La UNLP puso el foco en la salud mental en los barrios de La Plata por la cuarentena | 0221
0221
0221

La UNLP puso el foco en la salud mental en los barrios de La Plata por la cuarentena

La Universidad publicó un informe en el que destacada que el tema requiere atención desde los efectores de salud y los referentes comunitarios.

Luego de 100 días de aislamiento social, preventivo y obligatorio, los integrantes de la brigada sanitaria Ramona Medina de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP advirtieron que la salud mental debe ser atendida como un aspecto más del cuidado de las personas durante la emergencia por el coronavirus. En ese marco, publicaron un estudio que reveló que el 14,1% de las familias sufrieron cambios en los estados de ánimo por el aislamiento.

"Las familias están recibiendo atención por parte de efectores de salud pública, pero en el campo de la salud mental ese tratamiento debe profundizarse, por eso es muy interesante esta pesquisa en torno a problemáticas especialmente de los niños", sostuvo la psicóloga Adriana Villaba, quien es Secretaria de Extensión de la Facultad de Psicología. En ese sentido, la representante del Comité de Crisis de Melchor Romero destacó la importancia de relevar datos sobre la salud mental en los barrios, especialmente en lo que atañe a los menores.

Las jornadas cubrieron las cuatro manzanas comprendidas entre las calles 5 y avenida 7 y 90 y 92 el jueves 25 y once manzanas comprendidas entre las calles 115 y 119 y 609 y 613 bis el viernes 26, totalizando 714 personas y 205 viviendas censadas.

La actividad consistió en la entrevista personalizada casa por casa para el relevamiento de la presencia de síntomas y signos compatibles con COVID-19, de la presencia de factores de riesgo y una serie de indicadores socioambientales dirigidos a evaluar de manera integral la vulnerabilidad tanto del virus como a las condiciones de aislamiento social preventivo y obligatorio. El relevamiento incluyó la geolocalización de estos datos. Durante la actividad también se acercó información referida a educación para la salud y a diversas problemáticas asociadas al acceso a herramientas para garantizar derechos.

En lo que respecta a la salud mental, se incluyeron preguntas generadas por un equipo de profesionales del Comité Popular de Emergencia de Villa Elvira, que indagaron sobre si en la familia se sufrió cambios en los estados de ánimo, depresión, enojo o angustia, si se han notado cambios en la conducta de niñas o niños, alteraciones del sueño, irritabilidad o apatía. También se indagó sobre si se habían intentado pedir ayuda psicológica y, de haberlo hecho, si habían podido conseguirla.

Del análisis primario de los datos, se destaca que en la distribución etaria de la población relevada, se observan una mayor proporción de población de menores edades. Respecto de la consulta si en la familia se ha sufrido cambios en los estados de ánimo, el 14,1% declaró haberlos sufrido en al menos uno de los miembros adultos de esta familia, declarándose en el 3,4% depresión, el 6% de los casos enojo, el 5% de los casos angustia y el 3,2% otros. En al menos un 3,5% de las familias relevadas se declaró la manifestación de más de un tipo de cambio en el estado de ánimo.

Respecto de la consulta si se han notado cambios en la conducta de niños de la familia, el 14,1% de las familias con niños declaró haberlos observado, declarándose en el 5,7% alteración del sueño, el 8,8% de los casos irritabilidad, el 0,8% de los casos apatía y el 3,9% otras manifestaciones. En el 5,1% de los casos relevados, se declaró la manifestación de más de un tipo de cambio en el estado de ánimo.

La UNLP puso el foco en la salud mental en los barrios de La Plata por la cuarentena
Cambios de ánimo

La UNLP puso el foco en la salud mental en los barrios de La Plata por la cuarentena

La Universidad publicó un informe en el que destacada que el tema requiere atención desde los efectores de salud y los referentes comunitarios.

06 de julio de 2020

Luego de 100 días de aislamiento social, preventivo y obligatorio, los integrantes de la brigada sanitaria Ramona Medina de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP advirtieron que la salud mental debe ser atendida como un aspecto más del cuidado de las personas durante la emergencia por el coronavirus. En ese marco, publicaron un estudio que reveló que el 14,1% de las familias sufrieron cambios en los estados de ánimo por el aislamiento.

"Las familias están recibiendo atención por parte de efectores de salud pública, pero en el campo de la salud mental ese tratamiento debe profundizarse, por eso es muy interesante esta pesquisa en torno a problemáticas especialmente de los niños", sostuvo la psicóloga Adriana Villaba, quien es Secretaria de Extensión de la Facultad de Psicología. En ese sentido, la representante del Comité de Crisis de Melchor Romero destacó la importancia de relevar datos sobre la salud mental en los barrios, especialmente en lo que atañe a los menores.

Las jornadas cubrieron las cuatro manzanas comprendidas entre las calles 5 y avenida 7 y 90 y 92 el jueves 25 y once manzanas comprendidas entre las calles 115 y 119 y 609 y 613 bis el viernes 26, totalizando 714 personas y 205 viviendas censadas.

La actividad consistió en la entrevista personalizada casa por casa para el relevamiento de la presencia de síntomas y signos compatibles con COVID-19, de la presencia de factores de riesgo y una serie de indicadores socioambientales dirigidos a evaluar de manera integral la vulnerabilidad tanto del virus como a las condiciones de aislamiento social preventivo y obligatorio. El relevamiento incluyó la geolocalización de estos datos. Durante la actividad también se acercó información referida a educación para la salud y a diversas problemáticas asociadas al acceso a herramientas para garantizar derechos.

En lo que respecta a la salud mental, se incluyeron preguntas generadas por un equipo de profesionales del Comité Popular de Emergencia de Villa Elvira, que indagaron sobre si en la familia se sufrió cambios en los estados de ánimo, depresión, enojo o angustia, si se han notado cambios en la conducta de niñas o niños, alteraciones del sueño, irritabilidad o apatía. También se indagó sobre si se habían intentado pedir ayuda psicológica y, de haberlo hecho, si habían podido conseguirla.

Del análisis primario de los datos, se destaca que en la distribución etaria de la población relevada, se observan una mayor proporción de población de menores edades. Respecto de la consulta si en la familia se ha sufrido cambios en los estados de ánimo, el 14,1% declaró haberlos sufrido en al menos uno de los miembros adultos de esta familia, declarándose en el 3,4% depresión, el 6% de los casos enojo, el 5% de los casos angustia y el 3,2% otros. En al menos un 3,5% de las familias relevadas se declaró la manifestación de más de un tipo de cambio en el estado de ánimo.

Respecto de la consulta si se han notado cambios en la conducta de niños de la familia, el 14,1% de las familias con niños declaró haberlos observado, declarándose en el 5,7% alteración del sueño, el 8,8% de los casos irritabilidad, el 0,8% de los casos apatía y el 3,9% otras manifestaciones. En el 5,1% de los casos relevados, se declaró la manifestación de más de un tipo de cambio en el estado de ánimo.

COMENTARIOS

La Universidad publicó un informe en el que destacada que el tema requiere atención desde los efectores de salud y los referentes comunitarios.