Un platense probará la vacuna contra el COVID-19: "Hay que poner un granito de arena" | 0221
0221
0221

Un platense probará la vacuna contra el COVID-19: "Hay que poner un granito de arena"

Se trata del ensayo clínico que impulsan las empresas Pfizer y BioNTech. Este lunes comenzaron a aplicarse las primeras dosis en el Hospital Militar de Palermo.

Preocupado por el avance de la pandemia en el país y en La Plata, Martín Pelle, un vecino del barrio San Carlos de 36 de años, decidió inscribirse como voluntario para participar de la última etapa de experimentación de la vacuna contra el coronavirus que desarrollaron los prestigiosos laboratorios Pfizer y BioNTech. El joven será inyectado en los próximos días y según le adelantaron los especialistas recibirá una dosis de la vacuna que podría ponerle fin a la pandemia.

"Me ofrecí para participar de las pruebas hace unos 15 días atrás y este lunes recibí la confirmación de que quedé seleccionado para recibirla. Me van a pasar a buscar con un auto de la aplicación Cabify y voy ir al Hospital Militar donde se están haciendo las pruebas", le contó a 0221.com.ar mientras espera el ansiado momento. En ese sentido, contó que decidió anotarse para aportar su granito de arena en medio de la pandemia y agregó: "Yo vivo con mi vieja, cumplo con todas las precauciones pero quiero sumar. Por ahora dijeron que está avanzada pero falta terminar con estas pruebas".

Para poder formar parte de estos ensayos clínicos, los profesionales de la salud que están a cargo del estudio le hicieron una serie de preguntas para saber si cumplía con los requisitos necesarios y los expertos le consultaron por enfermedades de base, alergias o si toma alguna medicación.

"Hay a gente a la que le dan la vacuna y a otros un placebo. A mí me toca la vacuna y por lo que me explicaron los efectos secundarios son mínimos como irritación en la piel y un poco de dolor de cabeza pero eso para la gente que tiene baja presión. Igual te piden muchos requisitos y por lo que me dijeron las personas que se contactaron conmigo la dosis es similar a la penicilina", detalló Pelle en diálogo con este portal.

Más de 25.000 voluntarios se inscribieron para realizar el estudio pero solo 4.500 personas fueron seleccionadas para el testeo que, a diferencia de otros lugares del mundo, en Argentina se está realizando en la tercera fase. "Esto es algo voluntario, tengo un vecino que lo pasan a buscar el domingo y también quiere hacerlo por el tema de su familia, por precaución y para colaborar. No podemos seguir así, hay que poner un granito de arena", sostuvo el joven platense.

En cuanto al procedimiento, remarcó que estará unas tres horas y allí le realizarán una variedad de análisis antes de aplicarle la dosis de la vacuna en cuestión. "Es como cuando vas a donar sangre, pasas la mañana en ayunas y te dan algo para comer. Después regreso con el auto de Cabify para La Plata", explicó.

Una vez que Pelle reciba la vacuna, los especialistas se conectarán con él en 15 días para saber cuál fue la respuesta en su organismo y, en caso de que todo salga bien, lo citarán para que reciba la segunda dosis. "Un joven me explicó que son pequeñas células muertas de COVID-19 y ahí el cuerpo empieza a fabricar los anticuerpos. A los quince días se comunican conmigo para saber cómo estoy y al mes se realizan otros controles. Si todo sale bien, ya tendría los anticuerpos necesarios y se aplica la segunda dosis. Ahí se culmina todo pero van a ir chequeando para ver cómo culmina todo", remarcó entusiasmado.

Pfizer proyecta tener la vacuna contra el coronavirus para fin de año, aunque todo depende de los resultados de esta última fase de experimentación de su producto. Si el trabajo recibe el visto bueno, la disponibilidad de dosis dependerá del rol de las entidades regulatorias y la capacidad logística de cada país.

Un platense probará la vacuna contra el COVID-19: "Hay que poner un granito de arena"
En el Hospital Militar

Un platense probará la vacuna contra el COVID-19: "Hay que poner un granito de arena"

Se trata del ensayo clínico que impulsan las empresas Pfizer y BioNTech. Este lunes comenzaron a aplicarse las primeras dosis en el Hospital Militar de Palermo.

11 de agosto de 2020

Preocupado por el avance de la pandemia en el país y en La Plata, Martín Pelle, un vecino del barrio San Carlos de 36 de años, decidió inscribirse como voluntario para participar de la última etapa de experimentación de la vacuna contra el coronavirus que desarrollaron los prestigiosos laboratorios Pfizer y BioNTech. El joven será inyectado en los próximos días y según le adelantaron los especialistas recibirá una dosis de la vacuna que podría ponerle fin a la pandemia.

"Me ofrecí para participar de las pruebas hace unos 15 días atrás y este lunes recibí la confirmación de que quedé seleccionado para recibirla. Me van a pasar a buscar con un auto de la aplicación Cabify y voy ir al Hospital Militar donde se están haciendo las pruebas", le contó a 0221.com.ar mientras espera el ansiado momento. En ese sentido, contó que decidió anotarse para aportar su granito de arena en medio de la pandemia y agregó: "Yo vivo con mi vieja, cumplo con todas las precauciones pero quiero sumar. Por ahora dijeron que está avanzada pero falta terminar con estas pruebas".

Para poder formar parte de estos ensayos clínicos, los profesionales de la salud que están a cargo del estudio le hicieron una serie de preguntas para saber si cumplía con los requisitos necesarios y los expertos le consultaron por enfermedades de base, alergias o si toma alguna medicación.

"Hay a gente a la que le dan la vacuna y a otros un placebo. A mí me toca la vacuna y por lo que me explicaron los efectos secundarios son mínimos como irritación en la piel y un poco de dolor de cabeza pero eso para la gente que tiene baja presión. Igual te piden muchos requisitos y por lo que me dijeron las personas que se contactaron conmigo la dosis es similar a la penicilina", detalló Pelle en diálogo con este portal.

Más de 25.000 voluntarios se inscribieron para realizar el estudio pero solo 4.500 personas fueron seleccionadas para el testeo que, a diferencia de otros lugares del mundo, en Argentina se está realizando en la tercera fase. "Esto es algo voluntario, tengo un vecino que lo pasan a buscar el domingo y también quiere hacerlo por el tema de su familia, por precaución y para colaborar. No podemos seguir así, hay que poner un granito de arena", sostuvo el joven platense.

En cuanto al procedimiento, remarcó que estará unas tres horas y allí le realizarán una variedad de análisis antes de aplicarle la dosis de la vacuna en cuestión. "Es como cuando vas a donar sangre, pasas la mañana en ayunas y te dan algo para comer. Después regreso con el auto de Cabify para La Plata", explicó.

Una vez que Pelle reciba la vacuna, los especialistas se conectarán con él en 15 días para saber cuál fue la respuesta en su organismo y, en caso de que todo salga bien, lo citarán para que reciba la segunda dosis. "Un joven me explicó que son pequeñas células muertas de COVID-19 y ahí el cuerpo empieza a fabricar los anticuerpos. A los quince días se comunican conmigo para saber cómo estoy y al mes se realizan otros controles. Si todo sale bien, ya tendría los anticuerpos necesarios y se aplica la segunda dosis. Ahí se culmina todo pero van a ir chequeando para ver cómo culmina todo", remarcó entusiasmado.

Pfizer proyecta tener la vacuna contra el coronavirus para fin de año, aunque todo depende de los resultados de esta última fase de experimentación de su producto. Si el trabajo recibe el visto bueno, la disponibilidad de dosis dependerá del rol de las entidades regulatorias y la capacidad logística de cada país.

COMENTARIOS

Se trata del ensayo clínico que impulsan las empresas Pfizer y BioNTech. Este lunes comenzaron a aplicarse las primeras dosis en el Hospital Militar de Palermo.