Tensión e intriga en el oficialismo por los cambios que planea Julio Garro | 0221
0221
Tensión e intriga en el oficialismo por los cambios que planea Julio Garro
EN EL GABINETE Y EL CONCEJO

Tensión e intriga en el oficialismo por los cambios que planea Julio Garro

El achique del Gabinete y el cambio de autoridades en el Concejo desató todo tipo de rumores y reavivó la interna radical por la cuota de poder en el gobierno.

24 de noviembre de 2021

Pasadas las elecciones, en el oficialismo platense comenzó ahora la rosca por lo que vendrá a partir del 10 de diciembre. Aunque todavía no hay definiciones, el centro de los rumores está puesto en los cambios de Gabinete que planea Julio Garro y en los movimientos que habrá en el Concejo Deliberante, de cara a la renovación. ¿Podrán los radicales mantener su cuota de poder?

El escenario postelectoral reavivó la interna en el radicalismo que donde las aguas están más que agitadas por la disputa entre la actual conducción local, a cargo de Diego Rovella, y el sector opositor de Pablo Nicoletti, referenciado con el senador nacional Martín Lousteau. Es que ese espacio contará con una banca propia -sobre un total de tres- en el Concejo, a partir de diciembre y quiere dar pelea por los lugares del Ejecutivo también. 

Los radicales mantienen hoy su cuota de poder en el gabinete garrista con tres secretarías: la General, a cargo de Raúl Cadáa; la de Producción, que conduce Rogelio Blesa, y la de Promoción de Calidad de vida, que ocupa Germán Niedfeld. Garro ya anticipó que quiere reducir las 22 secretarías actuales a 10 ú 11, a partir de diciembre, con el objetivo de achicar el gasto público. El achique en la estructura municipal los afectará, inevitablemente. La situación los preocupa más aún si se tiene en cuenta que el sector de Nicoletti también buscará ocupar alguno de esos espacios. 

En paralelo, la UCR también conduce hoy el bloque de Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante de la mano de Claudio Frangul. Esa situación cambiará a partir del 10 de diciembre ya que Frangul -pese a que le quedaban 2 años de mandato como edil- fue en la lista de diputados provinciales, resultó electo y se mudará a la Legislatura bonaerense.

La aspiración entonces del radicalismo es, de mínima, retener ese lugar de conducción del bloque y que recale allí el titular de la UCR platense y concejal electo, Diego Rovella, quien concluye su mandato como diputado provincial el 9 de diciembre. Pero también se envalentonan con pedir la presidencia del Concejo. 

Los planes de Garro, sin embargo, son otros. Los rumores que vienen circulando en los pasillos del Palacio municipal indican que la idea del jefe comunal es que el actual secretario de Seguridad y Justicia, Darío Ganduglia, asuma en su banca para presidir el cuerpo. Pero también circula otra versión que coloca al edil Nelson Marino al mando del Concejo. En ambos casos, el candidato a conducir el bloque sería el concejal reelecto Javier Mor Roig


 
"Los radicales tienen 3 bancas y el PRO 11", repiten quienes dan por descontado que la UCR tiene poquísimas chances de pelear los cargos en el Concejo Deliberante, pero además consideran que la conducción local no capitalizó los votos que obtuvieron en septiembre, traccionados por la candidatura de Facundo Manes. Es que el radicalismo seguirá teniendo tres bancas pero podría haber tenido cuatro y, en rigor, perdió una a manos del garrismo.

A partir de diciembre, seguirá como concejal Verónica Rivas -con mandato hasta 2023- y se sumarán como flamantes ediles Rovella y Manuela Forneris, referenciada con Nicoletti. La banca que ocupa Frangul -quien asumirá como diputado provincial- será ocupada por Sergio Sarlo, quien seguía en la lista ganadora de 2019, pero pertenece al PRO. Si Frangul no se hubiera postulado a la Legislatura, la UCR hubiera ampliado su cuota de poder en el Concejo con un escaño más. 

El nuevo gabinete

Los cambios que quiere introducir Garro en la estructura del gobierno para los últimos dos años son, por ahora, una gran incógnita. Si bien hay rumores de posibles fusiones, no hay todavía ningún avance y, según estiman en el entorno del intendente, es probable que no lo haya hasta último momento.

El único ingreso confirmado por ahora es el de Ileana Cid como secretaria de Género y Asistencia a la Víctima. La actual presidenta del Concejo Deliberante desembarcará así en el lugar que dejó vacante Carolina Piparo, cuando abandonó las filas de Juntos por el Cambio.

Otro cargo vacante es el que dejará Julieta Quintero Chasman, actual secretaria de Desarrollo Social, quien asumirá como diputada provincial. Quien suena como su reemplazo es el actual subsecretario de Desarrollo, Agustín Scotti, del riñón de Fernando Ponce. Aunque Scotti también es mencionado para ocupar la secretaría de Producción, un lugar que hoy es conducido por el radical Blesa. Garro buscaría potenciar Producción de cara a los últimos dos años de su gestión. 

La posible salida de Darío Ganduglia de la secretaría de Seguridad y Justicia para ir al concejo, abre un abanico de especulaciones. El nombre que más suena para ocupar ese lugar es el de Marcelo "Chuby" Leguizamón, hoy secretario de Gobierno. Quienes lo ven como número puesto para ese cargo recuerdan su conocimiento de la materia y su pasado como ex jefe de Gabinete en el Ministerio de Seguridad bonaerense, cuando Ricardo Casal estaba al frente de esa cartera en la gestión de Daniel Scioli.

El nuevo destino del "Chuby" generaría una vacante en Gobierno. Allí podría recalar Luis Barbier, actual secretario de Obras y Servicios Públicos. Esta última cartera, en tanto, se fusionaría con la de Planeamiento, quedando a cargo de María Botta, actual secretaria a cargo.

En el caso de Salud, otra de las áreas sensibles del gabinete, la idea sería fusionarla con la secretaría de Promoción de Calidad de Vida, que hoy ocupa el radical Niedfeld. En este caso, Enrique Rifourcat quedaría al frente de la flamante secretaría, mientras que el dirigente de la UCR podría quedar como subsecretario.

La Secretaría General es otro de los lugares que podría sufrir cambios. Esa cartera es conducida hoy por el radical Raúl Cadáa, pero los rumores colocan también a Nicoletti disputando por ese cargo, como parte de la interna de la UCR.

En tanto, la diputada Carolina Barros Schelotto desembarcaría en el gobierno municipal. La dirigente, quien no logró reelegir en la Legislatura, podría ser nombrada al frente del Mercado Regional. Su nombre también es mencionado para la vacante que dejará Quintero Chasman en Desarrollo Social.

Por último, como parte de los cambios, Gastón Crespo podría ser nombrado al frente de una Dirección de Servicios Públicos y Defensa del Consumidor, dos materias en las que viene trabajando desde su banca en el Concejo. El concejal del GEN termina su mandato en diciembre.

COMENTARIOS

El achique del Gabinete y el cambio de autoridades en el Concejo desató todo tipo de rumores y reavivó la interna radical por la cuota de poder en el gobierno.
0221

Tensión e intriga en el oficialismo por los cambios que planea Julio Garro

El achique del Gabinete y el cambio de autoridades en el Concejo desató todo tipo de rumores y reavivó la interna radical por la cuota de poder en el gobierno.
Tensión e intriga en el oficialismo por los cambios que planea Julio Garro

Pasadas las elecciones, en el oficialismo platense comenzó ahora la rosca por lo que vendrá a partir del 10 de diciembre. Aunque todavía no hay definiciones, el centro de los rumores está puesto en los cambios de Gabinete que planea Julio Garro y en los movimientos que habrá en el Concejo Deliberante, de cara a la renovación. ¿Podrán los radicales mantener su cuota de poder?

El escenario postelectoral reavivó la interna en el radicalismo que donde las aguas están más que agitadas por la disputa entre la actual conducción local, a cargo de Diego Rovella, y el sector opositor de Pablo Nicoletti, referenciado con el senador nacional Martín Lousteau. Es que ese espacio contará con una banca propia -sobre un total de tres- en el Concejo, a partir de diciembre y quiere dar pelea por los lugares del Ejecutivo también. 

Los radicales mantienen hoy su cuota de poder en el gabinete garrista con tres secretarías: la General, a cargo de Raúl Cadáa; la de Producción, que conduce Rogelio Blesa, y la de Promoción de Calidad de vida, que ocupa Germán Niedfeld. Garro ya anticipó que quiere reducir las 22 secretarías actuales a 10 ú 11, a partir de diciembre, con el objetivo de achicar el gasto público. El achique en la estructura municipal los afectará, inevitablemente. La situación los preocupa más aún si se tiene en cuenta que el sector de Nicoletti también buscará ocupar alguno de esos espacios. 

En paralelo, la UCR también conduce hoy el bloque de Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante de la mano de Claudio Frangul. Esa situación cambiará a partir del 10 de diciembre ya que Frangul -pese a que le quedaban 2 años de mandato como edil- fue en la lista de diputados provinciales, resultó electo y se mudará a la Legislatura bonaerense.

La aspiración entonces del radicalismo es, de mínima, retener ese lugar de conducción del bloque y que recale allí el titular de la UCR platense y concejal electo, Diego Rovella, quien concluye su mandato como diputado provincial el 9 de diciembre. Pero también se envalentonan con pedir la presidencia del Concejo. 

Los planes de Garro, sin embargo, son otros. Los rumores que vienen circulando en los pasillos del Palacio municipal indican que la idea del jefe comunal es que el actual secretario de Seguridad y Justicia, Darío Ganduglia, asuma en su banca para presidir el cuerpo. Pero también circula otra versión que coloca al edil Nelson Marino al mando del Concejo. En ambos casos, el candidato a conducir el bloque sería el concejal reelecto Javier Mor Roig


 
"Los radicales tienen 3 bancas y el PRO 11", repiten quienes dan por descontado que la UCR tiene poquísimas chances de pelear los cargos en el Concejo Deliberante, pero además consideran que la conducción local no capitalizó los votos que obtuvieron en septiembre, traccionados por la candidatura de Facundo Manes. Es que el radicalismo seguirá teniendo tres bancas pero podría haber tenido cuatro y, en rigor, perdió una a manos del garrismo.

A partir de diciembre, seguirá como concejal Verónica Rivas -con mandato hasta 2023- y se sumarán como flamantes ediles Rovella y Manuela Forneris, referenciada con Nicoletti. La banca que ocupa Frangul -quien asumirá como diputado provincial- será ocupada por Sergio Sarlo, quien seguía en la lista ganadora de 2019, pero pertenece al PRO. Si Frangul no se hubiera postulado a la Legislatura, la UCR hubiera ampliado su cuota de poder en el Concejo con un escaño más. 

El nuevo gabinete

Los cambios que quiere introducir Garro en la estructura del gobierno para los últimos dos años son, por ahora, una gran incógnita. Si bien hay rumores de posibles fusiones, no hay todavía ningún avance y, según estiman en el entorno del intendente, es probable que no lo haya hasta último momento.

El único ingreso confirmado por ahora es el de Ileana Cid como secretaria de Género y Asistencia a la Víctima. La actual presidenta del Concejo Deliberante desembarcará así en el lugar que dejó vacante Carolina Piparo, cuando abandonó las filas de Juntos por el Cambio.

Otro cargo vacante es el que dejará Julieta Quintero Chasman, actual secretaria de Desarrollo Social, quien asumirá como diputada provincial. Quien suena como su reemplazo es el actual subsecretario de Desarrollo, Agustín Scotti, del riñón de Fernando Ponce. Aunque Scotti también es mencionado para ocupar la secretaría de Producción, un lugar que hoy es conducido por el radical Blesa. Garro buscaría potenciar Producción de cara a los últimos dos años de su gestión. 

La posible salida de Darío Ganduglia de la secretaría de Seguridad y Justicia para ir al concejo, abre un abanico de especulaciones. El nombre que más suena para ocupar ese lugar es el de Marcelo "Chuby" Leguizamón, hoy secretario de Gobierno. Quienes lo ven como número puesto para ese cargo recuerdan su conocimiento de la materia y su pasado como ex jefe de Gabinete en el Ministerio de Seguridad bonaerense, cuando Ricardo Casal estaba al frente de esa cartera en la gestión de Daniel Scioli.

El nuevo destino del "Chuby" generaría una vacante en Gobierno. Allí podría recalar Luis Barbier, actual secretario de Obras y Servicios Públicos. Esta última cartera, en tanto, se fusionaría con la de Planeamiento, quedando a cargo de María Botta, actual secretaria a cargo.

En el caso de Salud, otra de las áreas sensibles del gabinete, la idea sería fusionarla con la secretaría de Promoción de Calidad de Vida, que hoy ocupa el radical Niedfeld. En este caso, Enrique Rifourcat quedaría al frente de la flamante secretaría, mientras que el dirigente de la UCR podría quedar como subsecretario.

La Secretaría General es otro de los lugares que podría sufrir cambios. Esa cartera es conducida hoy por el radical Raúl Cadáa, pero los rumores colocan también a Nicoletti disputando por ese cargo, como parte de la interna de la UCR.

En tanto, la diputada Carolina Barros Schelotto desembarcaría en el gobierno municipal. La dirigente, quien no logró reelegir en la Legislatura, podría ser nombrada al frente del Mercado Regional. Su nombre también es mencionado para la vacante que dejará Quintero Chasman en Desarrollo Social.

Por último, como parte de los cambios, Gastón Crespo podría ser nombrado al frente de una Dirección de Servicios Públicos y Defensa del Consumidor, dos materias en las que viene trabajando desde su banca en el Concejo. El concejal del GEN termina su mandato en diciembre.