De la UNLP a negociar la deuda: Diego Bastourre, otro platense en el equipo de Guzmán | 0221
0221
0221

De la UNLP a negociar la deuda: Diego Bastourre, otro platense en el equipo de Guzmán

Es el secretario de Finanzas de la Nación. En diálogo con 0221.com.ar cuenta cómo conoció al ministro de Economía entre clases y cafés, en Económicas.

Paasaron pocos días del acuerdo de la deuda con los acreedores, en donde la figura del ministro de Economía Martín Guzmán ocupó las primeras planas de todos los medios por haber cumplido con el objetivo principal tras una durísima negociación que servirá de base para proyectar nuevas políticas para el país. Nacido en La Plata y hombre formado en la UNLP, el funcionario de 37 años es la cabeza de un numeroso equipo que al igual que él lleva el aroma de los tilos y las diagonales: "Hay varios platenses en el equipo del ministro", le dice a 0221.com.ar el Secretario de Finanzas de la Nación, Diego Bastourre, otro de los funcionarios clave en esta gestión que también nació acá y viene compartiendo un camino paralelo con el titular de la cartera desde que tomaban café juntos en la Facultad de Económicas, hace muchos años.

Bastourre atiende con amabilidad a este portal pocas horas después de haber resuelto "un acuerdo histórico, un hito de importancia mundial", según él mismo describe. En todos estos últimos meses durmió poco y tuvo que modificar casi al 100% su vida diaria para dedicarse de lleno a esta misión que le encomendó Guzmán cuando lo convocó en noviembre del año pasado formalmente a ser uno de sus compañeros de ruta en el Gabinete.

"Tenemos que seguir trabajando para ejecutar esto, y a la vez la operación no está concluida", responde con cautela el Licenciado y Magister en Economía de la UNLP. "No vemos riesgos mayores, pero siempre es prematuro hacer un festejo; sí estamos muy contentos por el paso dado. Y tampoco esto es algo que haya que festejarse como si fuese un partido ganado, simplemente se solucionó el problema. En la intimidad sí decimos que sacamos algo muy difícil adelante; sí, claro, te alegra y hay satisfacción, pero la palabra festejo me parece desmedida, esto no se grita como un gol", agrega.

Bastourre ya está trabajando en la segunda etapa de esta historia, que va a encarar "con un poco menos de tensión". 

GUZMÁN, EL CAPITÁN

No son íntimos amigos pero casi. Bastourre y Guzmán se conocieron hace muchos años en La Plata. La vida los cruzó persiguiendo idéntico sueño que ahora comparten de manera profesional, tal vez con la responsabilidad más grande soñada en las aulas de la Facultad de Ciencias Económicas de 6 y 48.

"Con Martín tenemos una relación muy profesional. Él es una persona híper profesional, nos conocemos de muy jóvenes, de la Facultad. Yo soy un par de años más grande que él, pero La Plata es una ciudad chica y la carrera es un mundo chico, en donde vos te vas conociendo no solo con tus compañeros de promoción sino con los que incluso vienen de antes y son un poco más grandes. Además nuestra profesión tiene mucho de vínculo interpersonal; básicamente uno trabaja asociado a gente que va conociendo en la profesión, pasando distinta experiencias", recuerda y repite: "Ambos estamos muy vinculados a la UNLP, a la universidad pública, y eso nos mantuvo siempre conectados, en mayor o menor medida".

Si bien Guzmán desarrolló sus estudios de posgrado y su vida laboral afuera, en Nueva York, nunca dejó de lado sus raíces y siempre volvió a nuestra ciudad, una y otra vez. "Él da clases en la materia donde trabajó también con otro economista muy prestigioso que es Daniel Heymann", cuenta Bastourre en referencia a Moneda, crédito y bancos, la materia dictada por el ministro de Economía. "Por esas cuestiones de la vida, yo soy profesor en una materia que, si se quiere, es la que sigue a aquella -Martín es profesor en cuarto año y yo en quinto-, y como son temas muy interconectados, muchas veces dimos clases en aulas una al lado de la otra, tomábamos café cuando las terminábamos y charlábamos de economía. De ahí siempre mantuvimos un vínculo muy afectuoso y profesional".

"Obviamente tenemos miles de conocidos y amigos en común. Siempre leímos lo que él escribió, él es un economista académico de primerísimo nivel internacional y en muchos temas un referente. Es una persona de la que siempre había mucho para aprender", describe quien antes de asumir su cargo en la Secretaría de Finanzas se desempeñó entre 2005 y 2019 como economista e investigador de la Subgerencia General de Investigaciones Económicas del Banco Central.

En los meses previos a la asunción de Alberto Fernández y cuando Mauricio Macri se despedía de la Casa Rosada, comenzaba a gestarse lo que luego se transformaría en el gabinete económico de la Nación. Y de esas reuniones ya participaba Bastourre. "Yo ahí ya venía trabajando en algunos temas con algunos otros referentes del espacio y forjamos una relación de trabajo, sobre todo en las semanas anteriores al comienzo del nuevo Gobierno. Poquitos días antes, Martín me convocó específicamente para este puesto", recuerda.

Pero no fue un sí fácil. "Si te dijera que no lo pensé mucho, te estaría mintiendo. Fue una decisión muy importante y trascendental. Martín es una persona con unas cualidades humanas muy grandes, entonces entre lo primero que hablamos, con confianza me dijo '¿estás para el esfuerzo, no?'. Nosotros cuando vamos trabajando tenemos distintos niveles de exigencia a los que te expone tu trabajo, y dentro de eso hay exigencias que son superiores, que requieren una dedicación extrema: me pasa con Martín, con otros funcionarios del Gabinete y miembros de mi equipo, por ejemplo, de tomar con naturalidad chatear a las 2 de la mañana. Naturalizo estar trabajando cualquier día y a cualquier hora. Entonces, cuando no estás en ese ritmo -como yo, que no lo estaba- vos tenés que estar decidido a dar un salto de ese tipo", se sincera.

"Hay que involucrar a la familia, a los afectos, porque también necesitás estar bien rodeado y te tienen que acompañar en esto", define el hincha de River, que tal vez cuando avancen y se vayan resolviendo las negociaciones venideras con el FMI y otros organismos multilaterales y bilaterales, pueda volver a ver al equipo de Marcelo Gallardo.

NUESTRA UNLP

El secretario de Finanzas habla en un tono similar al del ministro y cuando este portal le remarca ese perfil técnico que demuestran, coincide pero explica que eso no los aleja de la calle. "El tema de las reestructuras soberanas es un tema que es eminentemente político en algún sentido. Estás discutiendo los intereses de los Estados y los de los acreedores, conceptualmente. Martín ha trabajado mucho este tema desde el ámbito académico, siempre del lado del soberano. Uno no es 100% un técnico, esto no es una ciencia abstracta, es una ciencia social; y las ciencias sociales -sobre todo los que estamos en política económica- a la larga impactan en la gente, y eso está cruzado por la política".

"Que uno mire una planilla de Excel no significa que uno no esté tomando decisiones de política. Uno puede tomar decisiones de política muy fundadas y basadas en teoría, evidencia y buenos elementos de teoría económica, y en este sentido Martín es un gran ministro, es un gran economista técnico. El background que te da eso a la hora de tomar decisiones es muy importante. Las decisiones se toman de acuerdo a un marco, no perdés el norte y lo tenés claro", remarca.

Lo que ocurrió el último lunes por la noche y tras incontables Zooms maratónicos con acreedores de distintas partes del mundo "es un acuerdo histórico en cuanto al monto de la operación, a nivel mundial. Es un hito de importancia mundial porque es muy difícil reestructurar en general y mucho más a medida de que es más grande el tamaño de la reestructura". "En el tema financiero y de deuda todavía queda un camino por recorrer, no está terminado ese proceso. Seguramente los pasos siguientes tienen dinámicas distintas, la discusión con el FMI se dará con un nuevo marco", se adelanta.

"Luego obviamente hay una agenda de la política económica mucho más general que va a ganar protagonismo en la medida en que este problema va a dejar de tener centralidad", cierra con respecto a este capítulo que se ganó incluso los elogios de parte de la oposición. Detrás de Guzmán hay un equipo de profesionales que en gran parte se formó en nuestra UNLP y ahora sale a la cancha del mundo con todas esas herramientas, las de la universidad pública.

De la UNLP a negociar la deuda: Diego Bastourre, otro platense en el equipo de Guzmán
GABINETE ECONÓMICO

De la UNLP a negociar la deuda: Diego Bastourre, otro platense en el equipo de Guzmán

Es el secretario de Finanzas de la Nación. En diálogo con 0221.com.ar cuenta cómo conoció al ministro de Economía entre clases y cafés, en Económicas.

09 de agosto de 2020

Paasaron pocos días del acuerdo de la deuda con los acreedores, en donde la figura del ministro de Economía Martín Guzmán ocupó las primeras planas de todos los medios por haber cumplido con el objetivo principal tras una durísima negociación que servirá de base para proyectar nuevas políticas para el país. Nacido en La Plata y hombre formado en la UNLP, el funcionario de 37 años es la cabeza de un numeroso equipo que al igual que él lleva el aroma de los tilos y las diagonales: "Hay varios platenses en el equipo del ministro", le dice a 0221.com.ar el Secretario de Finanzas de la Nación, Diego Bastourre, otro de los funcionarios clave en esta gestión que también nació acá y viene compartiendo un camino paralelo con el titular de la cartera desde que tomaban café juntos en la Facultad de Económicas, hace muchos años.

Bastourre atiende con amabilidad a este portal pocas horas después de haber resuelto "un acuerdo histórico, un hito de importancia mundial", según él mismo describe. En todos estos últimos meses durmió poco y tuvo que modificar casi al 100% su vida diaria para dedicarse de lleno a esta misión que le encomendó Guzmán cuando lo convocó en noviembre del año pasado formalmente a ser uno de sus compañeros de ruta en el Gabinete.

"Tenemos que seguir trabajando para ejecutar esto, y a la vez la operación no está concluida", responde con cautela el Licenciado y Magister en Economía de la UNLP. "No vemos riesgos mayores, pero siempre es prematuro hacer un festejo; sí estamos muy contentos por el paso dado. Y tampoco esto es algo que haya que festejarse como si fuese un partido ganado, simplemente se solucionó el problema. En la intimidad sí decimos que sacamos algo muy difícil adelante; sí, claro, te alegra y hay satisfacción, pero la palabra festejo me parece desmedida, esto no se grita como un gol", agrega.

Bastourre ya está trabajando en la segunda etapa de esta historia, que va a encarar "con un poco menos de tensión". 

GUZMÁN, EL CAPITÁN

No son íntimos amigos pero casi. Bastourre y Guzmán se conocieron hace muchos años en La Plata. La vida los cruzó persiguiendo idéntico sueño que ahora comparten de manera profesional, tal vez con la responsabilidad más grande soñada en las aulas de la Facultad de Ciencias Económicas de 6 y 48.

"Con Martín tenemos una relación muy profesional. Él es una persona híper profesional, nos conocemos de muy jóvenes, de la Facultad. Yo soy un par de años más grande que él, pero La Plata es una ciudad chica y la carrera es un mundo chico, en donde vos te vas conociendo no solo con tus compañeros de promoción sino con los que incluso vienen de antes y son un poco más grandes. Además nuestra profesión tiene mucho de vínculo interpersonal; básicamente uno trabaja asociado a gente que va conociendo en la profesión, pasando distinta experiencias", recuerda y repite: "Ambos estamos muy vinculados a la UNLP, a la universidad pública, y eso nos mantuvo siempre conectados, en mayor o menor medida".

Si bien Guzmán desarrolló sus estudios de posgrado y su vida laboral afuera, en Nueva York, nunca dejó de lado sus raíces y siempre volvió a nuestra ciudad, una y otra vez. "Él da clases en la materia donde trabajó también con otro economista muy prestigioso que es Daniel Heymann", cuenta Bastourre en referencia a Moneda, crédito y bancos, la materia dictada por el ministro de Economía. "Por esas cuestiones de la vida, yo soy profesor en una materia que, si se quiere, es la que sigue a aquella -Martín es profesor en cuarto año y yo en quinto-, y como son temas muy interconectados, muchas veces dimos clases en aulas una al lado de la otra, tomábamos café cuando las terminábamos y charlábamos de economía. De ahí siempre mantuvimos un vínculo muy afectuoso y profesional".

"Obviamente tenemos miles de conocidos y amigos en común. Siempre leímos lo que él escribió, él es un economista académico de primerísimo nivel internacional y en muchos temas un referente. Es una persona de la que siempre había mucho para aprender", describe quien antes de asumir su cargo en la Secretaría de Finanzas se desempeñó entre 2005 y 2019 como economista e investigador de la Subgerencia General de Investigaciones Económicas del Banco Central.

En los meses previos a la asunción de Alberto Fernández y cuando Mauricio Macri se despedía de la Casa Rosada, comenzaba a gestarse lo que luego se transformaría en el gabinete económico de la Nación. Y de esas reuniones ya participaba Bastourre. "Yo ahí ya venía trabajando en algunos temas con algunos otros referentes del espacio y forjamos una relación de trabajo, sobre todo en las semanas anteriores al comienzo del nuevo Gobierno. Poquitos días antes, Martín me convocó específicamente para este puesto", recuerda.

Pero no fue un sí fácil. "Si te dijera que no lo pensé mucho, te estaría mintiendo. Fue una decisión muy importante y trascendental. Martín es una persona con unas cualidades humanas muy grandes, entonces entre lo primero que hablamos, con confianza me dijo '¿estás para el esfuerzo, no?'. Nosotros cuando vamos trabajando tenemos distintos niveles de exigencia a los que te expone tu trabajo, y dentro de eso hay exigencias que son superiores, que requieren una dedicación extrema: me pasa con Martín, con otros funcionarios del Gabinete y miembros de mi equipo, por ejemplo, de tomar con naturalidad chatear a las 2 de la mañana. Naturalizo estar trabajando cualquier día y a cualquier hora. Entonces, cuando no estás en ese ritmo -como yo, que no lo estaba- vos tenés que estar decidido a dar un salto de ese tipo", se sincera.

"Hay que involucrar a la familia, a los afectos, porque también necesitás estar bien rodeado y te tienen que acompañar en esto", define el hincha de River, que tal vez cuando avancen y se vayan resolviendo las negociaciones venideras con el FMI y otros organismos multilaterales y bilaterales, pueda volver a ver al equipo de Marcelo Gallardo.

NUESTRA UNLP

El secretario de Finanzas habla en un tono similar al del ministro y cuando este portal le remarca ese perfil técnico que demuestran, coincide pero explica que eso no los aleja de la calle. "El tema de las reestructuras soberanas es un tema que es eminentemente político en algún sentido. Estás discutiendo los intereses de los Estados y los de los acreedores, conceptualmente. Martín ha trabajado mucho este tema desde el ámbito académico, siempre del lado del soberano. Uno no es 100% un técnico, esto no es una ciencia abstracta, es una ciencia social; y las ciencias sociales -sobre todo los que estamos en política económica- a la larga impactan en la gente, y eso está cruzado por la política".

"Que uno mire una planilla de Excel no significa que uno no esté tomando decisiones de política. Uno puede tomar decisiones de política muy fundadas y basadas en teoría, evidencia y buenos elementos de teoría económica, y en este sentido Martín es un gran ministro, es un gran economista técnico. El background que te da eso a la hora de tomar decisiones es muy importante. Las decisiones se toman de acuerdo a un marco, no perdés el norte y lo tenés claro", remarca.

Lo que ocurrió el último lunes por la noche y tras incontables Zooms maratónicos con acreedores de distintas partes del mundo "es un acuerdo histórico en cuanto al monto de la operación, a nivel mundial. Es un hito de importancia mundial porque es muy difícil reestructurar en general y mucho más a medida de que es más grande el tamaño de la reestructura". "En el tema financiero y de deuda todavía queda un camino por recorrer, no está terminado ese proceso. Seguramente los pasos siguientes tienen dinámicas distintas, la discusión con el FMI se dará con un nuevo marco", se adelanta.

"Luego obviamente hay una agenda de la política económica mucho más general que va a ganar protagonismo en la medida en que este problema va a dejar de tener centralidad", cierra con respecto a este capítulo que se ganó incluso los elogios de parte de la oposición. Detrás de Guzmán hay un equipo de profesionales que en gran parte se formó en nuestra UNLP y ahora sale a la cancha del mundo con todas esas herramientas, las de la universidad pública.

COMENTARIOS

Es el secretario de Finanzas de la Nación. En diálogo con 0221.com.ar cuenta cómo conoció al ministro de Economía entre clases y cafés, en Económicas.