La hora de la verdad para Gimnasia y Estudiantes: ¿quién lo puede ganar? | 0221
0221
La hora de la verdad para Gimnasia y Estudiantes: ¿quién lo puede ganar?
MÁS QUE 90 MINUTOS

La hora de la verdad para Gimnasia y Estudiantes: ¿quién lo puede ganar?

Gimnasia y Estudiantes, otra vez cara a cara. Objetivos por cumplir, rachas por cortar ¿Quién llega mejor? ¿Hay favorito?

05 de diciembre de 2021

Se viene un partido especial donde hay mucho en juego en apenas 90 minutos. Los antecedentes previos no siempre pesan. La racha positiva a favor de Estudiantes existe y no se puede negar. Otra obviedad es que algún día las rachas se cortan y siempre puede pasar.

Las campañas son muy parejas. Gimnasia no empezó con bien con la dupla Martini-Messera y si bien el cambio pareció apresurado, los números le dieron la razón a la dirigencia, porque el equipo con Gorosito mejoró, en varios partidos más en los resultados que en el rendimiento. Pero indudablemente el cambio fue positivo.

Estudiantes empezó bien; pero luego atravesó una meseta de 8 partidos sin victorias con 6 empates y 2 derrotas. Ahí mismo la dirigencia, con buen criterio, anunció la renovación de Ricardo Zielinski. Cortó con algún rumor puertas hacia afuera y el equipo se levantó de la mejor manera: metió 3 triunfos en serie.

Gorosito lo metió a Gimnasia en la lucha y ambición de clasificar para la Copa Sudamericana y hoy afronta la primera final. El DT tomó una decisión que generó diferentes opiniones y disparó varias polémicas de reservar a 6 titulares en la fecha pasada. Y no le fue bien. Perdió 3 a 0 y dejó de depender de si mismo para la clasificación a la Copa.

El entrenador priorizó el clásico, lo quiera reconocer o no, es la sensación que quedó. ¿Estuvo bien? ¿Estuvo mal? Cada uno tendrá su propio análisis. Al hincha, al menos en una gran mayoría, le importa ganarle a Estudiantes, y cortar una racha negativa y pesada. Lo de la Sudamericana en todo caso será un premio extra. Y aunque puede ser una contradicción tal vez con lo realizado una semana atrás aumentó la presión.

Por el otro lado Estudiantes, que sabe que las rachas algún día se cortan pero que nadie quiere ser protagonista de eso por una cuestión de orgullo. Si lo positivo continúa será la frutilla del postre. Los dirigidos por Zielinski ya se aseguraron participación internacional para el 2022 y tiene la mita en clasificar a la Libertadores.

90 MINUTOS POR LA GLORIA

En el partido todo puede pasar y los comentarios o análisis previos son más producto de la imaginación que de una realidad. Los dos tienen virtudes y también defectos. Los dos tienen argumentos para poder ganar y fallas que lo pueden hacer perder un partido especial.

En lo previo parece que Estudiantes depende más de lo colectivo que de lo individual, aunque hay nombre propios que pasan por un gran momento como Zuqui, Del Prete y Díaz. Gimnasia es más inestable en estructura de equipo pero tiene el peso de individualidades desequilibrantes como Carbonero y el Pulga Rodríguez, al que podría sumarse el uruguayo Aleman.

Los dos con espacios se sienten más cómodos. Estudiantes, algo que corrigió en los últimos partidos, sabe que sufre si el equipo queda largo porque la defensa es fuerte pero lenta y el Lobo tiene hombres veloces como el colombiano y Eric Ramírez.

Gimnasia ha ganado algunos partidos que ganó como ante Boca y San Lorenzo pero que no la pasó bien, le costó salir de su área y ahí sufrió con pelotas aéreas, donde el Pincha es muy fuerte tal como lo reconoció Pipo en conferencia.

Seguramente será un partido de detalles, con márgenes mínimos para los errores, de máxima concentración. Ojalá los dos se animen y regalen un buen partido, que estén a la altura de la expectativa que generen, que haya más deseos de ganar que miedo a perder, y que el neuquino Darío Herrera se equivoque lo menos posible.

COMENTARIOS

Gimnasia y Estudiantes, otra vez cara a cara. Objetivos por cumplir, rachas por cortar ¿Quién llega mejor? ¿Hay favorito?
0221

La hora de la verdad para Gimnasia y Estudiantes: ¿quién lo puede ganar?

Gimnasia y Estudiantes, otra vez cara a cara. Objetivos por cumplir, rachas por cortar ¿Quién llega mejor? ¿Hay favorito?
La hora de la verdad para Gimnasia y Estudiantes: ¿quién lo puede ganar?

Se viene un partido especial donde hay mucho en juego en apenas 90 minutos. Los antecedentes previos no siempre pesan. La racha positiva a favor de Estudiantes existe y no se puede negar. Otra obviedad es que algún día las rachas se cortan y siempre puede pasar.

Las campañas son muy parejas. Gimnasia no empezó con bien con la dupla Martini-Messera y si bien el cambio pareció apresurado, los números le dieron la razón a la dirigencia, porque el equipo con Gorosito mejoró, en varios partidos más en los resultados que en el rendimiento. Pero indudablemente el cambio fue positivo.

Estudiantes empezó bien; pero luego atravesó una meseta de 8 partidos sin victorias con 6 empates y 2 derrotas. Ahí mismo la dirigencia, con buen criterio, anunció la renovación de Ricardo Zielinski. Cortó con algún rumor puertas hacia afuera y el equipo se levantó de la mejor manera: metió 3 triunfos en serie.

Gorosito lo metió a Gimnasia en la lucha y ambición de clasificar para la Copa Sudamericana y hoy afronta la primera final. El DT tomó una decisión que generó diferentes opiniones y disparó varias polémicas de reservar a 6 titulares en la fecha pasada. Y no le fue bien. Perdió 3 a 0 y dejó de depender de si mismo para la clasificación a la Copa.

El entrenador priorizó el clásico, lo quiera reconocer o no, es la sensación que quedó. ¿Estuvo bien? ¿Estuvo mal? Cada uno tendrá su propio análisis. Al hincha, al menos en una gran mayoría, le importa ganarle a Estudiantes, y cortar una racha negativa y pesada. Lo de la Sudamericana en todo caso será un premio extra. Y aunque puede ser una contradicción tal vez con lo realizado una semana atrás aumentó la presión.

Por el otro lado Estudiantes, que sabe que las rachas algún día se cortan pero que nadie quiere ser protagonista de eso por una cuestión de orgullo. Si lo positivo continúa será la frutilla del postre. Los dirigidos por Zielinski ya se aseguraron participación internacional para el 2022 y tiene la mita en clasificar a la Libertadores.

90 MINUTOS POR LA GLORIA

En el partido todo puede pasar y los comentarios o análisis previos son más producto de la imaginación que de una realidad. Los dos tienen virtudes y también defectos. Los dos tienen argumentos para poder ganar y fallas que lo pueden hacer perder un partido especial.

En lo previo parece que Estudiantes depende más de lo colectivo que de lo individual, aunque hay nombre propios que pasan por un gran momento como Zuqui, Del Prete y Díaz. Gimnasia es más inestable en estructura de equipo pero tiene el peso de individualidades desequilibrantes como Carbonero y el Pulga Rodríguez, al que podría sumarse el uruguayo Aleman.

Los dos con espacios se sienten más cómodos. Estudiantes, algo que corrigió en los últimos partidos, sabe que sufre si el equipo queda largo porque la defensa es fuerte pero lenta y el Lobo tiene hombres veloces como el colombiano y Eric Ramírez.

Gimnasia ha ganado algunos partidos que ganó como ante Boca y San Lorenzo pero que no la pasó bien, le costó salir de su área y ahí sufrió con pelotas aéreas, donde el Pincha es muy fuerte tal como lo reconoció Pipo en conferencia.

Seguramente será un partido de detalles, con márgenes mínimos para los errores, de máxima concentración. Ojalá los dos se animen y regalen un buen partido, que estén a la altura de la expectativa que generen, que haya más deseos de ganar que miedo a perder, y que el neuquino Darío Herrera se equivoque lo menos posible.