El satélite de la UNLP: "Demostramos que estas cosas se pueden hacer en la Universidad" | 0221
0221
0221

El satélite de la UNLP: "Demostramos que estas cosas se pueden hacer en la Universidad"

La casa de estudios desarrollará su satélite propio y recibirá propuestas de jóvenes para definir la misión que tendrá.

La UNLP construirá su propio satélite, el cual podrá ser utilizado para estudiar las características del suelo, analizar el agua o el urbanismo, ver el movimiento de tierras, detectar incendios u observar cambios meteorológicos.

La casa de estudios desarrollará el “Satélite Universitario”, un proyecto de la Facultad de Ingeniería a través del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA), y lanzó una convocatoria de propuestas para definir la misión que tendrá.

En ese sentido, se busca que los alumnos y la comunidad científica de la UNLP presenten propuestas con los objetivos e información que debería recolectar el satélite para cumplir la misión una vez que esté en el espacio.

Al respecto, el vicepresidente de la UNLP y director del CTA, Marcos Actis, explicó en declaraciones a Télam que el satélite estará listo en noviembre del 2021, y que “cuando esté definido qué vamos a medir, haremos una nueva convocatoria para que otros integrantes del sistema construyan el instrumento".

"Nos propusimos hacer un satélite y lanzamos primero una convocatoria -que vence en agosto- dentro del sistema científico de la Universidad para definir qué misión tendrá”, señaló.

Actis indicó que el objetivo la iniciativa "es incentivar a los jóvenes a la participación en este tipo de proyecto y al desarrollo de tecnología, demostrar que se pueden hacer estas cosas en la universidad".

Sobre esto, remarcó la importancia de la premisa “ciencia al alcance de todos”, ya que es fundamental “que los chicos sepan que estas cosas se hacen en el país: tenemos la tecnología, la capacidad y los recursos humanos capacitados para ello".

Por su parte, la coordinadora de la iniciativa e ingeniera aeronáutica, Sonia Botta, manifestó que “los interesados deben acercar propuestas del tipo científico-tecnológico. De ser posible, las propuestas tendrían que estar acompañadas de detalles más técnicos. En el caso de los objetivos científicos, requerimientos como la sensibilidad o resolución del instrumento, parámetros específicos que se buscan detectar; y en el caso de la instrumentación, los requerimientos tecnológicos como la potencia máxima, la energía o el control térmico", detalló.

La elaboración del nanosatélite , un pequeño instrumento de la categoría denominada “CubeSat”, será de 30cm por 30cm y pesará unos 20 kilos, y demandará una inversión de unos 20 mil dólares que serán aportados en su totalidad con fondos del CTA.

Asimismo, tendrá una estructura de aluminio con un sistema de navegación en su interior que será construido por la Facultad. Las baterías de litio, los paneles solares y las mantas doradas serán desarrollados en el laboratorio del Centro Tecnológico Aeroespacial. "Queremos poner ese instrumento que los científicos necesiten, construirlo y prestar un servicio para investigadores que requieran datos y que hoy por hoy se pueden conseguir, pero recurriendo a agencias extranjeras", dijo Actis.

Por último, Actis se refirió a cómo pondrán el satélite en órbita: “Lo que es oneroso es el lanzamiento, que arranca en los 200 mil dólares. Pero confiamos en que, por los vínculos que estamos generando con China y con la NASA, en Estados Unidos, podamos colocarlo en alguna misión que ellos hagan".

Sin embargo, subrayó que la aspiración es "que se reactive el plan de tener un lanzador propio para poder ser nosotros mismos los que ponemos en órbita el satélite que vamos a construir acá".

El satélite de la UNLP: "Demostramos que estas cosas se pueden hacer en la Universidad"
Ciencia y tecnología

El satélite de la UNLP: "Demostramos que estas cosas se pueden hacer en la Universidad"

La casa de estudios desarrollará su satélite propio y recibirá propuestas de jóvenes para definir la misión que tendrá.

05 de julio de 2020

La UNLP construirá su propio satélite, el cual podrá ser utilizado para estudiar las características del suelo, analizar el agua o el urbanismo, ver el movimiento de tierras, detectar incendios u observar cambios meteorológicos.

La casa de estudios desarrollará el “Satélite Universitario”, un proyecto de la Facultad de Ingeniería a través del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA), y lanzó una convocatoria de propuestas para definir la misión que tendrá.

En ese sentido, se busca que los alumnos y la comunidad científica de la UNLP presenten propuestas con los objetivos e información que debería recolectar el satélite para cumplir la misión una vez que esté en el espacio.

Al respecto, el vicepresidente de la UNLP y director del CTA, Marcos Actis, explicó en declaraciones a Télam que el satélite estará listo en noviembre del 2021, y que “cuando esté definido qué vamos a medir, haremos una nueva convocatoria para que otros integrantes del sistema construyan el instrumento".

"Nos propusimos hacer un satélite y lanzamos primero una convocatoria -que vence en agosto- dentro del sistema científico de la Universidad para definir qué misión tendrá”, señaló.

Actis indicó que el objetivo la iniciativa "es incentivar a los jóvenes a la participación en este tipo de proyecto y al desarrollo de tecnología, demostrar que se pueden hacer estas cosas en la universidad".

Sobre esto, remarcó la importancia de la premisa “ciencia al alcance de todos”, ya que es fundamental “que los chicos sepan que estas cosas se hacen en el país: tenemos la tecnología, la capacidad y los recursos humanos capacitados para ello".

Por su parte, la coordinadora de la iniciativa e ingeniera aeronáutica, Sonia Botta, manifestó que “los interesados deben acercar propuestas del tipo científico-tecnológico. De ser posible, las propuestas tendrían que estar acompañadas de detalles más técnicos. En el caso de los objetivos científicos, requerimientos como la sensibilidad o resolución del instrumento, parámetros específicos que se buscan detectar; y en el caso de la instrumentación, los requerimientos tecnológicos como la potencia máxima, la energía o el control térmico", detalló.

La elaboración del nanosatélite , un pequeño instrumento de la categoría denominada “CubeSat”, será de 30cm por 30cm y pesará unos 20 kilos, y demandará una inversión de unos 20 mil dólares que serán aportados en su totalidad con fondos del CTA.

Asimismo, tendrá una estructura de aluminio con un sistema de navegación en su interior que será construido por la Facultad. Las baterías de litio, los paneles solares y las mantas doradas serán desarrollados en el laboratorio del Centro Tecnológico Aeroespacial. "Queremos poner ese instrumento que los científicos necesiten, construirlo y prestar un servicio para investigadores que requieran datos y que hoy por hoy se pueden conseguir, pero recurriendo a agencias extranjeras", dijo Actis.

Por último, Actis se refirió a cómo pondrán el satélite en órbita: “Lo que es oneroso es el lanzamiento, que arranca en los 200 mil dólares. Pero confiamos en que, por los vínculos que estamos generando con China y con la NASA, en Estados Unidos, podamos colocarlo en alguna misión que ellos hagan".

Sin embargo, subrayó que la aspiración es "que se reactive el plan de tener un lanzador propio para poder ser nosotros mismos los que ponemos en órbita el satélite que vamos a construir acá".

COMENTARIOS

La casa de estudios desarrollará su satélite propio y recibirá propuestas de jóvenes para definir la misión que tendrá.