Permitirán el autocultivo de cannabis medicinal y la venta de aceites en las farmacias | 0221
0221
0221

Permitirán el autocultivo de cannabis medicinal y la venta de aceites en las farmacias

El borrador de la nueva reglamentación ya fue girado a organizaciones, médicos y científicos que estudian el tema. Buscan regular y producir cannabis medicinal.

Aunque hace más de 3 años se sancionó la ley que permite el uso medicinal de cannabis en el país, el autocultivo todavía seguía desregulado y criminalizado. Ahora el Gobierno nacional presentó un borrador de proyecto que habilita a los y las usuarias terapéuticas a plantar en sus hogares y además habilita el expendio de aceites terapéuticos en farmacias junto con la producción pública. 

Lo comunicó en una reunión virtual el ministro de Salud de la Nación Ginés González García a organizaciones del mundo cannábico, profesionales médicos, docentes y científicos que integran del Consejo Consultivo Honorario. "Es un día importantísimo para demostrar que se puede gestionar de cara a la sociedad", dijo el funcionario en la teleconferencia.

Lo más importante que contiene el borrador (que aprobará el consejo consultivo antes de seguir su curso hacia la firma del presidente Alberto Fernández y la publicación en el Boletín Oficial) es el reglamento del artículo 8 de la ley 27.350, que incluye la autorización del cultivo personal y en red para los usuarios, investigadores y pacientes que se registren el Programa de Cannabis (REPROCANN).

Los límites en la cantidad de plantas permitidas en cada hogar o en las sedes de las organizaciones para los cultivos solidarios se conocerán recién cuando la cartera sanitaria redacte las resoluciones particulares, pero seguramente sea materia de discusión durante las reuniones que se desarrollen en los próximos días.

El borrador no habilita a que cualquier persona tenga plantas de cannabis en su casa, pero sí que ingresen al circuito de la legalidad todos aquellos cultivadores solidarios, familias y agrupaciones que vienen sosteniendo la demanda de usuarios de cannabis para uso medicinal.

En la actualidad, tener semillas y plantas en el ámbito privado (sea cual sea el objetivo, terapéutico o recreacional) está penado por la ley de drogas con hasta 15 años de prisión. Por lo menos en el ámbito medicinal, la decisión del Gobierno significaría el fin de la criminalización de pacientes y cultivadores solidarios.

Por otra parte, el Gobierno también contempla legalizar el expendio en farmacias habilitadas para producir "formulaciones magistrales", como aceites, tinturas o cremas. "Los pacientes que no estén inscriptos en el Programa, pero que tuvieren como prescripción médica el uso de la planta de cannabis y sus derivados y su patología esté contemplada por el Programa, podrán adquirirlo a través de la importación de especialidades farmacéuticas o por formulaciones magistrales elaboradas por farmacias habilitadas a tal fin", reza el texto borrador.

Por otra parte cortará el límite que imponía el modelo del gobierno de Mauricio Macri respecto de las patologías habilitadas para el tratamiento. Ya no sólo tendrán el permiso los pacientes con epilepsias refractarias sino también el resto, cualquiera sea que obtenga efectos positivos.  De esa manera, el Estado garantizaría la provisión gratuita de cannabis de uso medicinal para quienes no cuenten con obra social o cobertura privada.

La nueva reglamentación también incluirá la promoción de programas de extensión universitaria vinculados al cannabis medicinal, el testeo de sustancias y cultivos experimentales para fortalecer la investigación y el acceso. Según anunciaron, se propiciará el cultivo estatal y se le dará prioridad a la producción en laboratorios públicos, algo que varias provincias venían pidiendo, en especial desde hace varios años Santa Fe. 

El ministerio de Salud nacional será responsable de garantizar los insumos necesarios para facilitar la investigación médica y/o científica de la planta de cannabis y "fomentará y priorizará, en vistas de la eficiencia en el uso de los recursos, a la producción regional y aquella realizada a través de los laboratorios públicos nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP)". De esta manera el Gobierno le quita la exclusividad al INTA y al Conicet y  abre el juego a las universidades de todo el país.

Permitirán el autocultivo de cannabis medicinal y la venta de aceites en las farmacias
Borrador del proyecto

Permitirán el autocultivo de cannabis medicinal y la venta de aceites en las farmacias

El borrador de la nueva reglamentación ya fue girado a organizaciones, médicos y científicos que estudian el tema. Buscan regular y producir cannabis medicinal.

16 de julio de 2020

Aunque hace más de 3 años se sancionó la ley que permite el uso medicinal de cannabis en el país, el autocultivo todavía seguía desregulado y criminalizado. Ahora el Gobierno nacional presentó un borrador de proyecto que habilita a los y las usuarias terapéuticas a plantar en sus hogares y además habilita el expendio de aceites terapéuticos en farmacias junto con la producción pública. 

Lo comunicó en una reunión virtual el ministro de Salud de la Nación Ginés González García a organizaciones del mundo cannábico, profesionales médicos, docentes y científicos que integran del Consejo Consultivo Honorario. "Es un día importantísimo para demostrar que se puede gestionar de cara a la sociedad", dijo el funcionario en la teleconferencia.

Lo más importante que contiene el borrador (que aprobará el consejo consultivo antes de seguir su curso hacia la firma del presidente Alberto Fernández y la publicación en el Boletín Oficial) es el reglamento del artículo 8 de la ley 27.350, que incluye la autorización del cultivo personal y en red para los usuarios, investigadores y pacientes que se registren el Programa de Cannabis (REPROCANN).

Los límites en la cantidad de plantas permitidas en cada hogar o en las sedes de las organizaciones para los cultivos solidarios se conocerán recién cuando la cartera sanitaria redacte las resoluciones particulares, pero seguramente sea materia de discusión durante las reuniones que se desarrollen en los próximos días.

El borrador no habilita a que cualquier persona tenga plantas de cannabis en su casa, pero sí que ingresen al circuito de la legalidad todos aquellos cultivadores solidarios, familias y agrupaciones que vienen sosteniendo la demanda de usuarios de cannabis para uso medicinal.

En la actualidad, tener semillas y plantas en el ámbito privado (sea cual sea el objetivo, terapéutico o recreacional) está penado por la ley de drogas con hasta 15 años de prisión. Por lo menos en el ámbito medicinal, la decisión del Gobierno significaría el fin de la criminalización de pacientes y cultivadores solidarios.

Por otra parte, el Gobierno también contempla legalizar el expendio en farmacias habilitadas para producir "formulaciones magistrales", como aceites, tinturas o cremas. "Los pacientes que no estén inscriptos en el Programa, pero que tuvieren como prescripción médica el uso de la planta de cannabis y sus derivados y su patología esté contemplada por el Programa, podrán adquirirlo a través de la importación de especialidades farmacéuticas o por formulaciones magistrales elaboradas por farmacias habilitadas a tal fin", reza el texto borrador.

Por otra parte cortará el límite que imponía el modelo del gobierno de Mauricio Macri respecto de las patologías habilitadas para el tratamiento. Ya no sólo tendrán el permiso los pacientes con epilepsias refractarias sino también el resto, cualquiera sea que obtenga efectos positivos.  De esa manera, el Estado garantizaría la provisión gratuita de cannabis de uso medicinal para quienes no cuenten con obra social o cobertura privada.

La nueva reglamentación también incluirá la promoción de programas de extensión universitaria vinculados al cannabis medicinal, el testeo de sustancias y cultivos experimentales para fortalecer la investigación y el acceso. Según anunciaron, se propiciará el cultivo estatal y se le dará prioridad a la producción en laboratorios públicos, algo que varias provincias venían pidiendo, en especial desde hace varios años Santa Fe. 

El ministerio de Salud nacional será responsable de garantizar los insumos necesarios para facilitar la investigación médica y/o científica de la planta de cannabis y "fomentará y priorizará, en vistas de la eficiencia en el uso de los recursos, a la producción regional y aquella realizada a través de los laboratorios públicos nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP)". De esta manera el Gobierno le quita la exclusividad al INTA y al Conicet y  abre el juego a las universidades de todo el país.

COMENTARIOS

El borrador de la nueva reglamentación ya fue girado a organizaciones, médicos y científicos que estudian el tema. Buscan regular y producir cannabis medicinal.