Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto | 0221
0221
0221

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto

El presidente encabezó un nuevo mensaje junto a Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, con quienes acordó mantener el aislamiento sin cambios.


El presidente Alberto Fernández anunció que hasta el 16 de agosto la cuarentena seguirá como hasta ahora en función de un nivel de circulación del coronavirus que se ha visto incrementado en las últimas semanas. Sobre el final del mensaje, el mandatario anticipó que en el decreto de prórroga del aislamiento se prohibirán expresamente los encuentros sociales, considerados como factores determinantes en la propagación del mal.

Lo hizo en el mensaje a los argentinos que brindó este mediodía desde la residencia de Olivos junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con quienes resolvió en las últimas 24 horas el modo en el Argentina seguirá gestionando la emergencia sanitaria producto de la pandemia de COVID-19.

Mostrando las curvas de circualación del virus y la tasa de mortalidad, el mandatario analizó que ha habido cierto relajamiento en los cuidados, al que le atribuye la evolución de los números, con un aumentos de la cantidad de paciente pero también de los fallecidos. No obstante, elogió que la preparación del sistema sanitario en los tres meses previos fue decisivo para que esos números reflejen de todos modos un nivel de impacto de la enfermedad menor al de otros países de la región.

Igual tuvo un tono crítico respecto a la evolución de la enfermedad tuvo en algunas provincia. "Detesto decirles esto pero es lo que nos pasa", dijo el presidente para afirmar que "aumentó la circulación". Y apeló a la responsabilidad social para que no se paguen los costos que puede tener la decisión de flexibilizar las actividades.

El tono del presidente fue por momentos firme, de reprimenda. Pero por otros pareció más de súplica, especialmente cuando le habló a los jóvenes. “Lo que tenemos que hacer es parar el crecimiento de la infección y para hacerlo, si no hay cuarentena, depende de nuestra responsabilidad. Y eso es una decisión conjunta”, dijo y reafirmó que “la situación está todavía muy lejos de ser contenida”.

Y al hablarle a los jóvenes dijo: “Todos fuimos jóvenes y es importante el encuentro con los amigos. Yo extraño los resultados o el fútbol tanto como ustedes. Pero no podemos hacerlo”.

“Los jóvenes piensan que son inmunes, y es verdad que la sobrellevan mejor, pero contagian. Y la enfermedad es impiadosa con los adultos mayores”, afirmó Fernández.

Y calificó de “sonsera” a las realizaciones de fiestas clandestinas, juntada, asados y reuniones ocultas. “No podemos porque cada encuentro es un riesgo enorme al que nos sometemos y sometemos al otro”.

Y cerró: “Que estemos preocupados porque no vemos el horizonte es razonable. Pero les pido por favor que nos ayuden y nos acompañen porque nosotros los necesitamos hoy más que nunca”.

Sobre el final del mensaje, y después de escuchar a Rodriguez Larreta y Kicillof apeló a un recurso temporal gráfico para dimensionar el impacto del mal: la reunión duró 61 minutos y según las estadísticas en este tiempo se contagiaron 268 personas y murieron cuatro.

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto
PANDEMIA

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto

El presidente encabezó un nuevo mensaje junto a Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, con quienes acordó mantener el aislamiento sin cambios.

31 de julio de 2020


El presidente Alberto Fernández anunció que hasta el 16 de agosto la cuarentena seguirá como hasta ahora en función de un nivel de circulación del coronavirus que se ha visto incrementado en las últimas semanas. Sobre el final del mensaje, el mandatario anticipó que en el decreto de prórroga del aislamiento se prohibirán expresamente los encuentros sociales, considerados como factores determinantes en la propagación del mal.

Lo hizo en el mensaje a los argentinos que brindó este mediodía desde la residencia de Olivos junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con quienes resolvió en las últimas 24 horas el modo en el Argentina seguirá gestionando la emergencia sanitaria producto de la pandemia de COVID-19.

Mostrando las curvas de circualación del virus y la tasa de mortalidad, el mandatario analizó que ha habido cierto relajamiento en los cuidados, al que le atribuye la evolución de los números, con un aumentos de la cantidad de paciente pero también de los fallecidos. No obstante, elogió que la preparación del sistema sanitario en los tres meses previos fue decisivo para que esos números reflejen de todos modos un nivel de impacto de la enfermedad menor al de otros países de la región.

Igual tuvo un tono crítico respecto a la evolución de la enfermedad tuvo en algunas provincia. "Detesto decirles esto pero es lo que nos pasa", dijo el presidente para afirmar que "aumentó la circulación". Y apeló a la responsabilidad social para que no se paguen los costos que puede tener la decisión de flexibilizar las actividades.

El tono del presidente fue por momentos firme, de reprimenda. Pero por otros pareció más de súplica, especialmente cuando le habló a los jóvenes. “Lo que tenemos que hacer es parar el crecimiento de la infección y para hacerlo, si no hay cuarentena, depende de nuestra responsabilidad. Y eso es una decisión conjunta”, dijo y reafirmó que “la situación está todavía muy lejos de ser contenida”.

Y al hablarle a los jóvenes dijo: “Todos fuimos jóvenes y es importante el encuentro con los amigos. Yo extraño los resultados o el fútbol tanto como ustedes. Pero no podemos hacerlo”.

“Los jóvenes piensan que son inmunes, y es verdad que la sobrellevan mejor, pero contagian. Y la enfermedad es impiadosa con los adultos mayores”, afirmó Fernández.

Y calificó de “sonsera” a las realizaciones de fiestas clandestinas, juntada, asados y reuniones ocultas. “No podemos porque cada encuentro es un riesgo enorme al que nos sometemos y sometemos al otro”.

Y cerró: “Que estemos preocupados porque no vemos el horizonte es razonable. Pero les pido por favor que nos ayuden y nos acompañen porque nosotros los necesitamos hoy más que nunca”.

Sobre el final del mensaje, y después de escuchar a Rodriguez Larreta y Kicillof apeló a un recurso temporal gráfico para dimensionar el impacto del mal: la reunión duró 61 minutos y según las estadísticas en este tiempo se contagiaron 268 personas y murieron cuatro.

COMENTARIOS

El presidente encabezó un nuevo mensaje junto a Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, con quienes acordó mantener el aislamiento sin cambios.