0221
0221

El Hospital de Niños tiene 140 trabajadores aislados por coronavirus

La incidencia del virus en el personal es más preocupante que la cantidad de chicos infectados. Hubo 16 pacientes en abril y ninguno en terapia intensiva.
El Hospital de Niños tiene 140 trabajadores aislados por coronavirus

El ritmo de contagio de coronavirus en la población infantil y su derivación por cuadros complicados al Hospital de Niños no representa en estos momentos el mismo riesgo de saturación de camas que se expresa en los centros asistenciales de adultos. En cambio es considerado más preocupante que actualmente hay 140 trabajadores de las distintas áreas que pese a estar vacunados están aislados por tener diagnóstico positivo o ser contactos estrechos.

Así lo indicó su director Eduardo Pucci, quien despejó dudas respecto al impacto que la pandemia está teniendo en la población infantil. "En estos momentos tenemos sólo cuatro pacientes en terapia intermedia y otros 15 aislados y esperando los resultados de los hisopados", dijo el médico a 0221.com.ar, pero remarcó que no hay ninguno terapia intensiva ni corren riesgo de ocupación total las plazas de las salas destinadas al aislamiento.

"No estamos saturados pero sí a la expectativa de lo que está sucediendo entre los adultos, lo cual impacta también en el personal de salud", dijo Pucci y detalló que en el Sor María Ludovica hay "140 trabajadores en aislamiento por ser COVID-19 positivos o contactos estrechos", sobre un total de 2.300 trabajadores entre el plantel estable de trabajadores de todas las áreas.

"Eso para mi es significativo porque prácticamente todo el plantel está vacunado, lo cual implica que estar inmunizado no evita la enfermedad pero sí evita la muerte y los casos graves", remarcó el director del centro asistencial de 14 y 64. Insistió por eso en la necesidad de mantener los cuidados personales incluso con las dosis aplicados: "Estar vacunado no implica no contagiarse ni implica no transmitir la enfermedad a otras personas aunque bajen las posibilidades".

En cuanto a la situación actual de los pacientes, el Hospital de Niños tiene cuatro chicos con diagnóstico confirmado y 15 más bajo sospecha y a la espera de resultados. "Ninguno de ellos es grave", aclaró Pucci, quien explicó que los cuadros clínicos son similares a los vistos durante la primera ola, a diferencia de lo que empezó a ocurrir en franjas etarias de personas jóvenes, entre 30 y 50 años, que llegan a la internación con cuadros complicados.

"Es su mayoría ingresaron con síndromes febriles o derivados de otros distritos que se aíslan hasta tener los resultados", explicó el profesional respecto de los niños y detalló que tiene una sala de terapia intensiva con 12 camas ocupadas pero ninguna con pacientes de coronavirus. Por eso dice que el panorama, "aunque han aumentado los casos en el últimos mes, no representa una alarma como sí ocurre en el resto de los hospitales".

En los 22 días que transcurren del mes de abril han pasado por allí 16 chicos con diagnóstico de coronavirus, una cifra superior a la del verano, pero similar a los de la primera ola, cuando incluso se llegó a tener hasta ocho pacientes infectados al mismo tiempo y algunos en terapia intensiva por complicaciones con enfermedades preexistentes. "La tasa actual no es significativa para el hospital y no ha repercutido en la atención", remarcó.

El Hospital de Niños cuenta con cuatro salas para COVID de terapia intermedia y una terapia intensiva de 20 plazas y otra de 12 camas más para habilitar en caso de emergencia. Los chicos que tienen diagnóstico positivo son alojados en habitaciones individuales que cuentan con baño individual.

El Hospital de Niños tiene 140 trabajadores aislados por coronavirus
PESE A ESTAR VACUNADOS

El Hospital de Niños tiene 140 trabajadores aislados por coronavirus

La incidencia del virus en el personal es más preocupante que la cantidad de chicos infectados. Hubo 16 pacientes en abril y ninguno en terapia intensiva.

22 de abril de 2021

El ritmo de contagio de coronavirus en la población infantil y su derivación por cuadros complicados al Hospital de Niños no representa en estos momentos el mismo riesgo de saturación de camas que se expresa en los centros asistenciales de adultos. En cambio es considerado más preocupante que actualmente hay 140 trabajadores de las distintas áreas que pese a estar vacunados están aislados por tener diagnóstico positivo o ser contactos estrechos.

Así lo indicó su director Eduardo Pucci, quien despejó dudas respecto al impacto que la pandemia está teniendo en la población infantil. "En estos momentos tenemos sólo cuatro pacientes en terapia intermedia y otros 15 aislados y esperando los resultados de los hisopados", dijo el médico a 0221.com.ar, pero remarcó que no hay ninguno terapia intensiva ni corren riesgo de ocupación total las plazas de las salas destinadas al aislamiento.

"No estamos saturados pero sí a la expectativa de lo que está sucediendo entre los adultos, lo cual impacta también en el personal de salud", dijo Pucci y detalló que en el Sor María Ludovica hay "140 trabajadores en aislamiento por ser COVID-19 positivos o contactos estrechos", sobre un total de 2.300 trabajadores entre el plantel estable de trabajadores de todas las áreas.

"Eso para mi es significativo porque prácticamente todo el plantel está vacunado, lo cual implica que estar inmunizado no evita la enfermedad pero sí evita la muerte y los casos graves", remarcó el director del centro asistencial de 14 y 64. Insistió por eso en la necesidad de mantener los cuidados personales incluso con las dosis aplicados: "Estar vacunado no implica no contagiarse ni implica no transmitir la enfermedad a otras personas aunque bajen las posibilidades".

En cuanto a la situación actual de los pacientes, el Hospital de Niños tiene cuatro chicos con diagnóstico confirmado y 15 más bajo sospecha y a la espera de resultados. "Ninguno de ellos es grave", aclaró Pucci, quien explicó que los cuadros clínicos son similares a los vistos durante la primera ola, a diferencia de lo que empezó a ocurrir en franjas etarias de personas jóvenes, entre 30 y 50 años, que llegan a la internación con cuadros complicados.

"Es su mayoría ingresaron con síndromes febriles o derivados de otros distritos que se aíslan hasta tener los resultados", explicó el profesional respecto de los niños y detalló que tiene una sala de terapia intensiva con 12 camas ocupadas pero ninguna con pacientes de coronavirus. Por eso dice que el panorama, "aunque han aumentado los casos en el últimos mes, no representa una alarma como sí ocurre en el resto de los hospitales".

En los 22 días que transcurren del mes de abril han pasado por allí 16 chicos con diagnóstico de coronavirus, una cifra superior a la del verano, pero similar a los de la primera ola, cuando incluso se llegó a tener hasta ocho pacientes infectados al mismo tiempo y algunos en terapia intensiva por complicaciones con enfermedades preexistentes. "La tasa actual no es significativa para el hospital y no ha repercutido en la atención", remarcó.

El Hospital de Niños cuenta con cuatro salas para COVID de terapia intermedia y una terapia intensiva de 20 plazas y otra de 12 camas más para habilitar en caso de emergencia. Los chicos que tienen diagnóstico positivo son alojados en habitaciones individuales que cuentan con baño individual.

COMENTARIOS

La incidencia del virus en el personal es más preocupante que la cantidad de chicos infectados. Hubo 16 pacientes en abril y ninguno en terapia intensiva.