Con la curva del COVID-19 en ascenso, ¿en qué franja etaria se da el incremento de casos? | 0221
0221
Con la curva del COVID-19 en ascenso, ¿en qué franja etaria se da el incremento de casos?
PANDEMIA

Con la curva del COVID-19 en ascenso, ¿en qué franja etaria se da el incremento de casos?

Los casos de coronavirus en Argentina se duplicaron durante los últimos dos meses y más de la mitad de los contagios se dan en personas de entre 20 y 50 años.

05 de diciembre de 2021

La curva de COVID-19 en Argentina sigue en ascenso y los especialistas indicaron en qué franja etaria se registra el alarmante aumento. Según explicaron, los casos de coronavirus en el país se duplicaron en los últimos dos meses, ya que entre octubre y noviembre pasaron de un promedio semanal de 4.900 a 10.200.

En ese sentido, los datos del Ministerio de Salud revelaron que más de la mitad de los contagios se dan en personas de entre 20 y 50 años: casi el 60% de los 59.247 infectados confirmados en estos últimos 60 días fueron en ese segmento de la población, mientras que los menores de edad significaron un poco más del 20%, con 12.682 de los casos, y el 20% restante corresponde a personas mayores de 50.

De esta manera, los jóvenes y adultos son el rango etario en donde se vio el mayor crecimiento de los contagios. En este marco, el infectólogo y pediatra del hospital Gutiérrez, Eduardo López, explicó a La Nación que “en primer lugar, la población entre 18 y 50 años es la de mayor movilidad, la que sale a trabajar, la que tiene reuniones sociales y más intercambios con personas que no conoce. Por otro lado, el grupo etario de entre 18 a 39 años tiene un alto porcentaje de individuos vacunados con una sola dosis, al que si además se le suman los dos millones de personas -en su mayoría adultos jóvenes- que no se aplicaron ninguna dosis, está claro que estamos frente a un segmento de la población que no está bien protegido”.

Aunque en los últimos días la preocupación estuvo puesta en la variante Ómicron, para Elena Obieta, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), uno de los motivos del aumento generalizado de los casos tienen su raíz en la variante Delta, que es 60% más contagiosa: “Es probable que los menores de 50, y principalmente los más jóvenes, se relajen y tiendan a cuidarse menos. Quizá ya tuvieron coronavirus y eso hace que tengan una percepción del riesgo mucho menor”, expresó.

A casi 50 días del inicio de la vacunación a chicos de entre 3 y 11 años en todo el país, del total de registrados, más del 80% empezó su ciclo de inmunización; es decir, recibió al menos una dosis.

Vale destacar que, aunque ahora la mayor incidencia está entre la gente de 20 a 50 años, entre mediados y fines de octubre se registró un pico de infectados de chicos y adolescentes. En ese momento, los casos habían aumentado alrededor del 30% respecto de las semanas previas: “Es importante también reflexionar sobre este punto. Cuando miramos los números de octubre, 1 caso de cada 4 podía contabilizarse como pediátrico, o adolescente, todos pacientes de menos de 20 años”, precisó Elizabeth Patricia Bogdanowicz, médica infectóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

En esa línea, sostuvo que “vale la pena señalar el impacto que se vio en los chicos en el mes de octubre, porque esto sirve para repensar las discusiones sobre la vacuna en la población, que tiene una función clave como barrera en la circulación comunitaria”, y concluyó: “En este momento, la tendencia en el ascenso tiene que ver con la circulación de la cepa Delta”.

COMENTARIOS

Los casos de coronavirus en Argentina se duplicaron durante los últimos dos meses y más de la mitad de los contagios se dan en personas de entre 20 y 50 años.
0221

Con la curva del COVID-19 en ascenso, ¿en qué franja etaria se da el incremento de casos?

Los casos de coronavirus en Argentina se duplicaron durante los últimos dos meses y más de la mitad de los contagios se dan en personas de entre 20 y 50 años.
Con la curva del COVID-19 en ascenso, ¿en qué franja etaria se da el incremento de casos?

La curva de COVID-19 en Argentina sigue en ascenso y los especialistas indicaron en qué franja etaria se registra el alarmante aumento. Según explicaron, los casos de coronavirus en el país se duplicaron en los últimos dos meses, ya que entre octubre y noviembre pasaron de un promedio semanal de 4.900 a 10.200.

En ese sentido, los datos del Ministerio de Salud revelaron que más de la mitad de los contagios se dan en personas de entre 20 y 50 años: casi el 60% de los 59.247 infectados confirmados en estos últimos 60 días fueron en ese segmento de la población, mientras que los menores de edad significaron un poco más del 20%, con 12.682 de los casos, y el 20% restante corresponde a personas mayores de 50.

De esta manera, los jóvenes y adultos son el rango etario en donde se vio el mayor crecimiento de los contagios. En este marco, el infectólogo y pediatra del hospital Gutiérrez, Eduardo López, explicó a La Nación que “en primer lugar, la población entre 18 y 50 años es la de mayor movilidad, la que sale a trabajar, la que tiene reuniones sociales y más intercambios con personas que no conoce. Por otro lado, el grupo etario de entre 18 a 39 años tiene un alto porcentaje de individuos vacunados con una sola dosis, al que si además se le suman los dos millones de personas -en su mayoría adultos jóvenes- que no se aplicaron ninguna dosis, está claro que estamos frente a un segmento de la población que no está bien protegido”.

Aunque en los últimos días la preocupación estuvo puesta en la variante Ómicron, para Elena Obieta, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), uno de los motivos del aumento generalizado de los casos tienen su raíz en la variante Delta, que es 60% más contagiosa: “Es probable que los menores de 50, y principalmente los más jóvenes, se relajen y tiendan a cuidarse menos. Quizá ya tuvieron coronavirus y eso hace que tengan una percepción del riesgo mucho menor”, expresó.

A casi 50 días del inicio de la vacunación a chicos de entre 3 y 11 años en todo el país, del total de registrados, más del 80% empezó su ciclo de inmunización; es decir, recibió al menos una dosis.

Vale destacar que, aunque ahora la mayor incidencia está entre la gente de 20 a 50 años, entre mediados y fines de octubre se registró un pico de infectados de chicos y adolescentes. En ese momento, los casos habían aumentado alrededor del 30% respecto de las semanas previas: “Es importante también reflexionar sobre este punto. Cuando miramos los números de octubre, 1 caso de cada 4 podía contabilizarse como pediátrico, o adolescente, todos pacientes de menos de 20 años”, precisó Elizabeth Patricia Bogdanowicz, médica infectóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

En esa línea, sostuvo que “vale la pena señalar el impacto que se vio en los chicos en el mes de octubre, porque esto sirve para repensar las discusiones sobre la vacuna en la población, que tiene una función clave como barrera en la circulación comunitaria”, y concluyó: “En este momento, la tendencia en el ascenso tiene que ver con la circulación de la cepa Delta”.