad, la calificó de "inmundicia" y "desvergonzada" y la definió como "cómplice de delincuentes, criminales y pone bombas".

Las discusiones arrancaron desde el mismo inicio del encuentro virtual, cerca del mediodía, cuando se realizó la sesión especial en conmemoración y repudio del último golpe de Estado y en casi todos los homenajes los concejales del Frente de Todos hicieron referencia al escándalo desatado cuando Palummo posteó su mensaje y más tarde levantó.

Pero se prolongaron durante casi cuatro horas en las que los ediles opositores reclamaron el tratamiento sobre tablas de dos proyectos relacionados con el tema: una declaración de repudio y un pedido de renuncia. Ambos tratamientos fueron rechazados porque el oficialismo se opuso y mantuvo la decisión por mayoría de que los expedientes sean abordados primero en las comisiones.

La posición política del Frente de Todos fue la de exponer a sus pares de Juntos por el Cambio para que se expidieran sobre el funcionario cuestionado. En general no lo lograron. Sólo la concejala Romina Marascio dijo en un momento que repudiaba todo tipo de agresión, con el objetivo de acelerar el debate. 

El concejal Guillermo Cara, como autor de uno de los proyectos fue uno de los que más cuestionó a Palummo. Pero casi todos lo integrantes del bloque reclamaron que sus pares oficialistas se expidan sobre el tema. Hubo quienes, como Ana Castagneto, Norberto Gómez y Facundo Albini, recordaron los antecedentes del funcionario cuando promovió una exposición de armas de guerra en la República de los Niños y cuestionaron lo que definieron como "un silencio atronador" de parte del bloque de Juntos por el Cambio.

En general la postura oficialista fue la de reivindicar la figura de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y su lucha, aunque sin mencionar a Palummo ni sus polémicas declaraciones. Argumentaron que "no se rechazó el repudio" sino que se decidió que se tratara en comisión, lo que recibió como respuesta de Yanina Lamberti, del Frente de Todos, quien dijo que el caso "reclamaba una respuesta urgente".

Además de Marascio, el presidente del bloque oficialista Claudio Frangul y los ediles Javier Mor Roig y Raúl Abraham intervinieron en el debate resaltando la figura de Carlotto.

"Nuestra postura respecto a Estela de Carlotto no tienen ninguna duda y es de absoluto respeto. Siempre acompañamos todos los reconocimientos", dijo Abraham.

Mientras que Frangul apeló a la historia para cuestionar al peronismo y su relación con los derechos humanos: dijo que ni Nestor Kirchner ni Cristina Fernández de Kirchner se expidieron alguna vez por los indultos de Carlos Menem y cuestionó los vínculos con Cesar Milani (ex jefe del Ejército vinculado con la dictadura) y con el ex carapintada Aldo Rico, quien fuera ministro de seguridad bonaerense (durante la gobernación de Carlos Ruckauf) e intendente de San Miguel. "Es una sobreactuación interesante -dio el radical respecto de los posicionamientos del Frente de Todos- que busca posicionar un escenario como si fuéramos defensores de la dictadura", cerró.

Recibió la respuesta de Lamberti, quien revindicó la política de Estado del gobierno de Néstor Kirchner en favor del proceso de "Memoria, Verdad y Justicia", con la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y el acto simbólico de bajar el cuadro del dictador Jorge Rafael Videla de la Escuela Militar.

La discusión se prolongó por horas con chicanas, discusiones y argumentaciones cruzadas en medio de los homenajes a las víctimas de la dictadura (como Víctor Basterra y Juan Scatolini, ambos recientemente fallecidos) y el acto de colocación de un mosaico de pañuelos de Madres de Plaza de Mayo en el acceso al recinto del Concejo, en el único tramo de la sesión que fue presencial.

Pero marca, más allá del hecho puntual que tiene a Palummo como centro, el mal clima que se vive entre oficialismo y oposición en La Plata con el telón de fondo de las políticas de gestión de la emergencia sanitaria cuando la ciudad atraviesa el momento más crítico de la pandemia en el ingreso a la segunda ola, lo cual demando otro tramo importante de la sesión.

COMENTARIOS

Aunque no hubo ninguna defensa del funcionario, tampoco se consensuó un repudio. Y se dio una larga discusión en torno a los derechos humanos.